LA REFORMA LABORAL SE CALIENTA

El Gobierno permitirá mas contratos temporales

05 de noviembre de 2021

Gobierno y patronal chocan nuevamente con la reforma laboral que no solo no ha rota la armonía del Gobierno de coalición sino que va a dar mucho que hablar tras las declaraciones de Diaz , Garamendi, Calviño y Faine y las novedades anunciadas vía filtración que no gustaran nada a los sindicatos

Compartir en:

El primero en cambiar de tercio ha sido el mismísimo Gobierno que según “fuentes cercanas a la reforma” se abre ahora a que el límite a la temporalidad del 15% de la plantilla sea flexible y se pueda regular un porcentaje mayor en la negociación colectiva en algunos sectores, un paso atrás sobre su propuesta inicial que se dio en la reunión de la reforma laboral del miércoles.
Según han confirmado fuentes de la mesa de diálogo social, la reunión de ayer sirvió para dar un giro de 180 grados respecto al planteamiento del Ministerio de Trabajo. Si hasta ahora la única opción viable para el departamento que dirige la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, pasaba por un máximo de temporalidad del 15% (era una de las medidas 'estrella'), el Gobierno se abre finalmente a flexibilizar el número de contratos temporales y el porcentaje queda abierto a modificaciones en el curso de la negociación.

Ya el secretario de Estado de Empleo, Pérez Rey, señaló por la mañana, en rueda de prensa de valoración de los datos de paro y afiliación de octubre, que había disposición a hacer modificaciones a la propuesta del 15%. Según dijo, había que ver si ese límite de temporalidad máxima "se acomoda a los intereses del conjunto de interlocutores, si puede variarse o individualizarse para que sea menos indiscriminado y más efectivo". Ese punto, junto con el de la redefinición de las causas a las que debe ceñirse en contrato temporal, fue el punto clave en la reunión del miércoles. Desde que Trabajo planteara el límite en octubre, el Ministerio ya había modulado ligeramente la medida, aceptando una temporalidad de más del 15% si se traducía en más contrataciones.

La dificultad de la negociación llevó también ayer a Díaz a reconocer que "técnicamente" no se puede derogar la reforma laboral (el concepto 'derogación' ha sido uno de las líneas divisorias en el diálogo). Pero además, la vicepresidenta confirmó que no tocará los días de indemnización por despido que aprobó el PP en 2012.

Tras las últimas novedades reconocidas por la propia Díaz, desde los sindicatos no han tardado en valorar negativamente lo que consideran un paso atrás. El secretario general de Comisiones Obreras (CCOO), Unai Sordo, ha insistido en que "hay que restringir el despido en España" e introducir "medidas de flexibilidad interna" en la próximas reforma laboral para evitar que las empresas recurran a esa vía cuando se encuentren en problemas. Así, la postura de CCOO se opone a la del Gobierno y complica la negociación: "No coincidimos con lo que está diciendo el Gobierno. Hay que meter dificultades para el recurso al despido. Si el despido es libre y barato, la empresa tiene tendencia natural a despedir", ha apuntado Sordo en una entrevista en Antena 3. A cambio de la restricción al despido, Sordo ha sugerido que se introduzcan medidas de flexibilidad interna, como la adaptación de jornada, que se complementen con ayudas públicas para que el trabajador no pierda poder adquisitivo.

El Gobierno cede así ante la postura cerrada de la CEOE. Junto con la limitación de la temporalidad, la otra "línea roja" planteada por la patronal en esta negociación es la derogación de la prevalencia del convenio de empresa. Las grandes empresas no están dispuestas a que vuelva a primar el convenio sectorial, a pesar de que la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, ha incido en la importancia de esta medida para acabar con la precariedad salarial. Según Calviño, la prevalencia del convenio de empresa establecida en la reforma laboral del PP de 2012 ha sido la causa de que en algunos ámbitos como el de las camareras de piso se haya propiciado una competencia a la baja que ha devaluado los salarios.

Calviño habla ya hasta de "un hito"

La negociación de la reforma laboral enfila su fase decisiva de diálogo, y, en este sentido, la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, Nadia Calviño, aseguró que va camino de lograrse “un buen acuerdo”, que será un hito para reescribir la siguiente página y que es "clave para lograr 12.000 millones de euros" procedentes del plan europeo de recuperación, dotado con 140.000 millones de euros.

Y señaló, durante su intervención en el acto de clausura del XX Congreso de Directivos CEDE, organizado en Córdoba, que la reforma laboral ha de mirar al futuro para “erradicar la precariedad” a la vez que favorecer la competitividad de las empresas. Según Calviño, España alcanzará en 2022 velocidad de crucero, pero para ello “todos tenemos que remar en la misma dirección”, ya que “tenemos un buen plan de recuperación, recursos y la determinación para llevarlo a cabo entre todos”. También resaltó que la fase de recuperación está en marcha, y va de menos a más, ya que desde el mes de marzo se aprueban “medidas sin precedente para proteger el tejido productivo y las rentas de las familias”. Y comparó la presente crisis económica, desatada por la pandemia, con la crisis financiera de 2008, en la que “se tardaron 10 años en recuperar la actividad que había y 12 años en recuperar el empleo, con una importante caída de la inversión pública y privada”.

En este sentido, resaltó la respuesta coordinada para hacer frente a la actual crisis, y la recuperación del empleo como uno de los síntomas más importantes, a la vez que los ingresos fiscales, la protección a colectivos más vulnerables y la inversión. Por ello, el siguiente reto, apuntó la ministra, es “aprovechar bien los fondos europeos de recuperación”, ya que estamos “en la senda de antes de que nos golpease la anterior crisis financiera de la que no nos habíamos recuperado cuando nos golpeó este virus”.
Para Calviño, el termómetro que marca este avance es el mercado de trabajo, “y la tendencia es positiva”, ya que la afiliación a las Seguridad Social “nos confirma los 20 millones de ocupados, como las 190.000 personas en ERTE, con la perspectiva de que se siga acelerando su salida en el mes de noviembre”.

También remarcó que el empleo se encuentra al mismo nivel que en la prepandemia. Por tanto, es importante, agregó, que la recuperación sea “fuerte, sostenida y justa, y no un rebote”.

Díaz reconoce que la reforma laboral "técnicamente" no se puede derogar

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha afirmado que no se puede derogar técnicamente la reforma laboral, que hay que actuar contra la temporalidad y la precariedad y que el despido "no lo vamos a tocar por acuerdo de Gobierno" en la mesa de diálogo. Así lo ha manifestado Díaz en el programa "El Objetivo" de la Sexta TV, en el que hizo hincapié en que la mesa de diálogo trabaja con el objetivo de llegar a un acuerdo, con el reto de acabar con la temporalidad, los bajos salarios y cumplir con Europa.

Aunque técnicamente afirmó que no se puede derogar la reforma laboral, agregó que sí se pueden suprimir partes de ella como se hizo con la anulación del despido de un trabajador en baja médica. Díaz afirmó que hay que actuar contra la alta temporalidad y la precariedad salarial, y conseguir la modernización del mercado de trabajo y el reequilibrio en la negociación colectiva, entre otros aspectos. Yolanda Díaz, que dijo que el PP tardó diez años y once meses para salir de la anterior crisis con una reforma laboral durísima para los trabajadores, abogó por implementar mecanismos de protección social y de flexibilidad interna en el nuevo marco de la legislación laboral.
Para Díaz es imprescindible actuar frente a la alta temporalidad -"insoportable y vergonzante"- de los contratos en España. Según afirmó esta modalidad ha de estar justificada y el modelo de producción estacional en España debe ser compatible con la estabilidad, como pasa con el contrato fijo discontinuo. Por ello defendió, entre las propuestas del Ministerio de Trabajo, la implementación de sanciones relevantes en caso de uso y abuso de la temporalidad.


Sobre la precariedad, Díaz señaló que en España tenemos un porcentaje elevado de trabajadores que viven en precario, pasan dificultades y acuden a organizaciones como Cáritas para poder vivir. "Esto se puede cambiar y nos lo podemos permitir", aseguró. Se mostró convencida de que es posible un acuerdo entre las partes: "no me levantaré de la mesa e intentaré el acuerdo con todas las partes" enfatizó, y aseguró que "no hacemos propuestas cerradas porque lo importante es alcanzar el acuerdo".

"El margen está, manifestó, en los mínimos de la patronal, de los sindicatos y en lo que necesita el país". "Estamos en el tramo final de esta reforma y veo posible el acuerdo. Si las partes quieren, va a haber acuerdo", subrayó. Preguntada por la "bronca" entre los ministerios de Economía y Trabajo, la vicepresidenta segunda del Gobierno afirmó que no la ha habido aunque sí un "nuevo debate sobre los contenidos". Con todo, Díaz reconoció que "no hemos dado una buena imagen". La mesa de diálogo necesita, opinó, tranquilidad. "El ruido altera los contenidos de la mesa y siento que se haya producido".
Cuestionada por la medida de incrementar las cotizaciones para garantizar las pensiones futuras esgrimida por el ministro José Luis Escrivá, Díaz dijo que no la ha estudiado con profundidad aunque defendió que el ministro quiera abordarla desde la parte de los ingresos sin recortar las pensiones. "Las pensiones -opinó- forman parte de nuestro salario; cuanto mayor cotización, estamos mejorando pensiones del futuro". Preguntada por la posibilidad de presentarse como candidata a futuras elecciones generales, Yolanda Díaz dijo que "si me quisiera presentar lo diría". "Ahora -continuó la vicepresidenta segunda- estoy volcada en la gestión del ministerio". Añadió que sí quiere trabajar, "aunque no ahora", en un proyecto de país en el que dar protagonismo a la sociedad

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda