El SMI subirá en 2023 y alcanzará los 1.049 euros, el 60% del salario medio

10 de agosto de 2022

El SMI subirá en enero 2023 hasta los 1.049 euros, desde los 1.000 actuales, y llegará al 60 % del salario medio. Así lo adelantó el secretario de Estado de Empleo, Pérez Rey, quien subrayó que con los actuales niveles de inflación el Gobierno "debe cumplir" con su programa y que se subirá en 2023 el salario mínimo interprofesional (SMI) para que alcance el 60% del salario medio.

Compartir en:

En declaraciones en la Sexta, Pérez Rey explicó que a principios de septiembre -la reunión está prevista para el día 2 de ese mes- se verán con la comisión de expertos para analizar en cuánto debe situarse esa subida que se aplicará el año que viene.
En junio del año pasado, la comisión asesora de expertos señaló al Gobierno varios rangos y escenarios de subidas del SMI. En el más elevado, el salario mínimo debía alcanzar los 1.049 euros en 14 pagas en 2023 para cumplir con ese objetivo del 60%. Actualmente, el SMI es de 1.000 euros brutos en 14 pagas. La subida supondrá un 4,9%, lejos del 8% de inflación que se prevé.

Hace solo unos días, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Díaz, aseguraba que "ante una inflación desbocada, imposible para la mayoría social, más que nunca había que subir el SMI".
En un entrevista publicada en 'El Periódico', Díaz ha recordado que ya ha convocado a la comisión de expertos para el próximo día 2 de septiembre para estudiar cuánto ha de subir el SMI. Sobre las medidas del plan de ahorro de energía, Yolanda Díaz aseguró que, si hay alguna comunidad autónoma que no las cumple, "el Gobierno actuará en consecuencia" porque "las leyes se cumplen", a la vez que avisó a las empresas de que "negarse a cumplir el plan de energía es jugar con la vida de la gente". "Son tiempos de absoluta incertidumbre", dijo la vicepresidenta, y ha asegurado que "se van a ajustar el cinturón las energéticas, las grandes entidades financieras y corporaciones que cotizan en bolsa y que tienen beneficios extraordinarios", a la vez que ha defendido los nuevos impuestos a la banca y a las energéticas. En este sentido, señaló que los beneficios de las tres grandes eléctricas crecieron un 47% antes de impuestos, mientras que los salarios en España son bajos y están soportando la inflación con una "dureza extraordinaria".

Compartir en:

Crónica económica te recomienda