EE UU entra en recesión

28 de julio de 2022

Estados Unidos entró en recesión técnica en el segundo trimestre de 2022, cuando su producto interior bruto (PIB) experimentó una caída del 0,2%, tras ya haberse contraído un 0,4% en los tres primeros meses del año, según se desprende de la primera estimación del dato publicada este jueves por la Oficina de Análisis Económico del Gobierno estadounidense.

Compartir en:

Se denomina recesión técnica, según el consenso de los economistas, a la situación económica que se da al encadenar dos trimestres de contracción económica. La Oficina de Análisis explicó en una nota publicada este jueves que entre abril y junio se registraron descensos en inversión privada en inventarios, en inversión residencial fija, en el gasto del Gobierno y en inversión fija no residencial. No obstante, estos retrocesos fueron compensados en parte por un alza en las exportaciones y el gasto de los consumidores.


El organismo también confirma que la contracción económica del segundo trimestre se produjo en un contexto de «continua inflación», bajo desempleo, tipos de interés al alza y problemas persistentes en las cadenas de suministro.

Debido a esta contracción, el PIB de Estados Unidos al cierre del segundo trimestre de 2022 era un 2,5% superior al observado al finalizar el cuarto trimestre de 2019, antes de cualquier impacto de la pandemia del Covid-19. En el primer trimestre, este dato estaba un 2,7% por encima.

En términos puramente anualizados, la forma preferida por la Oficina de presentar los datos, el PIB de Estados Unidos se contrajo un 0,9% en el segundo trimestre del año, frente al descenso anualizado del 1,6% del primer trimestre.

Contención del IPC
Una de la medidas para contener el aumento de la inflación y tratar de enderezar el rumbo de la economía la avanzó este pasado miércoles la Reserva Federal. El objetivo de la Reserva Federal, expresado por su presidente, Jerome Powell, es que la inflación vuelva a un razonable 2%.

Aunque el objetivo era acometer estas actuaciones sin dañar el crecimiento, la subida de tipos hasta la horquilla del 2,25%-2,5%, un nivel considerado neutral por los analistas, es decir, ni estimulante ni restrictivo para la economía podría ser insuficiente para contener la sangría. En sus previsiones de junio, los gobernadores del banco central proyectaron que el tipo principal terminaría el año 2022 en casi el 3,5%

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda