LA DIVISIÓN SE IMPONE EN EL SENO DEL GOBIERNO

Calviño ignora las afirmaciones de Diaz

22 de junio de 2022

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha asegurado que "ignora" la propuesta de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, sobre imponer un recargo de diez puntos en el Impuesto sobre Sociedades a las grandes compañías eléctricas.

Compartir en:

"Ignoro esas propuestas", ha dicho Calviño en su intervención en los Cursos de Verano de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en Santander. "A veces veo titulares en los medios que nos corresponden con el trabajo del Gobierno", ha remarcado.

La vicepresidenta ha explicado que todo el Ejecutivo está alineado con la necesidad de tener un reparto justo del impacto que está teniendo en los ciudadanos las consecuencias de la guerra en Ucrania "y eso implica, por supuesto, gravar los beneficios extraordinarios de las energéticas".

No obstante, Calviño ha matizado que el Gobierno lo que tiene que hacer es "encontrar el instrumento más eficaz" y ver "cuál es el instrumento legal más adecuado para lograr el objetivo".

"La visión del Gobierno es única, clara, y trabajamos de forma responsable a nivel técnico para articular las medidas de la mejor forma posible", ha añadido.

Escriva sin equipo

Las dos salidas se han conocido en menos de 24 horas. La del secretario de Estado de Seguridad Social, Arroyo, y la del secretario de Estado de Migraciones,Perea. Son los dos altos cargos más importantes del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones tras el del propio ministro, José Luis Escrivá.

 

El primero se marcha por motivos personales y cansado de la legislatura, según han confirmado desde el Ministerio a este periódico, después de que elDiario.es adelantase ambas noticias. Será sustituido por el hasta ahora director general de Ordenación de la Seguridad Social, Borja Suárez. Arroyo se encontraba liderando la negociación de un nuevo sistema de cotización para los trabajadores autónomos con las asociaciones del sector, tarea que le ocupaba desde enero, y también ha estado en la primera línea de la reforma de las pensiones. El segundo, Perea, habría decidido dimitir por una «falta de entendimiento» con el ministro «desde hace tiempo», según elDiario. En Migraciones desmienten este extremo, pero sí confirman la salida y apuntan que entrará a formar parte del equipo de Presidencia. La suya es la quinta baja en el departamento de Migraciones en lo que va de legislatura.

 

Perea sustituyó en mayo de 2021 a la socialista Hana Jalloul, que concurrió como número dos de Ángel Gabilondo en las elecciones a la Comunidad de Madrid. Antes, trabajaba en la Secretaría de Estado de Comunicación a las órdenes de Miguel Ángel Oliver como director del Departamento de Información Autonómica. Previamente estuvo en la unidad de discurso de Pedro Sánchez.

Por su parte, Arroyo llegó al ministerio de la mano de Escrivá, ya que eran compañeros en la AIReF. Antes había sido subdirector general de Presupuestos, Estudios Económicos y Estadísticas y subdirector general de Ordenación de Pagos y Gestión del Fondo de Reserva en la Tesorería General de la Seguridad Social. Su sustituto, Borja Suárez, ha sido su mano derecha hasta ahora y ha trabajado tanto con Escrivá como cuando era ministra Magdalena Valerio y Octavio Granado era su secretario de Seguridad Social.

Los sindicatos aprietan para que suban los impuestos

Los secretarios generales de CCOO, Sordo, y de UGT, Álvarez, aplauden en el curso de la Apie en la UIMP de Santander que el Gobierno apruebe una subida de impuestos a los beneficios de las compañías eléctricas, pero avisan que esa medida se quedará corta y no será suficiente para resolver el problema del coste de la energía en España.

 

«No estamos hablando de beneficios legítimos, estamos hablando de usura, y contra la usura el Gobierno tiene la obligación de actuar», afirma Pepe Álvarez, que consolide que «España más pronto que tarde tiene que contar con una empresa pública de generación eléctrica». «Ése es el camino que nos va a liberar de esta dictadura de las eléctricas que están robando a los ciudadanos», insiste el secretario general de UGT. No obstante, aun subiendo diez puntos el Impuesto sobre Sociedades a estas compañías esta tasa «se va a quedar corta».

Unai Sordo defiende una subida generalizada de los impuestos a las empresas para evitar que cualquier compañía, especialmente multinacional, pueda tributar por debajo de un 15%.

Y exige mirar «la letra pequeña» de cualquier anuncio fiscal, recordando que los últimos Presupuestos ya contemplan esta medida, pero que al no aplicarse sobre los beneficios contables, permitiendo exenciones posteriores, al final se queda «en una formulación retórica».

Sordo, que aplaude cualquier medida «que se pueda utilizar para aliviar la situación de las personas más afectadas por el incremento de precios», exige evitar «incentivos perversos», como con la rebaja generalizada a los carburantes. Una medida que en una situación «de emergencia» considera que «seguramente había que tomar» pero que no ve conveniente consolidar para cualquier renta, en vez de fomentar alternativas como el transporte público.

El secretario general de CCOO critica que la Comunidad de Madrid haya reducido las frecuencias en Metro de Madrid. Combatir situaciones como el encarecimiento de la energía no puede acabar con un abaratamiento del transporte privado y el «colapso» del tráfico en las ciudades.

Las subidas de tipos pueden ser «letales» para el crecimiento económico

Por otra parte, Unai Sordo avisa que el cambio de rumbo de la política monetaria del Banco Central Europeo para combatir la inflación puede tener «efectos letales» para el crecimiento económico «si se pasa de frenada», Admite que le produce «cierta desazón» pensar que las políticas monetarias del BCE vuelvan a ser convencionales para tratar de combatir una inflación «que poco o nada tiene que ver con las políticas expansivas de los últimos años, que han permitido salir en mucha mejor condición de la crisis pandémica que de la crisis de hace 10 años». Los sindicatos apremian al Gobierno a iniciar una pugna contra las eléctricas. Tanto la Unión General de los Trabajadores (UGT) como Comisiones Obreras (CCOO) ven con buenos ojos que el Ejecutivo haya anunciado que tiene previsto implementar un recargo tributario al sector de la luz al inicio del próximo ejercicio fiscal, que arranca el 1 de enero. No obstante, creen que se debe ir más allá con el fin de hacer frente a la situación de emergencia actual.

Pepe Álvarez, el secretario general de UGT, urge a calcular cuál es el margen de beneficio que tienen las eléctricas como consecuencia del sistema de cálculo de las tarifas en España. "Me parece que ese excedente que tienen estas empresas es pura usura, el cual se debe devolver a los ciudadanos y la mejor manera posible -o la única- es con una tasa impositiva", ha dicho durante su intervención en los cursos de verano de la APIE y la UIMP, patrocinados por BBVA.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda