Gentilone: los cambios de la reforma laboral deben de responder a las peticiones de Bruselas

27 de octubre de 2021

El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, ha precisado hoy qué espera Bruselas que incluya la próxima reforma laboral española y ha expresado su confianza en que los cambios que finalmente se acuerden y se presenten respondan a las preocupaciones de Bruselas.

Compartir en:

Durante su visita a Madrid, en un desayuno organizado por Europa Press, Gentiloni ha concretado que España deberá abordar la excesiva por la segmentación del mercado de trabajo entre fijos y temporales, así como el elevado número de contratos precarios y la mejora de la negociación colectiva. Pero todo ello, sin debilitar el dinamismo del sistema y las empresas españolas, ha puntualizado.
Pese a que la incorporación de la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, a la negociación laboral se ha interpretado como una respuesta a los temores de Bruselas porque la reforma del mercado de trabajo se inclinase claramente a los intereses sindicales, Gentiloni ha asegurado que en la Comisión "no tememos nada en especial". Si bien, sí ha insistido en la idea de que los cambios, también el del sistema de pensiones, respondan a las recomendaciones de Bruselas a España, siempre sin dañar al tejido productivo.

También ha enfriado en cierta manera la polémica interna surgida en la coalición de Gobierno al advertir de que "la Comisión evaluará el producto final, no lo que circula informalmente. Miraremos a la propuesta legislativa". Asimismo ha respaldado el método elegido por el Gobierno español consistente en construir una propuesta a través del diálogo social. "Es un buen método", ha dicho, ya que, sobre todo cuando se trata de reformas delicadas, contar con el apoyo de los agentes sociales, además del parlamentario, dota de mayor fuerza a las propuestas.
En cualquier caso, el comisario italiano ha recordado que, si bien la Comisión tiene que ser razonable en su evaluación, en última instancia los objetivos y compromisos asumidos deben figurar para no socavar un éxito sin precedentes en la historia europea como es la emisión conjunta de deuda.

"Ser complaciente puede poner en peligro algo muy importante para el éxito europeo (...) Miraremos el panorama general, pero los compromisos asumidos deben estar allí", ha subrayado.
A este respecto, ha señalado que la Comisión tradicionalmente ha emitido sus recomendaciones específicas para los países, que normalmente son tomadas en serio, pero no siempre completamente implementadas, pero ahora lo completamente nuevo es que estas recomendaciones están conectadas con "la potencia de fuego fiscal", así que hay que abordarlas porque sobre la mesa hay millones de euros.

Mientras el comisario europeo hacía estas declaraciones, los negociadores de las organizaciones sindicales y empresariales en la mesa de modernización del mercado de trabajo que negocia la polémica reforma laboral, han recibido una nueva convocatoria para volverse a reunir mañana, miércoles, tal y como es habitual en ese día de la semana. Fuentes de esta negociación, han asegurado que a tenor de la convocatoria recibida, de momento, los asistentes al encuentro por parte del Gobierno serán solamente los responsables del Ministerio de Trabajo y no los de Economía, como podía esperarse, después de los reiterados apoyos del presidente del Gobierno, Pedro Sanchez, recibidos por Calviño para que intervenga en esta negociación.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda