Reino Unido veta la prestación de servicios profesionales a Rusia

04 de mayo de 2022

El Gobierno del Reino Unido ha prohibido la exportación de servicios profesionales a Rusia, incluyendo aquellos relacionados con la consultoría de gestión, la contabilidad y las relaciones públicas, en el marco de las nuevas sanciones impuestas al gigante euroasiático por la invasión de Ucrania. Además, ha informado de que otros 63 individuos y empresas han sido sancionados.

Compartir en:

De este modo, las empresas rusas ya no podrán continuar beneficiándose de los servicios de contabilidad, consultoría y relaciones públicas de firmas británicas, que representan el 10% de las importaciones rusas en estos sectores."Hacer negocios con el régimen de Putin es una bancarrota moral y ayuda a financiar la maquinaria de guerra que está causando un sufrimiento incalculable en toda Ucrania", ha afirmado la ministra de Exteriores del Reino Unido, Truss.
Por otro lado, el Ministerio de Exteriores británico ha indicado que la mayoría de los afectados por las sanciones son medios de comunicación y periodistas rusos. "Tras la publicación esta semana de una investigación financiada por Reino Unido que expone las oscuras tácticas del Kremlin, la ministra de Exteriores -Liz Truss- también ha anunciado 63 nuevas sanciones", ha indicado el Gobierno en un comunicado.

Asimismo, ha instado a las compañías de redes sociales y tiendas de aplicaciones de telefonía móvil a bloquear el contenido de "dos de las principales fuentes de desinformación de Rusia", la cadena RT y la agencia de noticias Sputnik. "Cortar el acceso de Rusia a los servicios británicos ejercerá más presión sobre el Kremlin y, en última instancia, ayudará a garantizar que Putin fracase en Ucrania", ha añadido.
Además, ha señalado que las medidas restrictivas se aplicarán también contra la compañía de radio y televisión VGTRK y otros medios y periodistas rusos debido a su cobertura de la invasión rusa de Ucrania.

De su lado, el ministro de Empresas, Kwarteng, ha defendido que al restringir el acceso de Rusia a los servicios británicos de consultoría, contabilidad y relaciones públicas se aumenta la presión económica sobre el Kremlin para que cambie de rumbo.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda