¿RUPTURA CON CEOE?

Diaz vende SMI por votos a la reforma laboral

27 de enero de 2022

Diaz, vicepresidenta segunda del Gobierno ha convencido a Pedro Sánchez para activar ya la subida del salario mínimo para 2022, a pesar de que la reforma laboral todavía está en el aire. El timing es clave: el Congreso de los Diputados votará el real decreto ley el próximo jueves, 3 de febrero, y la ministra de Trabajo ha convocado a la patronal y los sindicatos el lunes siguiente, día 7, para abordar la negociación del SMI.

Compartir en:

Gracias a ese pequeño detalle, en el equipo de Díaz dan por hecho que la reforma laboral será convalidada la semana que viene y por eso se remangan ya para el siguiente hito: empujar el salario mínimo hasta el entorno de los 1.000 euros. Los empresarios se inclinan por no apoyar al Gobierno en esta nueva subida del SMI, como ya hicieron el pasado mes de septiembre, pero fuentes de Trabajo avisan de que se va a hacer con o sin el aval de la CEOE.
Aunque la reforma laboral y el salario mínimo son, aparentemente, compartimentos estancos, lo cierto es que el Ministerio de Trabajo no ha querido convocar a los agentes sociales a la mesa de negociación del SMI hasta tener suficientes garantías de que la reforma laboral pactada con la patronal y los sindicatos va a salir adelante en el Congreso. En el equipo de Díaz ya dan por descontado que lograrán los apoyos necesarios y que procederán de sus socios habituales, a los que convencerán "con mucha sensibilidad", encajando sus demandas en fórmulas que no alteren la literalidad del texto acordado con los agentes sociales, tal y como ha exigido Pedro Sánchez.

El optimismo gubernamental choca con el escepticismo de los socios de investidura de la coalición. Fuentes de ERC, insisten en que todo sigue igual y que no van a ceder, pero todo este postureo es eso, simple sobre actuación de su portavoz.

Las cifras no se conocen,m pero todo apùnta a que se situaran en el entorno de ese 60% del salario medio en 2023, que señala la Carta Social Europea. Los sindicatos ya se han pronunciado al respecto y apuestan por elevar esta referencia hasta los 1.000 euros, con carácter retroactivo desde el 1 de enero, si bien fuentes de la patronal avanzan que no apoyarán una nueva subida, tal y como hicieron el pasado mes de septiembre, cuando el Ejecutivo aprobó un incremento hasta los 965 euros.
Queda por conocer la postura de CEOE

Compartir en:

Crónica económica te recomienda