Putin permite a las aerolíneas rusas quedarse con los aviones en leasing

15 de marzo de 2022

Rusia aprobó este lunes una ley que permite a las aerolíneas del país quedarse con los aviones arrendados a compañías extranjeras, una maniobra que aviva los temores occidentales de un incumplimiento masivo que involucre a cientos de aviones.

Compartir en:

El proyecto de ley, firmado por Putin, ha sacudido a las firmas de arrendamiento días antes de la fecha límite del 28 de marzo para recuperar aeronaves por valor de 10.000 millones de dólares como resultado de las sanciones occidentales impuestas luego de la invasión rusa de Ucrania. Las aerolíneas rusas tienen casi 780 aviones de ellos 515 pertenecen a arrendadores extranjeros. La nueva ley es parte de las medidas de Rusia para combatir las sanciones occicentalesy asegura que su objetivo es "garantizar el funcionamiento ininterrumpido de las actividades en el ámbito de la aviación civil".
La decisión de aprobar la nueva ley se produce después de que Bermudas e Irlanda, donde están registrados prácticamente todos los aviones alquilados en el extranjero que operan en Rusia, dijeran que suspenderían los certificados de aeronavegabilidad de los aviones porque ya no podían garantizar quee fueran seguros. Por ello, volver a registrar aviones en Rusia tendría como objetivo mantenerlos volando a nivel nacional al otorgarles acceso a nuevas aprobaciones de seguridad.

Pero agregar a Rusia como segundo país anfitrión podría poner a Moscú en desacuerdo con las reglas internacionales que prohíben el registro de aviones civiles en más de un país a la vez. A menos que los arrendadores occidentales acepten las solicitudes rusas de liberar sus aviones de los registros extranjeros, lo que se considera poco probable mientras luchan por recuperar el control de los activos, la nueva política también allana el camino para un importante debate contractual. "Es ilegal registrar una aeronave sin prueba de baja del registro anterior, así como el acuerdo del propietario. Esto sería un incumplimiento en los contratos de arrendamiento", dijo el asesor de aviación Bertrand Grabowski. Técnicamente, la nueva ley no ordena a las aerolíneas que vuelvan a registrar sus aviones sin el permiso de los propietarios. Pero los expertos aseguran que la nueva norma otorga a la aerolínea la capacidad de solicitar un nuevo registro para seguir volando dentro de Rusia, a riesgo de envenenar las relaciones con arrendadores poderosos una vez que termine la crisis, o de lo contrario no hacer nada y ver sus flotas en tierra.

No todas las 35 aerolíneas de Rusia, unas 15 de las cuales representan el 95% del tráfico del país, están dispuestas a adoptar una medida que los expertos ya han descubierto que podría convertirse en el mayor incumplimiento de la aviación. "Esperamos evitar registrar nuestros aviones en Rusia; queremos devolverlos a las empresas de arrendamiento", dijo una fuente de una de las aerolíneas. “La aerolínea se convertiría en cómplice. La ley prevé una forma de registrarse en Rusia, pero no obliga a la aerolínea a hacerlo... Es el primer paso para el secuestro de los aviones".El gobierno de Moscú insiste en que se necesitan medidas especiales para hacer frente a las sanciones de Occidente a la economía rusa. Sanciones que Putin ha descrito como "similares a una declaración de guerra".

Los abogados dicen que una batalla legal a tres bandas entre aerolíneas, arrendadores y aseguradoras podría durar una década. AerCap y otros arrendadores importantes se negaron a comentar sobre la ley. Las principales aerolíneas rusas Aeroflot y S7 también se negaron a comentar, informa la agencia Reuters La Agencia Federal de Aviación de Rusia dijo que 776 aviones estaban registrados en el extranjero hasta el 24 de febrero, el día en que Rusia invadió Ucrania. Con todo, es posible que nunca se devuelvan docenas de aviones más antiguos que encontraron hogar en Rusia durante la pandemia y se dice que valen menos de lo que sus propietarios pueden reclamar en el seguro. Pero el undécimo mercado de aviación más grande del mundo también incluye algunos de los aviones más nuevos, incluido un Airbus A350 de última generación entregado a Aeroflot el día de la invasión.
La autoridad estatal de aviación de Rusia recomendó la semana pasada que las aerolíneas con aviones arrendados suspendan los vuelos al extranjero, lo que dificulta que los arrendadores realicen embargos.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda