Argelia molesta, llama a su embajador a consulta

20 de marzo de 2022

Fuentes diplomáticas argelinas han criticado la decisión del Gobierno español de apoyar el plan de autonomía marroquí como solución para el conflicto del Sáhara Occidental, un cambio de postura que consideran la "segunda traición histórica" de Madrid al pueblo saharaui. En consecuencia, ha llamado a consultas a su embajador en Madrid ante el cambio de posición de España.

Compartir en:

"Es la segunda traición histórica al pueblo saharaui por parte de Madrid después del funesto acuerdo de 1975", ha apuntado la fuente, citada por el portal de noticias argelino TSA. "Finalmente Marruecos ha obtenido lo que quería de España", ha apuntado el diplomático argelino. Sería la segunda "traición" debido al acuerdo firmado el 14 de noviembre de 1975 por el que cedía la antigua colonia del Sáhara Español a Marruecos y Mauritania.

El Gobierno asegura que informó a Argelia, y esta lo niega

El Gobierno de España ha asegurado que informó "previamente" a Argelia sobre la posición en relación al Sáhara Occidental, frente a la "sorpresa" que ha expresado el Ejecutivo argelino, que ha llamado a consultas a su embajador en Madrid, Said Musi.

Así lo han señalado fuentes gubernamentales, que también han destacado que para España, "Argelia es un socio estratégico, prioritario y fiable" con el que pretende "mantener una relación privilegiada".


Pero Argelia lo niega


Sin embargo, Argelia sostiene que España no informó del cambio de postura sobre el Sáhara. Es mas, desde el gobierno argelino lamentan este cambio de decisión, al que tildan de "deshonroso" y lo ven como un sometimiento a Marruecos. Moncloa sostiene que informó previamente a este país antes de trascender.

En efecto, fuentes diplomáticas argelinas han hecho saber que el Gobierno español nunca informó de antemano a Argel sobre su cambio de postura en relación al Sáhara Occidental, tal y como afirmó este pasado sábado fuentes gubernamentales. El Gobierno de España aseguró que informó "previamente" a Argelia sobre la posición en relación al Sáhara Occidental, frente a la "sorpresa" expresada por el Ejecutivo argelino, que acabó llamando a consultas a su embajador en Madrid, Said Musi.

Así lo señalaron fuentes gubernamentales, antes de destacar que para España, "Argelia es un socio estratégico, prioritario y fiable" con el que pretende "mantener una relación privilegiada". Las fuentes diplomáticas argelinas consultadas por el portal de noticias nacional 'Tout sur L'Algerie' (TSA) niegan categóricamente esta afirmación. "Se trata evidentemente de una mentira envuelta en una ambigüedad intencionada para intentar calmar las legítimas preocupaciones planteadas por la clase política española", aseguran.


Las mismas fuentes vuelven a lamentar el giro adoptado por España como un "deshonroso cambio de actitud", que interpretan como "sinónimo de sometimiento rotundo a Marruecos". "En ningún momento y a ningún nivel", reiteran, "se informó a las autoridades argelinas de este vil regateo concluido con la potencia de ocupación marroquí a espaldas del pueblo saharaui". La reacción de Argelia llamando a consultas a su embajador en Madrid abre un nuevo capítulo en las relaciones entre España y Argelia, principal proveedor de gas a la península ibérica y que siempre ha apoyado la lucha del pueblo saharaui por la celebración de un referéndum de autodeterminación desde que en 1975 tropas marroquíes ocuparan un territorio que hasta ese año era una colonia española.
"Las conquistas esperadas por Madrid en cuanto al respeto a la integridad territorial de España y su soberanía sobre Ceuta y Melilla" avisan las fuentes de TSA, "nunca estarán garantizadas frente a un Majzén (oligarca) calculador, cínico, polifacético y vengativo que no vacilará a la hora de recurrir de nuevo al uso del chantaje de la inmigración ilegal como instrumento de presión", concluyen, en referencia al Gobierno marroquí.

De forma paralela, medios argelinos han denunciado el inicio de una campaña de boicot al dátil argelino en Marruecos lanzada en redes sociales con informaciones que cuestionan la calidad de este producto. En concreto, se han detectado mensajes advirtiendo de que estos dátiles argelinos están "adulterados", que causan cáncer o que tienen contaminación nuclear debido a pruebas realizadas por Francia en el Sáhara argelino durante la época colonial. Esta campaña además habría sido lanzada a pocas semanas del inicio del Ramadán (2 de abril-2 de mayo), mes santo musulmán en el que aumenta tradicionalmente el consumo de dátiles, y coincide con una crisis bilateral por la que las relaciones diplomáticas están rotas desde agosto de 2021.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda