CRISIS ENERGETICA: LA LUZ POR ENCIMA DE LO 300€

Ribera y Bruselas, ahora, se apuntan al plan alemán

12 de agosto de 2022

La vicepresidenta Ribera, tras año de ocultar en el cajón la conexión del Midcat y negar la posibilidad de que España se ocupase de una nueva conexión con Francia, hoy ha asegurado que la instalación de un compresor adicional en las interconexiones en Francia podría elevar entre un 20% y un 30% la capacidad de exportar gas de España.

Compartir en:

Ribera ha explicado en una entrevista en TVE que esta medida, junto con una mejor logística de los barcos metaneros, pueden ser soluciones a corto plazo para contribuir al abastecimiento de gas de Europa ante "el chantaje de Putin". Para ello, la ministra confía en aprovechar mejor el puerto de Gijón para el envío de metaneros a partir de diciembre. La vicepresidenta ha celebrado las palabras del canciller alemán, Olaf Scholz, que reclamó este jueves un gaseoducto que permitiera que Portugal y España abastecieran al resto de Europa.

Para Ribera, estas palabras son una muestra de que la interconexión gasista de España no es un asunto bilateral con Francia, sino algo que involucra a otros países comunitarios. De hecho, ha invitado a Alemania a formar parte de las reuniones de alto nivel que se mantienen en estos momentos con el país vecino.

La ministra de Transición Ecológica ha reconocido que la construcción del Midcat requerirá una "inversión muy importante" y ha defendido la necesidad de que se trate de una infraestructura que se plantee para una vida de entre 30 y 50 años en la que, posteriormente, el gas deje paso al hidrógeno renovable en sus tuberías.

Ribera ha asegurado que los trabajos en la parte española del gaseoducto podrían estar terminados en ocho o nueve meses, pero los plazos finales también dependen de lo que haga Francia en su parte de la frontera. "Tiene poco sentido que nosotros corramos mucho si, del lado francés, se convierte en un callejón de salida", ha remarcado.
También ha añadido que al tratarse de un proyecto que mejorará la seguridad de suministro de toda Europa, el Gobierno considera que debería financiarse como proyecto europeo. La ministra ha destacado las posibilidades de tomar medidas energéticas a nivel europeo y ha recalcado la predisposición de España a colaborar con sus socios en el marco de la crisis energética.

Bruselas quiere reforzar las conexiones de gas

Evitar problemas de abastecimiento de cara al invierno es una prioridad, por lo que la Comisión Europea (CE) quiere que se refuercen las interconexiones energéticas entre Francia y España, desarrollando los proyectos eléctricos en curso y creando también nuevas infraestructuras para aprovechar las terminales de gas natural licuado (GLN) de la península ibérica, que en el futuro servirían también para transportar hidrógeno.

"Seguiremos apoyando y animando a las autoridades españolas y francesas a acelerar la ejecución de los tres proyectos existentes de interés común (...) con el objetivo de aumentar la capacidad de interconexión entre la península ibérica y Francia", dijo a hoy Efe un portavoz de la Comisión Europea. La misma fuente añadió que "las inversiones adicionales para conectar las terminales de importación de GNL en la península ibérica y la red de la UE a través de una infraestructura lista para el hidrógeno pueden contribuir aún más a diversificar el suministro de gas en el mercado interno y ayudar a aprovechar el potencial a largo plazo del hidrógeno renovable".
La Comisión desvincula su posición de las declaraciones del canciller de Alemania. La postura del Ejecutivo comunitario quedó reflejada en el plan "Repower EU" presentado el pasado 18 de mayo para reducir drásticamente la dependencia gasística de la UE con Rusia. Además de acelerar las conexiones eléctricas entre la península y el resto de la UE, Bruselas señalaba entonces como "esencial" construir entre España y Francia una nueva infraestructura de gas que en el futuro sirva para transportar hidrógeno limpio desde la península y desde África hacia de Europa, que junto con la electricidad renovable es la gran apuesta energética de la Comisión.

El pasado año, antes de la invasión de Ucrania, la Unión Europea importó de Rusia el 43,5% del gas que utilizó el bloque comunitario, un hidrocarburo que representa el 21,5% del consumo primario de energía de la UE y que nutre al 40% de sus hogares."Si queremos tener éxito en crear un mercado de gas natural licuado, tenemos que aprovechar todo el potencial de las terminales de GNL en la península Ibérica. Y para eso, este gas tiene que encontrar su camino hacia el resto de Europa", dijo en mayo el vicepresidente de la Comisión para el Pacto Verde, Timemrmans, en la presentación del plan Repower EU. Se trata de un debate abierto, incluso en Bruselas, pues sólo unos días antes y en una comparecencia parlamentaria, la comisaria de Energía, Kadri Simson, había enfriado la posibilidad de resucitar el MidCat porque hay "muchísimas" terminales de GNL y gasoductos "que se están construyendo ya" y que "entrarán en el mercado en los próximos dos años". Más allá de la tubería pirenaica, el plan Repower EU de la Comisión también apunta hacia la posibilidad de construir una nueva tubería de 700 kilómetros desde Barcelona (España) a Livorno (Italia) por el Mediterráneo, que serviría para transportar gas natural y, más adelante, hidrógeno. El operador español Enagás y el italiano Snam estudian ya esa posible conexión sobre la que han tratado al máximo nivel España e Italia.

La factura eléctrica registra una nueva subida y rebasa los 303 €

El recibo eléctrico no da tregua este puente de agosto, el precio promedio de la luz para los clientes de tarifa regulada vinculados al mercado mayorista subirá este sábado un 0,8% respecto al viernes, hasta los 303,73 euros por megavatio hora (MWh), según los datos provisionales del Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE).

Este precio es el resultado de sumar el promedio de la subasta en el mercado mayorista a la compensación que pagará la demanda a las centrales de ciclo combinado por la aplicación de la 'excepción ibérica' para topar el precio del gas para la generación de electricidad.
En la subasta, el precio medio de la luz en el mercado mayorista --el denominado 'pool'-- se situó para este sábado en 152,32 euros/MWh. El precio máximo se registrará entre las 22.00 y las 23.00 horas, con 180,6 euros/MWh, mientras que el mínimo para la jornada, de 118,25 euros/MWh, se dará entre las 16.00 horas y las 17.00 horas. A este precio del 'pool' se suma la compensación de 151,41 euros/MWh a las gasistas que tiene que ser abonada por los consumidores beneficiarios de la medida, los consumidores de la tarifa regulada (PVPC) o los que, a pesar de estar en el mercado libre, tienen una tarifa indexada.

En ausencia del mecanismo de la 'excepción ibérica' para topar el precio del gas para la generación de electricidad, el precio de la electricidad en España sería de media de 341,54 euros/MWh, lo que supone unos 37 euros/MWh más que con la compensación para los clientes de la tarifa regulada, que pagarán así un 11% menos de media.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda