Los líderes europeo se resisten a limitar el precio de la energía

25 de marzo de 2022

Los países de la Unión Europea contrarios a limitar el precio de la energía, como Alemania o Países Bajos, se resisten a aceptar las medidas que reclama otro grupo liderado por España para permitir intervenciones temporales en los mercados mayoristas de la electricidad, una opción a la que también la Comisión Europea ha abierto la puerta al incluirla en su propuesta.

Compartir en:

Una vez todos los líderes europeos han tomado la palabra en una primera ronda de debate sobre la cuestión energética, las propuestas de un grupo de países liderados por España para intervenir el mercado y fijar un límite al precio de la energía siguen encontrando la oposición de varios países europeos. El punto de partida de los Estados miembros es muy diferente, reconocen fuentes europeas, que apuntan a la dificultad de unificar un criterio pese a que el objetivo de los líderes de la UE es el mismo, mitigar el alza de los precios de la energía. "Es un consejo energético protagonizado por líderes", indican fuentes diplomáticas, que son escépticas con que se acuerden medidas tan técnicas como separar el precio del gas del de la luz o fijar un techo al precio de la energía.

Estas fuentes aseguran que estas opciones no aportan una solución a nivel europeo a la escalada de precios y tendrían importantes implicaciones en el mercado único. Los Estados miembro reticentes aducen que intervenir los precios alteraría la competencia en Europa y supondría una ventaja para empresas y fabricantes españoles. Apuntan así a que las medidas se deben adoptar a nivel nacional y sostienen que existen ya instrumentos suficientes en el sistema común actual que dan margen para que los Estados miembros pongan coto a los denominados como 'beneficios caídos del cielo' o promuevan ayudas fiscales para los ciudadanos más vulnerables.

Por su lado España mantiene que sí es posible una solución específica para la península ibérica, por su condición de "isla energética", por lo que esta intervención no afectaría al equilibrio del mercado europeo, han asegurado otras fuentes. El Gobierno Sánchez defendió este jueves que la UE debe tener en cuenta la "particularidad" de la península Ibérica en materia energética y aceptar que España y Portugal puedan adoptar medidas inmediatas para limitar el precio de la electricidad. Sánchez subrayó que la península es "una isla energética" y tiene una interconexión "mínima con el mercado energético europeo por debajo del 3%" e incidió en que estas "particularidades específicas y concretas" hacen que el alza del precio del gas les perjudique más.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda