El FMI mantiene sus previsiones para España en el 5,8% de PIB

16 de febrero de 2022

El FMI está satisfecho con la reforma laboral aprobada por el Gobierno y considera que las medidas anticovid, como los créditos ICO, las ayudas de la SEPI, entre otras, han surtido efecto.

Compartir en:

El organismo mantiene la previsión de crecimiento de España en el 5,8% para este año, aunque advierte de que la "política fiscal debe seguir siendo de apoyo a corto plazo y ser cada vez más selectiva para apoyar a las personas vulnerables" e insta a "la pronta formulación de un plan creíble de consolidación fiscal", según su último análisis de la situación económica en España.

La economía española creció un 5% el año pasado y recuperó niveles de empleo precovid, pero la producción continúa muy por debajo de su nivel anterior a la pandemia y la inflación está desbocada, en el 6,1% interanual en enero, sus niveles más altos de los últimos 30 años ante la escalada de los precios de la energía, que, tacita a tacita, se traspasan al resto de bienes y servicios. Este es el análisis que hace el Fondo de la situación de España, para después evaluar las medidas que se han tomado y las que deben adoptarse. El organismo considera que "las políticas de apoyo han desempeñado un papel fundamental en la protección del empleo, los ingresos de los hogares y los balances de las empresas, y los riesgos del sector financiero han evolucionado de forma favorable".
El crecimiento económico previsto para este año se apoyará en el consumo privado robusto, en un impulso de la inversión pública financiada en parte por los fondos de la UE de nueva generación y en una normalización gradual de los flujos turísticos internacionales. Con todo, lanza un aviso a navegantes: "Las perspectivas son muy inciertas y dependerán de la evolución de la pandemia y de la persistencia de los cuellos de botella de la oferta mundial".
El grado de eficacia en el uso de los fondos europeos (hasta 140.000 millones, al 50% entre ayudas directas y préstamos blandos) será clave en la recuperación, de ahí que el FMI inste a "establecer un marco que garantice un uso transparente y eficiente" de ese dinero.

Los analistas del FMI también aplauden la reforma laboral aprobada el pasado 3 de febrero, que trata de atajar la temporalidad y que preserva el equilibrio entre la protección de los trabajadores y la de la flexibilidad de las empresas. Señalan el alto nivel de acuerdo, derivado del amplio diálogo con los interlocutores sociales.
El gran problema de la economía española está en su grado de endeudamiento. El año pasado su ratio de deuda sobre el PIB alcanzó el 120%, de ahí que la política fiscal debe seguir siendo de apoyo a corto plazo, aunque cada vez más selectiva con las personas vulnerables, y apunta que la deuda pública debería reducirse gradualmente para reconstruir el espacio fiscal que permita responder a futuros shocks.
La fórmula que el FMI pone encima del tapete es la "la pronta formulación de un plan creíble de consolidación fiscal a medio plazo podría ayudar a crear el consenso social necesario y apoyar la confianza de los inversores". Desde el Fondo también destacan "la importancia de garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones". El Ministerio de Hacienda ya trabaja en una futura reforma fiscal, para la que ha convocado a un grupo de expertos.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda