Las empresas ya pagan el 15% de sociedades

22 de octubre de 2021

El 99,93% de todas las empresas españolas permanecerá indemne al nuevo tipo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades que el Gobierno prevé impulsar en los Presupuestos Generales del Estado para 2022. La gran mayoría tributa ya por encima de estos umbrales, abonando de hecho un tipo medio efectivo del 21,31% sobre su base imponible, frente al 25% de tipo nominal de partida, según los datos de 2019 publicados este jueves por la Agencia Tributaria.

Compartir en:

Incluso los mayores grupos empresariales españoles tributaron a un tipo medio casi tres puntos superior al nuevo mínimo planteado por el Ministerio de Hacienda, según las estadísticas oficiales, que sitúan el tipo efectivo de los grupos que facturan más de 1.000 millones anuales en el 17,74%. La cifra, eso sí, deja entrever que un pequeño grupo de empresas estaría tributando por debajo de esa media y del nuevo tipo mínimo. Se trata, a tenor de los cálculos de Hacienda, de 1.070 grandes compañías, el 0,07% del total, de las que se espera obtener una recaudación adicional de unos 400 millones de euros.
Conviene recordar, además, que el nuevo tipo mínimo que recogen las cuentas públicas para 2022 solo afectará a las empresas con una facturación superior a los 20 millones de euros. Este nuevo suelo, además, rige únicamente sobre la base imponible, que se obtiene tras aplicar una serie de ajustes contables al resultado contable, como es la aminoración por bases imponibles negativas generadas por pérdidas de ejercicios pasados. De tomarse como referencia las ganancias, la empresa española solo aportaría de media el 9% en impuestos y los grandes grupos apenas el 3,79%.

A partir de ahí, los datos de la Agencia Tributaria permiten discriminar el tipo efectivo abonado en el impuesto de sociedades por los diferentes sectores empresariales. En el caso de la banca, que junto con las petroleras está sujeto a un tipo nominal del 30% y a un nuevo mínimo del 18%, el tipo efectivo sobre la base imponible es del 24,77% (3,96% del beneficio). Las aseguradoras abonan un 22,79% efectivo sobre su base imponible (14,07% del beneficio); la industria un 19,67% de la base (10,57% de las ganancias); la construcción un 22,02% (y un 11,19%); el comercio un 21,13% (y 8,86%); los servicios financieros y empresariales un 22,2% (y un 6,06%); y los servicios sociales y de ocio un 23,47% de su base imponible (y el 17,8% de su resultado contable).

Atendiendo al tamaño, los tipos efectivos sobre la base imponible abonados por el conjunto de empresas españolas oscilan entre el 18,59% (4,57% del beneficio) de las que facturan más de 1.000 millones y el 23,42% que pagan las que ingresan de uno a dos millones (14,68% de sus ganancias), tributando al 22,64% las de menor tamaño (5,89% de sus ganancias), aquellas que facturan menos de 50.000 euros).

Medidas por tamaño, las empresas sin asalariados tributan al 22,23% de su base imponible (7,44% de su beneficio) mientras que las de más de 5.000 empleados lo hacen al 16,1% (2,91% de la ganancia), rozando ya el tipo mínimo del 15% que fijará el Presupuesto para 2022 de aprobarse en el Parlamento. De hecho, en el caso de los grandes grupos consolidados con este tamaño de plantilla el tipo abonado es de solo el 15,81% (2,68% del beneficio), rozando ya el nuevo mínimo.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda