La batalla por Madrid se pone interesante apoco mese de su inicio oficial, aunque no real

AL LIO DE LAS TEMPERATURAS

La bronca, Sánchez / Diaz Ayuso explota de nuevo

02 de agosto de 2022

El Gobierno aprobó este lunes un paquete de medidas urgentes para la eficiencia y el ahorro energético. Poco después Ribera salía en las televisiones y matizando el decreto, mientras que Diaz Ayuso, le decía a Sánchez que Madrid no se apaga y que las medidas no e aplicaran en la comunidad madrileña. El rebote del presidente ha sido casi automático

Compartir en:

El Consejo aprueba el plan de ahorro

El Gobierno aprobó este lunes un paquete de medidas urgentes para la eficiencia y el ahorro energético. El plan, anunciado el viernes pasado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene como objetivo contener el gasto de energía en el marco de la guerra de Ucrania y ante el posible corte de gas por parte de Rusia.

Entre las principales medidas destaca que empresas, comercios, hoteles y transportes tendrán límites en la temperatura, que no podrá bajar de los 27 grados en verano ni superar los 19 en invierno. Como medida complementaria, deberán instalar termómetros que sean visibles para comprobar el cumplimiento de la norma. Asimismo, se impedirá a los comercios que dejen las puertas abiertas para evitar posibles fugas de frío y, en paralelo, tendrán que contar con cartelería que dé recomendaciones a los ciudadanos para que reduzcan su consumo energético. Los edificios obligados a cumplir con estas medidas tendrán siete días para modificar su temperatura y el sistema de cerrado de puertas deberá estar listo para el 30 de septiembre.
La ministra para la Transición Ecológica, Ribera, también han señalado que los establecimientos tendrán que apagar las luces de los escaparates a partir de las 22:00 horas, al igual que los sistemas de iluminación de los edificios públicos y monumentos que no estén en uso. Por otra parte, las revisiones de los sistemas de ventilación y refrigeración serán más frecuentes para detectar posibles ineficiencias y aquellos sistemas cuya última revisión haya sido anterior a enero de 2021, deberán realizar una nueva antes de diciembre de este año.

Asimismo, desde el Ejecutivo apuestan por promover el uso del transporte público y limitar el uso del coche para pequeños desplazamientos, así como fomentar el teletrabajo, tal y como se está haciendo en las administraciones públicas.Esas medidas estarán vigentes desde el día siguiente a la publicación del decreto en el Boletín Oficial del Estado (BOE) hasta el 1 de noviembre de 2023. El presidente del Gobierno, Sánchez, garantizó el viernes pasado que todas estas medidas no supondrán "recortes" en el suministro para las familias e industria.

Ribera matiza el plan de ahorro

La vicepresidenta tercera Ribera, ha asegurado que habrá excepciones en la obligatoriedad de limitar la temperatura en los edificios públicos, así como espacios comerciales y culturales, estaciones de tren y autobús y aeropuertos, para que no queden por debajo de los 27 grados en verano ni superen los 19 grados en invierno, quedando exentos de ello los centros sanitarios, asistenciales y educativos.

En declaraciones a Telecinco, Ribera señaló que estos centros quedarán excluidos de esa obligatoriedad y también se ampliará la exención a "aquellos centros de trabajo donde por razones justificadas se necesite acomodar este criterio a una orientación más laxa", ya que se deben respetar los derechos de salud de los trabajadores, y a los que exigen una temperatura necesaria. La ministra afirmó que se está en una situación "tremendamente complicada", que afecta de modo directo a aquellos países con una alta dependencia del gas de Rusia, aunque no es el caso de España, que tiene sus provisiones "aseguradas". "Hablamos de responder de manera unida a la gran dificultad de nuestros socios europeos a un chantaje que tiene un impacto grande para nuestros vecinos que tienen una gran dependencia del gas de Rusia", aseguró, añadiendo que España puede poner al servicio de estos países sus infraestructuras gasistas.

Lo que sí que reconoció es que esta situación, si se prolonga en el tiempo o recrudece, puede acabar convirtiéndose en un mayor "incremento de precios" en el gas, para el caso de España, y en restricciones en el consumo para "algunos países del centro y norte de Europa. "Por ello, debemos ser solidarios desde hoy", dijo.

El objetivo es no poner en riesgo a la industria

En declaraciones a Antena 3, Ribera insistió en que la medidas "no ponen en peligro" a la industria ni supondrán recortes en el suministro para los ciudadanos. "Se trata de ajustar nuestra comodidad y estilo de vida en una pequeña parte en relación con el gran problema de nuestros vecinos, pensando en que no queremos que Putin se salga con la suya y ofrecer a los ciudadanos europeos todo aquello que podemos aportar, pero también reduciendo nuestro consumo para que haya más gas disponible en el mercado", aseguró.
Además, recordó que estas medidas son positivas, ya que "reducen nuestro coste energético y nuestro consumo", estimando que reducir un grado la temperatura representa un ahorro del 7% en el consumo de energía. "Es un esfuerzo proporcionado y razonable", añadió.

Asimismo, Ribera rechazó que el resultado de estas medidas de ahorro y eficiencia energética sea el de ciudades tristes y oscuras y estimó que "lo que sería enormemente triste es que nos quedásemos sin el confort en nuestros hogares". "No se trata de un capricho", aseveró.

AEHM las medidas de ahorro energético perjudiquen al turismo

La Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM) considera “acelerado e improvisado” el decreto de medidas de ahorro energético del Gobierno que ha sido publicado este martes en el BOE y que tendrán que cumplir todas las administraciones, tanto la general del Estado como las autonómicas y locales, así como el sector privado.

Así, los hoteleros madrileños, que han demostrado en circunstancias muy críticas como la pandemia ser de los sectores más solidarios, coinciden en la importancia del ahorro energético y en que hay que apoyar a Europa y hacer frente a esta crisis, pero no de una manera tan acelerada y tan improvisada como la que se ha adoptado, ya que esta norma, que estará en vigor hasta noviembre de 2023, concede un plazo de siete días para que los establecimientos se acomoden a las exigencias de control de temperatura y luz. Desde el punto de vista de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid, no se puede aplicar este plan de la misma manera ni en una ciudad ni en un pueblo, ni en el sector público ni el privado (comercios, hoteles, grandes superficies, cines, teatros, estaciones, aeropuertos, hostelería y centros de distribución), cuyas circunstancias y necesidades son muy diferentes.

En su opinión, considera incoherente aplicar estas medidas en el plazo de una semana y en pleno agosto cuando todos los destinos están llenos de turistas. Para AEHM, el objetivo ha sido siempre y es acometer inversiones de mejora energética para reducir el consumo, pero no aplicar estas medidas de control de temperatura, sobre todo, teniendo en cuenta las distintas olas de calor y circunstancias metereologicas actuales. En este sentido, la AEHM teme que este tipo de limitaciones acabe suponiendo cancelaciones en las reservas y, por tanto, una reducción de visitante en el destino, teniendo en cuenta que se trata de un sector que vela por su confort y bienestar.
Según AEHM, estas limitaciones pueden volver a generar una incertidumbre, que tanto ha costado superar tras la COVID-19, y que podría volver a perjudicar al consumo y al turismo, afectando gravemente al sector.

Twitter explosivo

La presidenta de Madrid ha advertido al Gobierno de que Madrid no aplicara las medidas. Inmediatamente, el jefe del Ejecutivo ha atribuido a la presidenta de la Comunidad de Madrid un "comportamiento egoísta, insolidario y unilateral" al rechazar aplicar el plan de ahorro energético que aprobó este lunes el Consejo de Ministros, haciendo un llamamiento para que se sume a la "solidaridad" que está reclamando la Unión Europea.

Así se ha pronunciado Sánchez desde el Palacio de La Almudaina, en Palma de Mallorca, en una intervención ante los medios de comunicación tras su despacho estival con el Rey Felipe VI sobre las criticas de Ayuso a estas medidas, que pasan por apagar los escaparates a partir de las 22.00 horas, entre otras iniciativas. En este contexto, Sánchez ha querido hacer una valoración a este respecto, y, sin pronunciar el nombre de la mandataria madrileña, ha hecho un "llamamiento" a los partidos políticos y administraciones territoriales para que "huyan de cualquier comportamiento egoísta, insolidario y unilateral", en referencia velada a las criticas de Ayuso, al tiempo que ha zanjado que "la ley se cumple".

Aun así, según ha explicado la propia vicepresidenta primera, Nadia Calviño, serán las comunidades autónomas las que se encarguen de velar por el cumplimiento de las medidas de ahorro energético, y el presidente del Gobierno ha avanzado que habrá sanciones, aunque no ha explicado cuáles serán. In embargo, De hecho, el texto publicado este martes en el BOE no incluye las multas que tendrán que afrontar aquellos que incumplan medidas como el límite de climatización o los cierres obligatorios en las puertas para evitar el despilfarro energético.
Sin embargo, fuentes del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo han explicado que las sanciones que se aplicarán serán las recogidas en el Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificios (RITE), dispuestas a su vez los artículos 30 a 38 de la Ley 21/1992, de 16 de julio, de Industria, sobre infracciones administrativas. Por ello, los espacios comerciales, edificios públicos, espacios culturales y hoteles que incumplan el plan de ahorro y eficiencia energética aprobado por el Gobierno afrontarán multas de hasta 60.000 euros por infracciones leves, de hasta seis millones de euros por las graves y de hasta 100 millones de euros por las muy graves.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda