Es el turno del Eurogrupo

14 de agosto de 2015

Los ministros de Economía y Finanzas de la Eurozona deciden este viernes si validan el acuerdo "técnico" cerrado en Atenas a principios de semana para un rescate de 86.000 millones de euros a Grecia --a tiempo para que el país cumpla con un próximo pago al Banco Central Europeo (BCE) el próximo jueves--, o si activan de nuevo el ´plan b´ para que la Unión Europea conceda un crédito puente que permita aplazar el rescate.

Compartir en:

Para ello, la Comisión Europea ha entregado al Consejo toda la documentación referente al Memorando de Entendimiento (MoU), que fija la condicionalidad, los plazos y los montos del rescate. El jefe del Ejecutivo comunitario,  Juncker, y el presidente del Eurogrupo, Dijsselbloem, conversaron vía telefónica este jueves para avanzar en la preparación de la reunión del viernes.
Pero Bruselas también ha trasladado al Consejo los textos necesarios para un "uso eventual" del Mecanismo Europeo de Estabilidad (EFSM, por sus siglas en inglés)", según informó en una rueda de prensa la portavoz comunitaria en materia de Asuntos Económicos,  Breidthardt.

Se trata de un instrumento que cuenta con el presupuesto de la UE como aval, por lo que son los Veintiocho quienes tienen la potestad de activarlo o no, pero se presenta ante el Eurogrupo como "contingencia" y a petición de los Estados miembros, según explicó la portavoz.  Y es que, la posibilidad de activar una nueva ayuda urgente --ya se liberaron 7.160 millones de euros en julio del mismo fondo-- es una exigencia de los países "más críticos", como Alemania, que ven en el MoU elementos "algo vagos".


El rescate, previsto para un periodo de tres años, incluye así una "estricta" condicionalidad que será revisada cada tres meses, por lo que la primera evaluación se llevaría a cabo en el mes de octubre. Será también en otoño, y después de esa primera evaluación, cuando se espera que el FMI decida su participación económica en el rescate, en función de la sostenibilidad de la deuda helena. La posibilidad de una reestructuración es algo que no se espera que sea discutido en la cita del viernes.
Si los países del euro ratifican las condiciones negociadas por la troika, aún quedará que varios parlamentos nacionales (siete en total, incluido el alemán) aprueben el programa y que, el miércoles a más tardar, el consejo de administración del MEdE confirme el lanzamiento del rescate. Entonces se podrá desbloquear el primer tramo del rescate, de 26.000 M€, con el que el Gobierno de Tsipras deberá pagar los 3.200 millones  más intereses al BCE que vencen el jueves, día 20, y destinar 10.000 millones a un plan inmediato para la recapitalización de la banca.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda