Gol por la escuadra de Escriva a la patronal

20 de noviembre de 2021

El Gobierno ha aprovechado una enmienda de ERC y Bildu a la reforma de pensiones, en la que se exigía la supresión del Factor de Sostenibilidad aprobado en la reforma de pensiones del PP de 2013, para colar en el trámite del Congreso la subida de cotizaciones sociales de 0,6 puntos en que se traducirá el tan cacareado Mecanismo de Equidad Intergeneracional al menos hasta el año 2032 y garantizar así una tramitación lo más rápida posible de su reforma de pensiones.

Compartir en:

Dado que el Grupo Socialista no había planteado enmienda alguna al proyecto gubernamental y que Seguridad Social había optado de manera no poco controvertida por no incluir el Mecanismo de Equidad Intergeneracional en el texto inicial de su reforma de pensiones, con el argumento de dar espacio a la negociación con sindicatos y empresarios, el equipo de Escrivá se ha visto obligado finalmente a 'engancharse' a una de las enmiendas vivas planteadas por otros grupos parlamentarios para poder incluir el mecanismo en el texto que se votará el lunes en la Comisión de Trabajo, y evitar que éste tenga que volver a pasar por el Congreso tras su viaje por el Senado.

Así, la enmienda de ERC y Bildu en la que se ha apoyado el Gobierno para meter su Mecanismo de Equidad Intergeneracional en el texto de la reforma de las pensiones refleja ese descontento parlamentario por el modo en que Seguridad Social decidió tramitar esta norma. La propuesta, que planteaba la liquidación del Factor de Sostenibilidad aprobado en la reforma de 2013 y que el Mecanismo de Equidad Intergeneracional aspira a sustituir, subrayaba en su justificación que "es inadecuado que una propuesta que puede tener efectos de mucho calado en las futuras pensiones, venga recogido en una forma tan difusa y que pueda dar lugar a actuaciones arbitrarias por parte de futuros gobiernos".

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda