Hungría se opone al embargo del gas ruso

06 de mayo de 2022

El primer ministro de Hungría, Orbán, se ha vuelto a mostrar como uno de los principales opositores contra el posible embargo al petróleo ruso, argumentando que las consecuencias serían muy graves contra la economía de su país, debido a que el crudo que reciben entra por un oleoducto de Rusia.

Compartir en:

"El petróleo sólo puede llegar a Hungría a través de un oleoducto, por lo que una propuesta que ignore esta circunstancia es una bomba atómica contra la economía de Hungría", ha explicado en una entrevista a la emisora húngara 'Kossuth'. Para Orbán, una propuesta de este tipo ataca a la unidad europea y sostiene que la Comisión Europea ha presentado esta propuesta "sin ninguna consulta". "Si la propuesta va a favor de los intereses de Hungría, estaremos encantados de discutirla".
Sobre las alternativas al petróleo ruso, el primer ministro húngaro sostiene que serían muy caras y que la modernización de las infraestructuras para ser más independientes a nivel energético llevarían unos cinco años de plazo; para entonces, según Orbán, ya no habrá guerra ni tendrán sentido estas sanciones.
Ha insistido en que este no es un conflicto que afecte a Hungría ni a la Unión Europea directamente. "Los rusos atacaron Ucrania. Es una guerra entre Rusia y Ucrania, no es nuestra guerra", ha sentenciado.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda