Alemania se niega a pagar el gas a Rusia en rublos

30 de marzo de 2022

El conflicto entre los países europeos que dependen del gas ruso y el Kremlin se agrava, pese a que haya concluido las fechas más frías en el continente. las naciones importadoras se niegan a aceptar la nueva medida que quiere imponer el Gobierno que preside Vladimir Putin que exige que el comercio energético en lo que afecta a ese país se haga en rublos.

Compartir en:

Putin, ya había anunciado la semana pasada que rechazará el pago del gas ruso en dólares -la moneda oficial en el comercio de las commodities, y más para las energéticas- y también en euros para todos los suministros a los que considera países «inamistosos», entre ellos, los de la Unión Europea, EE UU o Reino Unido.
¿Qué pretende Moscú con esta exigencia que comienza este 31 de marzo? Desde contestar a las sanciones que le han impuesto a negarse a dar más protagonismo al dólar o al euro, si bien se enfrenta a una batalla que tiene derivadas legales ya que los contratos están suscritos en dólares y no figura la moneda rusa.

Los países del G-7 reaccionaron esta semana para rechazar de forma unánime el uso del rublo para pagar las facturas energéticas. Y el más contundente ha sido el ministro de Economía y Clima alemán, Habeck, tras una reunión virtual con los ministros de Energía del grupo, que calificó como inadmisible las exigencias de Putin, pese a que es uno de los países más dependientes del gas que llega en gran parte desde Siberia.
Ahora es el turno de Gazprom, el gigante ruso del gas, que aún no ha cambiado las facturas, pero que obedece las directrices del Ejecutivo y del Banco Central para que el suministro del gas, incluso se ha hablado del petróleo, cambie de divisa.

En este contexto, Habeck ha confirmado la activación del nivel de «alerta temprana», la primera de las tres fases del plan de emergencia del Gobierno de Alemania para garantizar el suministro energético del país. El Ejecutivo de Berlín creará un grupo de trabajo dentro del Ministerio de Economía que se encargará de supervisar a diario la situación y las reservas, que en la actualidad se encuentran al 25% de su capacidad. «Vamos a aumentar las medidas de precaución para estar preparados para una escalada por parte de Rusia. Con la declaración del nivel de alerta temprana, se ha creado un equipo de crisis», ha añadido Habeck.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda