Por si acaso y para que no se note, Calviño defiende la reforma laboral

13 de enero de 2022

Con su tradicional cara de buena persona, Calviño, ha advertido hoy a los partidos políticos que la reforma laboral se ajusta a las recomendaciones de los organismos internacionales y sería muy difícil de entender un voto en contra en el Congreso a un texto que ha sido fruto de un acuerdo con los agentes sociales fruto de una negociación en la que se ha revisado "hasta la última coma".

Compartir en:

En un encuentro con periodistas tras intervenir en el Spain Investors Day (SID), Calviño no ha querido decir expresamente cuál es la opinión de Bruselas sobre la reforma laboral, pero sí ha dado entender que esta reforma laboral es bien vista por la Comisión Europea que debe dar su visto bueno para que España pueda seguir recibiendo los fondos europeos. Además, ha insistido en que es una buena reforma para la sociedad y los trabajadores españoles porque afronta los problemas de precariedad y temporalidad del mercado laboral. Así, Calviño confía en que sea aprobada en los primeros días de febrero por el Congreso.

"Es una reforma clave, valiosa porque responde a las recomendaciones de las instituciones internacionales y además, mejora la calidad de los trabajadores, que era una demanda social. Es también valiosa por el apoyo público. Espero que la ley sea apoyada por el Congreso en los primeros días de febrero", ha prometido a los inversores que escuchaban su ponencia.

La vicepresidenta ha respondido a sus preguntas, entre las que había alguna incómoda, en relación a las previsiones macroeconómicas que presentó en este mismo foro el pasado año y no se han cumplido. La vicepresidenta prometió un crecimiento del 7% en 2021, pero ni los datos del INE, ni las proyecciones del consenso de organismos y economistas nacionales e internacionales avalan ese cuadro. Todo indica que España cerró 2021 con un crecimiento inferior al 5%. Calviño ha explicado que es "extremadamente difícil" hacer proyecciones económicas en este contexto de pandemia y ha defendido la prudencia de su política económica. Además, ha expuesto los datos de empleo y de recaudación récord -en 2021 los ingresos fiscales fueron un 4% superiores a antes de la pandemia- como muestra de la recuperación económica.

Por último, ha recordado la gran oportunidad que suponen los fondos europeos para la economía española. Después, ante las preguntas de los periodistas, por la judicialización del reparto, la vicepresidenta ha pedido al PP que se ponga a "remar en la misma dirección" del Gobierno con los fondos europeos.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda