DAVOS GRAN OBJETIVO DE SANCHEZ

Nueva venta de España para nada

20 de mayo de 2022

Sánchez volará el lunes hasta la ciudad suiza junto a una vicepresidenta. No será Calviño, que el martes presidirá el Consejo de Ministros donde se aprobará el Perte más ambicioso, sino Ribera. Y eso también es inédito ya que la agenda del presidente se ha centrado en asuntos tecnológicos, principalmente.

Compartir en:

Sánchez siempre ha querido estar presente en Davos y este año volverá a un evento que estará marcado por la guerra en Ucrania. Zelenski intervendrá por vídeoconferencia. Pero a Davos se va a hacer negocios o, mejor dicho, a amarrar inversiones. Y ese es el objetivo principal de la delegación del Gobierno. La prioridad en esta edición del Foro de Davos serán las empresas tecnológicas y, en concreto, las de microchips. El jefe del Ejecutivo acudirá a varias reuniones con el Perte del sector, que aspira a movilizar 11.000 millones de euros -el más potente de los aprobados- y se lo presentará a los ejecutivos con los que se verá.

Sánchez tiene en agenda encuentros con los principales responsables de Intel, Qualcomm (la primera empresa en diseño de microchips del mundo), Micron y Cisco. Este próximo lunes participará también en Davos en una cena ofrecida para CEO del sector tecnológico. La carpeta de Sánchez contiene propuestas y ofertas para invertir en España. El Gobierno pone recursos, vendrá a explicar, y ofrece una demanda importante de sectores como la automoción o la maquinaria de herramientas para poner hacer negocios. Sin olvidar otras apuestas, como Barcelona Supercomputing Center, el organismo pionero de la supercomputación en España.
El Gobierno prepara, además, un equipo especializado para dirigir el despliegue de las inversiones en microchips. Un comité de expertos que dependerá de Calviño y cuyos nombres de conocerán en los próximos días, concluyen fuentes del Gobierno. España competirá en el terreno de los chips con otros países de Europa que llevan la delantera en este sector. Un escenario que nubla los planes del Ejecutivo, consciente de que las pocas empresas españolas que tienen cierta relación con los semiconductores son pequeñas y sin apenas potencial económico (de hecho se agrupan las cuatro en una asociación). Una precaria situación -la española- a la que se le une su debilidad ante los IPCEI, que en palabras de la ministra Maroto, son como los "Pertes a nivel europeo".

Con el objetivo de atraer inversiones a España de grandes empresas de microchips y semiconductores, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunirá la próxima semana en el Foro de Davos con los principales dirigentes de Intel, Qualcomm, Micron y Cisco.

El presidente del Gobierno será, además, el invitado especial en la cena organizada por Intel, en la que estará junto con la presencia de líderes de empresas tecnológicas. También pronunciará unas palabras ante los CEOs de las principales empresas tecnológicas del mundo durante una recepción organizada por Qualcomm. Según han informado desde Moncloa, Sánchez viajará a Davos el lunes y regresará a España el miércoles por la mañana, y se reunirá también con Temasek, el fondo soberano de Singapur.

En el plano político, Sánchez inaugurará, junto al primer ministro griego, Mitsotakis, y a la presidenta del Banco Central Europeo, Lagarde, la cena sobre el papel global de Europa. Además, mantendrá encuentros con el presidente de Suiza, Cassis, con el de Ruanda, Kagame, y buscará tener un encuentro informal con la primera ministra de Moldavia, Natalia Gavrilita.

El Foro Económico Mundial de Davos regresa este año en mayo, y no en enero como venía siendo tradicional, después de una pausa de dos años provocada por la pandemia que obligó a celebrar el encuentro de forma online. En esta ocasión, todos los participantes tiene la obligación de estar vacunados contra el Covid-19 y tiene que hacerse la prueba antes y después de su llegada a la ciudad para poder participar en el evento. Según los organizadores, se espera que casi 2.500 personas asistan a Davos la próxima semana, frente a los 3.000 participantes en enero de 2020. Este año, la lista de asistentes de este año no incluye a ningún funcionario o empresa del Gobierno ruso.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda