Ribera sigue presionando a las petroleras

24 de marzo de 2022

La ministra y vicepresidenta ha pedido este jueves un esfuerzo a las compañías petroleras para rebajar el precio de los carburantes, junto al que se va a hacer a cuenta de las arcas públicas. "En una situación tan complicada no puede haber solo un esfuerzo del consumidor, del contribuyente. Debe haber un esfuerzo también por parte de las empresas que están en posición de hacerlo".

Compartir en:

Tras el cónclave celebrado el pasado martes en Moncloa con los primeros espadas de las eléctricas y posteriormente con los máximos responsables de las petroleras, la ministra ha sido clara sobre cuál es la demanda del Ejecutivo a ambos sectores: "Yo creo que lo entienden". Incluso ha recordado que una de ellas ya había anunciado una campaña de descuentos y ha insistido en que a su parecer "tienen margen" para acompañar la rebaja de precios de los carburantes que prepara el Gobierno porque "entienden que la situación es complicada".
Ribera llega al cónclave de la AIG con su paquete de medidas para contrarrestar la escalada de los precios de los carburantes y de la electricidad todavía en preparación. El Gobierno fijaba la pasada semana el 29 de marzo como la fecha para aprobar en Consejo de Ministros estas rebajas "con efectos inmediatos". Sin embargo, Ribera ha reconocido ahora que alguna de las medidas va a necesitar de un poco más de tiempo por razones técnicas. "En estos momentos -ha recordado- sienten que hay una gran preocupación y que el primer esfuerzo tiene que ser por parte del presupuesto público, pero no puede basarse únicamente en un esfuerzo unilateral del mismo, sino que tiene que haber también un esfuerzo de reducción de márgenes, de beneficios del sector".

En cuanto a los objetivos planteados para las compañías eléctricas, la ministra ha indicado que se les reclama este esfuerzo "a través de la regulación con las contribuciones que hacen... y quizás haya que ampliar para la cobertura del bono social". Todo ello, renunciando a una revisión al alza de las tarifas de los clientes domésticos e industriales para repercutir el fuerte incremento de los precios del gas de los últimos meses y más concretamente, tras la invasión de Rusia a Ucrania. Ribera ha comentado que otra posible contribución por parte de las firmas eléctricas sería el adelanto de las liquidaciones por la generación con renovables de primera generación.

Y es que, modificar el sistema de fijación de los precios de la electricidad es una de las prioridades del Gobierno ante la cumbre del Consejo Europeo que se celebra este jueves y viernes en Bruselas. Sin embargo, la propuesta de Madrid y Lisboa para establecer un tope al precio del gas y que repercute en el del kilovatio por hora, choca con las estrategias de algunos países del norte, como es el caso de Alemania. La vicepresidenta tercera ha reconocido que "va a ser un Consejo Europeo complicado, intenso", pero ha defendido la idea de que si no hay consenso entre los Veintisiete para desacoplar los precios de la electricidad de los del gas, al menos que se ofrezca una posibilidad de hacerlo a los que quieran ir por esa vía "con todas las salvaguardas de cara al intercambio de electricidad".

En este contexto, Ribera ha insistido en que seguirán adelante con su estrategia aunque no haya consenso. Pero no ha querido adelantar nada más a los medios, y se ha limitado a reiterar que todavía quedan por delante dos días de cumbre e incluso "alguna hora más, si fuera necesario, para llegar a un consenso". "Nos tenemos que centrar en este momento", ha concluido. La ministra se ha mostrado en la misma línea que su homóloga de Hacienda María Jesús Montero, que ha adelantado en declaraciones a Antena 3 que desde Moncloa se ha pedido un esfuerzo a petroleras y eléctricas para minimizar el impacto de la guerra, porque deben "contribuir a la solución final". "El Gobierno les ha pedido un esfuerzo", ha recalcado.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda