Putin anuncia que amentara el suministro de gas

07 de octubre de 2021

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha asegurado que el suministro por parte de Rusia está garantizado y que Moscú está comprometido con la estabilización del mercado global de la energía.

Compartir en:

Las declaraciones de Putin se producen después de que el precio del gas natural se haya disparado un 60% en Europa en apenas dos jornadas, debido a los temores sobre la falta de suministro y los reducidos inventarios de cara al invierno. El mandatario ruso ha comentado que Rusia está preparada para impulsar el suministro de gas a Europa y que su Gobierno está comprometido con la estabilización del mercado energético mundial.

Según ha comentado,·el suministro de Gazprom hacia Europa alcanzará un nuevo récord. Además, el aumento del bombeo de gas a través de Ucrania superará las obligaciones contractuales. Rusia "siempre" será un suministrador "fiable" de gas, cumplidora de sus "obligaciones", ha sentenciado Putin. Al mismo tiempo, ha criticado a la Comisión Europeo por su visión cortoplacista sobre el suministro, en un momento en el que Rusia busca que Alemania ponga en marcha el gasoducto Nord Stream 2, que transportará gas ruso a Alemania por el fondo del mar Báltico y esquivará así territorio ucraniano.

En cualquier caso las palabras de Putin han calmado los precios del gas natural y también a las bolsas europeas, que siguen cotizando en negativo pero han reducido sus pérdidas. El temor a que los suministros de Rusia sean menores de lo previsto durante el invierno ha tensionado los precios del gas de una manera muy violenta en los últimos días. Sin embargo, tras las declaraciones de Putin, el precio del gas en Europa baja un 7% tras haber repuntado un 25% durante el día. Y los precios de los futuros del gas, que en apenas dos sesiones habían disparado su cotización un 60%, se daban la vuelta bruscamente y cotizaban con caídas superiores al 7% en los contratos del mes de noviembre. De este modo, los contratos de futuros europeos de gas (TTF holandés) para entrega en noviembre, de referencia para el Viejo Continente y que durante el día habían subido más de un 25%, hasta un récord de más de 161 euros por megavatio, cedían tras las declaraciones del presidente ruso más de un 7% y cotizaban en alrededor de 107 euros, tras llegar a bajar hasta los 104 euros.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda