CAPITULO V: ¿POR QUÉ HA INVADIDO PUTIN UCRANIA?

1999-2022: LA APLICACIÓN PRÁCTICA POR PUTIN DEL PENSAMIENTO DE SOLJENITSIN.

08 de junio de 2022

En 1999 se produce la llegada de Vladimir Putin al poder. Desde entonces alternará los puestos de primer Ministro y presidente, pero será considerado siempre como “el hombre fuerte” del Kremlin. Todo gobernante que dura en la primera línea política necesita de un guía espiritual o movimiento político con el que ilusionar y seguir ofreciendo proyectos futuros a sus gobernados. En el caso de Vladimir Putin será la gobernación de Rusia según los postulados de Soljenitsin: cierta libertad económica que mejore la vida de los ciudadanos frente a la pobreza de la época soviética, y libertad política limitada tal y como establecía Soljenitsin.

Compartir en:

En el caso de los antiguos territorios soviéticos independizados también será de aplicación la ideología de Soljenitsin: la de predominio de la “gran Rusia” sobre las otras 14 repúblicas además de Rusia que conformaban la URSS, con especial foco en la llamada “Gran Rusia” que incluiría a los estados de Rusia, Bielorusia y Ucrania, que Soljenitsin consideraba la cuna del imperio de los zares.

 

La Rusia de Vladimir Putin debía restaurar en su poder económico en el poder económico y político como en la época dorada de los zares.

 

Y la afinidad y respeto de Soljenitsin hacia Putin, y de Putin  hacia Soljenitsin se mostraría al gran público en muchos momentos desde 1999 hasta nuestros días.

 

Entre los momentos especialmente relevantes de esa afinidad personal e ideológica entre Putin y Soljenitsin, y de admiración personal cabe reslatar los siguientes:

 

 

 

2007: EL PRESIDENTE PUTIN CONDECORA A SOLJENITSIN.

 

El año 2007 marca el momento en que Vladimir Putin –seguro de tener el poder en Rusia bien atado- decide reconocer públicamente al antiguo disidente soviético Soljenitsin.

 

La prensa rusa y la prensa internacional recogía las imágenes de Vladimir Putin reunido en su despacho con Alexandr Soljenitsin, visitándole en el domicilio del escritor, para resaltar su cercanía y amistad con el mismo, cuya foto era publicada con el pie de foto siguiente:

 

“Putin (izquierda) visitando a Solzhenitsyn hoy en su casa cerca de Moscú (ITAR-TASS) 12 de junio de 2007 “.

 

Y la noticia continuaba describiendo el motivo de la visita:

“- En una ceremonia en el Kremlin para conmemorar el Día de Rusia, el presidente Vladimir Putin otorgó al escritor y disidente antisoviético Aleksandr Solzhenitsyn un premio estatal por logro humanitario.”

 

El premio mencionado era ni más ni menos que la máxima condecoración existente en la Rusia postsoviética.

 

Vladimir Putin no evitó en ningún momento describir a Soljenitsin como héroe de la Rusia que él presidía, identificándolo como luchador antisoviético,  criticando el  presidente ruso –antiguo miembro del KGB- el periodo Marxista leninista de Rusia, definiéndolo cómo “amarga experiencia de Rusia en el siglo XX”:

 

“ Putin dijo que "millones de personas en todo el mundo asocian" el nombre y el trabajo de Solzhenitsyn "con el destino mismo de Rusia".

 

En un mensaje de video pregrabado reproducido en la ceremonia, Solzhenitsyn dijo que la "amarga experiencia" de Rusia en el siglo XX "nos advertirá y nos desviará de fracasos ruinosos" en el futuro.

 

El novelista de 88 años es mejor conocido por escribir "El archipiélago Gulag", un esfuerzo por documentar la historia de los campos de prisioneros de la era soviética que lo llevaron a exiliarse de la Unión Soviética en 1974. “

 

Solzhenitsyn será la segunda persona en recibir el premio, que se otorgó por primera vez el año pasado al patriarca ortodoxo ruso Aleksy II”.

 

Y es que con esta condecoración Putin marcaba la tendencia futura de reivindicar a la nación Rusa, a los zares, y la religión ortodoxa: primer se condecoraba al patriarca Ortodoxo, y al año siguiente a Soljenitsin, como figura casi santificada, referencia de la ideología nacionalista de la nueva  Gran Rusia futura…

 

2008: LA MUERTE DE SOLJENITSIN Y EL DUELO DE PUTIN.

 

El fallecimiento de Alexandr Soljenitsin será sentido como la muerte de un familiar por Vladimir Putin, y fue transmitido por los medios de comunicación públicos rusos, como un hecho de Estado.

 

 

Las fotos del presidente ruso de luto, transmitiendo du pésame a familiares y rindiendo honores al escritor e ideólogo fallecido serán repetidas en múltiples medios, y los escritos del ya fallecido marcarán aún más si cabe el devenir político del régimen de Vladimir Putin.

 

 

Causarán impresión las imágenes del presidente ruso en las que parece sinceramente afectado por la muerte de Soljenitsin, y tal y como se verá en los años posteriores, no olvidará la figura del condecorado escritor, que será honrado con monumentos en múltiples lugares de Rusia.

 

2014: LA ANEXIÓN DE CRIMEA.

 

La situación de una Rusia que ha dejado atrás el sistema soviético, que abraza un sistema dónde las libertades económicas individuales y las posibilidades de inversión extranjera permiten el desarrollo de muchos sectores de su economía, harán que el PIB de la Federación Rusa crezca, y se equpare al de Italia – una de las 8 primeras economías del mundo.

 

Aunque pueda parecer que no es mucho, lo cierto es que comparando el PIB de Rusia del principios del siglo XXI,  con el falseamiento repetido de datos económicos que se producía en la época soviética, y las hambrunas repetidas que produjo durante el siglo XX, ese desarrolló postsoviético de Rusia en los primeros años del siglo XXI permitía poco a poco de nuevo sanear las cuentas del país, y enfocar desafíos que habían quedado postergados en la transición de la época de la URSS a las independencia de las antiguas repúblicas soviéticas y su constitución como países independientes.

 

Era un momento de dar mayor peso a la influencia exterior de Rusia en el mundo, y especialmente a lo que Soljenitsin había considerado como territorios constitutivos de la “Gran Rusia” espiritual: Bielorusia y Ucrania

 

En el caso de Bielorusia, Alexandr Lukachenko mantenía el poder en un sistema cerrado, poco abierto al exterior, con una permanente sumisión a los designios de los gobiernos de Moscú. El movimiento anti-ruso en Bielorusia –la Rusia blanca-  siempre había escaso, y no se desarrolló en los años postsoviéticos.

 

Diferente era el caso de Ucrania, dónde la división entre las zonas rusófonas del Este y del Sur - Donbass y de la Nueva Rusia –desde Karkov hasta Odessa, hacia que los gobiernos de Kiev dieran unos bandazos  tremendos en sus decisiones según quien tuviera el poder.

 

En Noviembre de 2013 se desencadena la Revolución del Maidan o “Euromaidan”, un movimiento europeísta que se manifiesta en diversas formas –manifestaciones y disturbios-  que supone el cambio del gobierno pro-ruso de Kiev a un gobierno anti-ruso pro-europeísta dirigido por nacionalistas ucranianos radicales, tras cnacelar los dirigentes ucranianos los acuerdos de asociación con la Unión Europea. Durará hasta Febrero de 2014.

 

El 18 de marzo de 2014, Crimea –que había sido cedida por el gobernante Ruso Kruschev a Crimea por decisión personal- será re-anexionada por Rusia.

 

Crimea seguía manteniendo la sede de la flota rusa del mar Negro, y una población militar mayoritariamente rusa.

 

 

La anexión se har´çia de una forma casi incruenta, por la adscripción mayoritaria de la población residente en Crimea al gobierno ruso, y por eel efecto sorpresa.

 

 

Múltiples artículos glosarán en los meses siguientes  estos hechos de la anexión de Crimea por Rusia, que sin ser reconocida ni por Ucrania ni por la mayoría de países de la comunidad internacional, no produciría sin embargo una guerra entre Ucrania y Rusia.

 

 

En Febrero de 2015 el profesor Peter Eltsov  consideraba que la anexión de Crimea se basaba en los psotulados del ya fallecido en 2008 Soljenitsin:

 

“Lo que el gurú favorito de Putin nos dice sobre su próximo objetivo

El líder al estilo soviético de Rusia está siguiendo el consejo del disidente más famoso de la URSS.

 

 

En una ceremonia en el Kremlin en junio de 2007, Vladmir Putin otorgó el Premio Estatal de la Federación Rusa, el premio más alto en Rusia, a Alexander Solzhenitsyn, el autor ganador del Premio Nobel cuya valiente exposición de la opresión soviética durante la Guerra Fría lo había convertido en una figura venerada en Occidente. Tanto Mikhail Gorbachev como Boris Yeltsin habían tratado de darle a Solzhenitsyn el mismo premio por el archipiélago Gulag y otras obras famosas, pero el escritor no tenía mucho uso para ellos: dos líderes que intentaron romper con la identidad comunista e imperialista de Rusia. Putin era diferente. Putin, dijo Solzhenitsyn en una entrevista poco antes de su muerte en 2007 a los 88 años, había traído “una restauración lenta y gradual” a Rusia.

 

La admiración era mutua. Después de elogiar a Solzhenitzyn en la ceremonia del Kremlin por dedicar “prácticamente toda su vida a la Patria”, Putin visitó al escritor en su casa y le dijo cuánto de su programa para Rusia estaba “en gran medida en sintonía con lo que ha escrito Solzhenitsyn”. Y los acontecimientos políticos recientes muestran que Putin, de hecho, ha seguido muchas de las ideas de Solzhenitsyn, particularmente en el área conocida como "el extranjero cercano" o la antigua URSS.”

 

 

Y Eltsov recupera en su art´ciculo de 2015 las visiones expresadas por Solejnitsin en su libro de 1990:

 

 

“ Durante años antes de su muerte, el ferozmente nacionalista Solzhenitsyn sugirió que la Rusia postsoviética debía incluir a Ucrania. Solzhenitsyn no vio a los ucranianos como una nación separada: “Todo lo que se habla de un pueblo ucraniano separado que existe desde algo así como el siglo IX y que posee su propio idioma no ruso es una falsedad inventada recientemente”, escribió en un ensayo de 1990, “« Como reorganizar Rusia. Reflexiones en la medida de mis fuerzas.”

 

 

 

El artículo de 2015 de Eltsov anticipaba ideas de Soljenitsin utilizadas por Valdimir Putin desde 2008, repetidas en 20144 cuando se produjo la invasión de Crimea, que luego utilizará Putin de nuevo en 2022 antes de justificar su “Operación especial” en Ucrania : la invasión para anexionar desde Kharkov a Odesa –del Donbás a Nueva Rusia:

 

 

“Putin también ve a Ucrania como un estado artificial: en la cumbre de la OTAN de 2008 en Bucarest, le dijo al entonces presidente George W. Bush que “Ucrania ni siquiera es un estado. Parte de su territorio está en Europa del Este y la mayor parte es un regalo nuestro".

 

 

 

 

2016:  PUTIN SE REBELA CONTRA LENIN.

 

En enero de 2016 Vladimir Putin dará un paso más en su utilización de los argumentos de Soljenitsin y desautorizará la política soviética del otrora “santificado” Lenin.

 

El periódico británico The Guardian publicaba un soprprendente titular y artículo con las iras de Vladimir Putin contra Vladimir Ilich Oulianov alias “Lenin”

 

“VLADIMIR PUTIN ACUSA A LENIN DE COLOCAR UNA 'BOMBA DE RELOJERÍA' BAJO RUSIA.

 El presidente ruso culpa al federalismo revolucionario por la ruptura de la Unión Soviética y la creación de tensión étnica en la región Putin hace una crítica inusualmente dura al líder revolucionario ruso Lenin

Vladimir Putin ha denunciado a Lenin y su gobierno bolchevique por sus brutales represiones y lo acusó de haber colocado una “bomba de relojería” bajo el Estado ruso.

La crítica a Lenin, quien todavía es reverenciado por los comunistas y muchos otros en Rusia, es inusual para el presidente ruso, quien en el pasado sopesó cuidadosamente sus comentarios sobre la historia de la nación para evitar alienar a algunos votantes.”

 

Y aunque  la crítica de Putin era clara, y frontal al anti-patriotismo ruso que había guiado la ideología marxista la época soviética, que luego permitiría las independencias de las antiguas regiones-república soviéticas, todavía no tenía previsto desenterrar a Lenin de la Plaza Roja de Moscú:

 

 “Al mismo tiempo, señaló que el gobierno no tenía intención de sacar el cuerpo de Lenin de su tumba en la Plaza Roja, advirtiendo contra “cualquier medida que divida a la sociedad”.

 

Aparecía como cuestión de tiempo que la cuestión del Donbás- tras haber “resuelto” el problema de Crimea aflorara en . Continuaba así al relato de Associated Press publicado en The Guardian:

“La evaluación de Putin sobre el papel de Lenin en la historia rusa durante la reunión del lunes con activistas pro-Kremlin en la ciudad sureña de Stavropol fue marcadamente más negativa que en el pasado. Denunció a Lenin y su gobierno por ejecutar brutalmente al último zar de Rusia junto con toda su familia y sirvientes, matar a miles de sacerdotes y colocar una bomba de relojería bajo el estado ruso al trazar fronteras administrativas a lo largo de líneas étnicas.

 

Como ejemplo del legado destructivo de Lenin, Putin señaló Donbass, la región industrial en el este de Ucrania donde estalló una rebelión separatista prorrusa semanas después de la anexión de Crimea por parte de Rusia en marzo de 2014. Más de 9.000 personas han muerto en el conflicto desde abril de 2014 y los enfrentamientos han continuado a pesar del acuerdo de paz de febrero de 2015. Dijo que el gobierno de Lenin había trazado fronteras caprichosamente entre partes de la URSS, colocando Donbass bajo la jurisdicción ucraniana para aumentar el porcentaje de proletariado en un movimiento que Putin calificó de "delirante". La crítica de Putin a Lenin podría ser parte de sus intentos de justificar la política de Moscú en la crisis de Ucrania, pero también puede reflejar la preocupación del Kremlin por posibles sentimientos separatistas en algunas provincias rusas.”

 

Y finalmente Putin criticaba abiertamente el proceso federal  que permitía en la constitución soviética las autodeterminaciones de las repúblicas –eufemismo para la independencia utilizado por los soviéticos-.

 

“Putin fue particularmente crítico con el concepto de Lenin de un estado federativo con sus entidades con derecho a la secesión, diciendo que contribuyó en gran medida a la ruptura de la Unión Soviética en 1991. Agregó que Lenin se equivocó en una disputa con Joseph Stalin, quien defendía un modelo de estado unitario. En el pasado, Putin denunció a Stalin por las purgas que mataron a millones, pero señaló su papel en la derrota de los nazis en la Segunda Guerra Mundial. En los comentarios del lunes, Putin también criticó a los bolcheviques por hacer que Rusia sufriera la derrota a manos de Alemania en la Primera Guerra Mundial y ceder grandes porciones de territorio solo unos meses antes de que perdiera. “Perdimos ante la parte perdedora, un caso único en la historia”, dijo Putin”

.

Ese mismo modelo soviético es el que invocaban los comunistas del PCE y del PSUC (Partido Socialista Unificado de Cataluña)  que iba a resolver los problemas de las regiones españolas con referéndum independista en varias de ellas ... (menos mal que son se siguió el modelo soviético que algunos en 2022 siguen promulgando en España)

 

Y el propio Vladimir Putin, en 2016, 25 años después de la caída de la URSS no disimulaba el fraude que esa ideología -basada en la mentira- supuso:

Putin dijo que creía sinceramente en la ideología comunista cuando sirvió en la KGB, y agregó que si bien sus promesas de una sociedad justa y justa “se parecían mucho a la Biblia”, la realidad era diferente. “Nuestro país no se parecía a la Ciudad del Sol” imaginada por los socialistas utópicos, dijo.”

 

 

 

 

2018:   100 AÑOS DE LA MUERTE DE SOLJENITSIN

 

 En diciembre de 2018 “Radio Free Europe”  publicaba un artículo con el titular siguiente:

 

 “PUTIN SALUDA A SOLZHENITSYN COMO ‘VERDADERO PATRIOTA’ EN EL CENTENARIO DE SU NACIMIENTO”

 

“El presidente ruso Vladimir Putin habla durante una ceremonia para inaugurar un monumento al disidente y escritor de la era soviética Aleksandr Solzhenitsyn en Moscú.

MOSCÚ (AP) —

 

 “El presidente Vladimir Putin elogió al difunto escritor ruso Aleksandr Solzhenitsyn como un "verdadero y verdadero patriota" después de inaugurar una estatua en honor al autor ganador del Premio Nobel en el centro de Moscú.

Hablando en la ceremonia de inauguración que marcó el centenario del nacimiento de Solzhenitsyn, Putin dijo el 11 de diciembre que, incluso en el exilio, el autor "no permitió que nadie hablara despectivamente y mal de su patria". "Se enfrentó a cualquier expresión de rusofobia", dijo Putin, ex oficial de la KGB.

 

La reivindicación por Valdimir Putin de la figura de Soljenitsin, aparejada a su creciente crítica del periodo soviético se manifestará en el año del centenario de la muerte se Soljenitsin. Continuaba el artículo mencionado:

 

“El premio Nobel de Literatura de 1970 murió en Moscú en 2008 a la edad de 89 años. Hablando en la ceremonia de Moscú, Putin dijo que Solzhenitsyn expuso "las características de un sistema totalitario que trajo sufrimiento y grandes dificultades a millones de personas".

Lo más importante es que la voz de Solzhenitsyn siga resonando, que sus pensamientos e ideas resuenen en el corazón y la mente de la gente”, agregó el líder ruso.”

 

En ese año de 2018 el presidente Putin inaugurará una estatua de Soljenitsin para recalcar su admiración por la figura del escritor nacionalista ruso.

 

Los asuntos de la “Gran Rusia” anhelada por Soljenitsin y por Putin seguían pendientes. No será hasta 2022 cuando se vuelva a manifestar en la poliítcia rusa el anhelos de recuperar los territorios rusos –o toda Ucrania- o lo que se pueda por la fuerza militar.

 

21 DE  FEBRERO 2022: COMIENZA LA INVASION DE UCRANIA

 

El 21 de Febrero de 2022, Valdimir Putin  pronuncia un discurso en el que anuncia el comienzo de la invasión de Ucrania. Las primeras palabras de confraternización con los habitantes del territorio invadido muestran una clara inflencia de Solejnitsin en su concepto de hermandad entre rusos de Rusia y rusos de Ucrania….

Palabras que resuenan con las primeras líneas del Discurso de Vladimir Putin el 21 de febrero de 2022:

“… Me gustaría enfatizar una vez más que Ucrania no es solo un país vecino para nosotros. Es una parte integral de nuestra propia historia, nuestra cultura y nuestro espacio espiritual.

Estos son nuestros amigos, nuestros familiares, no solo nuestros colegas, amigos y ex compañeros de trabajo, sino también nuestros familiares y familiares cercanos.

Desde la antigüedad, los habitantes de las tierras históricas del suroeste de la antigua Rusia se han llamado a sí mismos rusos y ortodoxos. Así era antes del siglo XVII. siglo, cuando parte de estos territorios fueron reunificados con el estado ruso, y después…”

Aunque la guerra de invasión de Rusia en Ucrania continúa tras más de 60 días,  falta todavía saber hasta dónde irá Putin en su afán de conquistar y anexionar a Rusia territorios de Ucrania.

 

Lo anunciado oficialmente por el alto mando ruso es anexionar es desde Karkov hasta Odessa y Transnistria (territorio atribuido a Moldavia por Stalin), anexiones a realizar tras referéndum “express” en todas las tierras conquistadas (como deseaba Soljenitsin).

 

Los objetivos iniciales abarcaban también la capital Kiev, objetivo que por la resistencia nacionalista Ucraniana de momento se ha postergado.

 

Y es que han pasado 30 años desde escrito Soljenitsin y el nacionalismo Ucraniano anti-ruso que conoció Soljenitsin se ha acentuado exponencialmente en los últimos años –en especial desde 2013- y la división de Ucrania  es más perceptible aún

 

Por otra parte, las naciones  se alimentan, y la historia es “la gasolina” para ese nacionalismo : tal y como afirmaba el historiador marxista Hobsbawn, las naciones se alimentan .

La denominada “religión” del nacionalismo, así llamada por Kedourie,  busca expulsar al idioma ruso del Donbass y de Nueva Rusia, y el gobierno ruso sabe que cuantos más años pasen con los rusófonos del Donbass bajo administración de nacionalistas Ucranianos, más posible es que ciertas partes de la población se ”desrusifique”.

 

La idea de Putin con la invasión es reintegrarlos en la “Gran Rusia” por la fuerza –aunque eso signifique perder definitivamente el resto de Ucrania de forma total….

 

CONCLUSIONES

¿Está cumpliendo los designios de Soljenitsin Vladimir Putin con la guerra iniciada en Ucrania en 2022?

Lo cierto es que Soljenitsin es indudablemente el referente espiritual de la organización política de la Rusia democracia “orgánica” de Vladimir Putin, pero no por ello todos sus movimientos respetan la doctrina de Soljenitsin:

 

CONCLUSIÓN nº1 SOLJENITSIN NO INCLUIA LA UTILIZACIÓN DE LA FUERZA MILITAR PARA RECUPOERAR UCRANIA EN NINGUNO DE SUS ESCRITOS.

 

Soljenitsin durante toda su vida fue una persona coherente en sus escritos, que siguieron una línea de actuación similar. Soljenitsin nunca toleró:

- Ni la Violencia:

Jamás promulgó la anexión violenta de Ucrania, sino a través de “referéndum” , uno o varios, por la vía pacífica.

– Ni le gustó la Mentira:

La forma de anunciar la invasión de Ucrania eufemísticamente cómo una “operación especial”, y cómo una acción contra los “nazis” de Ucrania, es cuando menos un subterfugio falso.

Soljenitsin no está vivo y probablemente tampoco importaría su opinión a los gobernantes rusos, que supuestamente siguieron otros de sus postulados, pero no tolerarían ninguna disidencia interna que debilite a la “nación” en tiempos de guerra.

Soljenitsin no era partidario en ningún de la utilización de las armas contra sus hermanos –y primos- ucranianos, aunque fuera supuestamente para liberar al algunos de ellos de los nacionalistas excluyentes ucranianos.

 

CONCLUSIÓN nº2 : SON DOS NACIONALISMOS QUE SE ENFRENTAN  Y QUE QUIEREN EXCLUIR AL OTRO.

 

Desde un punto de vista ideológico, si evaluamos las ideologías anticomunistas y pro-nacionalistas tanto de Putin como de Gobierno de nacionalistas Ucranianos, el resultado no es la ex URSS liberadora contra unos nacionalistas ucranianos fascistas. En puridad esta guerra enfrenta a  dos nacionalismos que quieren excluir al contrario.

- Es decir se enfrentan los nacionalistas Ucranianos que quieren “Ucranianizar” por la fuerza a los rusófonos del Este y Sur del país, (y que bien es cierto que han hecho leyes lingüísticas injustas,  cómo si los rusófonos ucranianos no existieran, eliminando el ruso de la educación de Ucrania, algo provocador cuando menos….

- Que se oponen a los nacionalistas rusos de Putin,  que quieren anexionar a Rusia las zonas de Ucrania que consideran Rusas (toda Ucrania sería anexionada si pudieran ganar militarmente).

 

CONCLUSIÓN nº3: LOS UCRANIANOS QUE TENÍAN DUDAS SOBRE LA CONVIVENCIA CON RUSIA HAN PERDIDO SU APRECIO PARA SIEMPRE AL “HERMANO RUSO”

 

Una de las consecuencias más dramáticas de la invasión rusa de Ucrania, es que en las zonas que acabe controlando cada uno de los dos gobiernos no se podrá tener una doble identidad rusa y ucraniana. De hecho en zona ocupada por los rusos ya están deportando a zonas de Siberia a los que ocupaban puestos de gobierno pro-ucranianos, y en la zona ucraniana se está poniendo en arresto domiciliario o detención a los que han manifestado apoyo a los rusos.

 

Se acabó la posibilidad de ser ambiguo y sentirse a la vez ruso y ucraniano o ucraniano y ruso en proporción variable.

 

La invasión rusa de Ucrania supondrá la consolidación del nacionalismo ucraniano más excluyente en la zona de Ucrania que quede fuera de las zonas invadidas, y a su vez la presencia del nacionalismo ruso más exacerbado en las zonas que queden bajo control ruso.

 

 

CONCLUSIÓN nº4: LA INCOHERENCIA ENTRE LA POLITICA INTERIOR “RUSA” DE PUTIN Y SU POLÍTICA EXTERIOR.

 

Otro de los elementos que es más visible, y muestra la incoherencia de la política rusa de Putin es la incoherencia –otros lo llamarían cinismo puro y duro- de apoyar en Europa al nacionalismo escocés y sus veleidades rupturistas con Reino Unido, contratando al nacionalista independentista escocés Alex Salmond para difundir mensajes anti-británicos en las ondas de la emisora de Estado Rusa RT.

También es muestra de ese cinismo ruso el recibir y apoyar a los emisarios de los nacionalistas del regionalismo totalitario catalán, que busca trocear España, prometiéndoles apoyo y repartiendo los mensajes de odio a España a través de sus hackers y medios de comunicación en redes sociales.

 

Todo ello mientras que Rusia -por otra parte- niega las especificidades de Ucrania frente al nacionalismo ruso.

 

En ese sentido Putin apoya las tesis que promovían en la época de los años 1920 y 1930 la llamada U.R.S.I. para España y Portugal, una Unión de Repúblicas Socialistas Ibéricas imitando a la U.R.S.S. en la península Ibérica, pero al mismo tiempo critica Putin sin resuello la política territorial de la U.R.S.S que permitió trocear el Imperio del Zar al final de la era Soviética en diferentes repúblicas artificiales.

Ese cinismo de la política exterior rusa de Vladimir Putin y de su ministro Lavrov, que busca desestabilizar a los países de Europa, no está basada en ninguna ética ni principios  coherentes, se basa en el viejo principio que resumió Maquiavelo cómo:

 

 “Los enemigos de mis enemigos son mis amigos”

 

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda