CAPITULO III- ¿POR QUÉ HA INVADIDO PUTIN UCRANIA?

SOLJENITSIN, LA U.R.S.S., Y EL FINAL DEL COMUNISMO

19 de mayo de 2022

¿QUIÉN FUE ALEXANDR SOLJENITSIN? Para enumerar algunos pensamientos de Soljenitsin sobre lo que fue la U.R.S.S. y cuáles eran sus proyectos para los antiguos territorios zaristas en la época postsoviética, es interesante conocer quién fue Alexander Soljenitsin, y porqué era un personaje de referencia; héroe en occidente y titán de la disidencia de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Compartir en:

Alexander Soljenitzin (1918-2008), fue un escritor, ideólogo, historiador novelista, prisionero político y opositor al régimen soviético.

Estuvo preso en los campos de concentración soviéticos llamados “Gulag”, por propagar sus opiniones políticas contrarias al marxismo-leninismo y por su defensa de la individualidad del ser humano que el sistema soviético buscaba eliminar.

 

Soljenitsin fue condenado a 8 años de trabajos forzados en el decenio de los años 50 del siglo XX por el régimen totalitario comunista soviético, Cumplió condena en varios centros y estuvo un campo de concentración y trabajos forzados por la Unión Soviética por expresar su opinión libremente.

 

Fue autor de varios libros esenciales  como “Un día en la vida de Iván Denisovich” y de “Archipiélago Gulag” que describía las opresión totalitaria Soviética. Esta última fue su obra más traducida y difundida. Se el concedió el Premio Nobel de Literatura en 1970, lo que hizo de él un personaje internacional, lo que probablemente le salvó la vida, al tener miedo las autoridades soviéticas de las repercusiones en Occidente de su persecución.

Mostró con sus relatos costumbristas el fracaso -impuesto a través de la “violencia” y de la “mentira”- del “paraíso comunista” marxista-leninista,a través de una violencia que sufrió en sus propias carnes.

 

Publicó también en 1974 Soljenitsin parte de su “correspondencia” de protesta que enviaba a las autoridades soviéticas, sobre lo que suponía el comunismo y el marxismo leninismo para el pueblo ruso, y para resto de territorios bajo influencia marxista-leninista, caídos bajo el control soviético en el llamado “telón de acero”.

 

Soljenitsin fue expulsado de la URSS en 1974, y privado de la nacionalidad por la dictadura soviética, convirtiéndose en ese tiempo en “apátrida” contra su voluntad. Tuvo la suerte de que al ser un disidente conocido en el mundo entero no lo ejecutaron como a tantos otros héroes anónimos que sí lo fueron….

 

1974: JUICIO SOBRE LA EPOCA SOVIÉTICA DE SOLJENITSIN

La valoración de Soljenitsin análisis sobre el periodo soviético –sobre todos los aspectos de la ideología marxista que lo guiaba-  fue el siguiente:

 

“ [1]- El marxismo no solo es inexacto, no sólo no es científico, no sólo no pronostica “ni un acontecimiento”, ya sea en forma de cifras, de cantidades, de fechas o de lugares[…]”

 

“[2] -Esa primitiva y superficial teoría económica, que declaró que sólo el obrero engendraba riqueza,  no advirtió la aportación de los empresarios, ni de los ingenieros, ni del transporte, ni del mecanismo de ventas.”

 

“[3]- Se equivocó al pronosticar que el proletariado sería oprimido ilimitadamente y nunca conseguiría nada en una democracia burguesa[…]”

 

“[4] - Tampoco dio en el clavo al afirmar que la prosperidad de los países europeos estribaba en las colonias, siendo así que precisamente después de zafarse de las [sus colonias] es cuando han comenzado tales países a realizar sus “milagros económicos”.

 

“[5]-se equivocó en sus cálculos al pretender que estas revoluciones comenzarían en los países industrialmente avanzados […], y que las revoluciones pronto se adueñarían de todo el orbe

- y que muy pronto  el Estado se extinguiría (craso error, que denota un desconocimiento absoluto de la naturaleza humana).

 

“[6]- [con respecto al pretendido anti-militarismo teórico de Marx y la URSS]

- y que las guerras eran sólo inherentes al capitalismo y terminarían con él (Hemos presenciado la por ahora más larga guerra del siglo XX, 15 y 20 años […])”

- la exigencia de hacer frente a la gran amenaza con el desarrollo preferente del sector bélico (lo cual ha redundado en detrimento de toda la vida nacional, en el aspecto interno, sin que en 55 años haya habido tiempo siquiera para colonizar Siberia);

 

[7]- [con respecto al desarrollo económico criticó fuertemente al marxismo por sus trabas:]

-Los impedimentos del desarrollo industrial y de la reestructuración tecnológica.

[En su experiencia, el marxismo no solo no desarrolló la economía, sino que atrasó a Rusia y a todos los países bajo el yugo de la URSS]

[..]

 

“[9]- Y la persecución religiosa. Esta es importantísima para el marxismo.

Sergei Bulgakov declaró (1906. Actitud de Carlos Marx en lo religioso) que el ateísmo es el centro inspirador y emocional del marxismo, y que todo el resto de la ideología se acumula en torno de aquél: el rasgo más persistente del marxismo es el rabioso antagonismo con la religión […]

 

“[10]- [La crítica de la nueva clase dirigente que se aprovecha de los recursos y que somete al pueblo en la URSS ]

- Solamente al provecho de algunos, a la obcecación de otros y al “ansia de creer” de un tercer grupo, puede atribuirse esta amarga chacota del siglo XX:

 

Pero el punto esencial en lo relativo a los nacionalismos y la sobre la valoración de Soljenitsin sobre cómo la URSS buscó destruir las naciones –la rusa incluida-  y atacó a los que se consideraban “patriotas”, basándose en el marxismo es el siguiente:

 

“[8] – [con respecto al anti-patriotismo de Marx y Lenin, y a su gestión de los hechos nacionales en la URSS]

 

-Tan enterrado había quedado el nacionalismo por esta teoría en 1848 [fecha del manifiesto Comunista de Marx que promulgaba una hermandad internacional de trabajadores como forma de gobierno mundial] que ya no era más que una “reliquia histórica” (pero, ¡a ver quién encuentra en el mundo una fuerza más poderosa!). Y hoy existen tantos nacionalismos que su enumeración sería prolija.”[…]

 

Y es que jamás pudo el marxismo-leninismo soviético acabar con ninguno de los nacionalismos que existían en los antiguos territorios controlados por la Rusia zarista.

 

 

 

La conclusión de Soljenitsin –cuando todavía quedaban 15 de años de opresión al comunismo es clara:

 

“¡Que una doctrina hasta tal punto desacreditada, hasta tal punto derrotada, posea aún en Occidente tantos adeptos!

¡Y que nuestro país sea precisamente aquel en que quedan menos!

 

Nosotros que la hemos vivido nos vemos forzados a disimular.[…].”

 

 

 

Y tras un diagnóstico y análisis de las consecuencias de la aplicación práctica del marxismo por alguien como Soljenitsin –educado en el totalitarismo marxista-que nació después del golpe de Estado bolchevique de Lenin,  sin embargo no perdió la lucidez a pesar de las torturas, ni estuvo dispuesto a ser cómplice del régimen, y fue a través de su desobediencia a la “mentira” de Estado cómo contribuyó a la caída de la URSS.

 

El marxismo y su aplicación práctica el marxismo-leninismo no habían conseguido tampoco en lo relativo a los nacionalismos el cumplir sus profecías…

 

SOLJENITSIN CONTRA LA MENTIRA Y LA VIOLENCIA.

 

Pero si hay algo que es muy claro en todos los escritos de Soljenitsin es su rechazo frontal a la violencia soviética, violencia que iba unida a la mentira….

 

Escribía Soljenitzin:

 

 “Pero jamás nos libraremos de este caos si al unísono hemos de reconocerlo, ensalzarlo y reafirmarlo a diario, si no rechazamos siquiera su lacra más evidente: LA MENTIRA

 

Cuando la violencia se clava en la pacífica vida de un pueblo, el semblante de la misma se inflama de vanidad, y en su estandarte luce la misma expresión por ella pregonada:

 “¡SOY LA VIOLENCIA! ¡Aléjate, apártate o te aplastaré!”

 

Mas la violencia envejece muy pronto, y pocos años después, cuando ha perdido la confianza en sí misma, a fin de mantenerse firme y conservar un aspecto aceptable, busca sin falta la alianza de la mentira.

 

 Pues a la violencia sólo puede encubrirla la mentira, en cuanto que ésta solo puede perdurar a costa  de la violencia.

 

 

Soljenitsin tuvo la milagrosa suerte de sobrevivir a la violencia asesina del marxismo-leninismo, y pudo ver caer el marxismo en la URSS y en los países vasallos del “telón de acero”.

 

Fue el marxismo una farsa  basada en la mentira y en la violencia, que Soljenitsin junto con Andrej Sajarov y otros muchos héroes desarmados,  de forma heroica contribuyó a desenmascarar.

 

Soljenitsin fue coherente en criticar cualquier forma de violencia, y aunque fue un nacionalista ruso, en ninguno de sus escritos coquetea con la violencia, ni con la defensa de invasiones por la fuerza militar, ni aunque fuera por una causa justa como de la de reunir a los habitantes de la “gran Rusia”

 

1974-1990: EL PROYECTO DE SOLJENITZIN PARA EL FINAL DE  LA URSS

 

Mientras se producía el declive y la caída de la URSS atrapada en un ineficiente y dogmático sistema comunista –una circunstancia que Soljenitsin había deseado desde que tenía uso de razón- no se contentó el escritor y disidente con ser un mero espectador.

Y en 1974, cuando es privado de la nacionalidad soviética y es expulsado a Europa occidental, publica unos textos que ofrecen soluciones a los gobernantes comunistas de la URSS, y cuyo contenido será retomado por Putin en gran parte en sus años de Gobierno en lo relativo a los siguientes asuntos:

- la crítica del “antipatriotismo “ de la ideología Marxista que hace caer a Rusia en la postración

- la crítica el sistema ideológico comunista extremadamente ideologizado y la forma de hacer que el comunismo deje de ser la fuerza principal en la sociedad

-  pero también la crítica de los sistemas democráticos occidentales, dónde el sufragio y sus contradicciones pueden debilitar a los países que lo apliquen. De ahí el sistema actual ruso de democracia de sufragio “controlado”, por decirlo finamente…. casi de “Democracia Orgánica”…

 

 

1974 : SOLJENITSIN CRÍTICA A LENIN Y SU LEMA  “SOMOS ANTIPATRIOTAS”

 

Soljenitsin crítica en época Soviética de modo claro el antipatriotismo de la URSS –su negativa a reivindicar el origen ruso del Imperio Soviético- , que redundó en una fragmentación del antiguo territorio zarista, y el posterior debilitamiento de Rusia, e incluso vincula el desafecto de los residentes en la URSS al Comunismo por la falta de defensa del patriotismo ruso del sistema soviético. Escribía Soljenitsin en 1974:

“Esta renuncia a la Ideología [comunista] , aunque indecisa, comenzó a manifestarse hace ya tiempo entre nosotros [ los rusos] , cuando nos preguntábamos qué explicación podía tener ese “contubernio” entre marxismo y patriotismo y comprendimos que [la negación del patriotismo ruso] era una insensatez”.

 

Y de hecho Lenin alardeaba de su antipatriotismo –un antipatriotismo por otra parte que en puridad procede de la teoría marxista- y que se manifiesta antes de dar el Golpe de Estado Bolchevique antes de llegar al poder en 1917:

“[…] Lenin en 1915 , llegó a declarar: “Nosotros somos antipatriotas.”  […] y, durante 20 años , la palabra “patriota” tuvo entre nosotros exactamente el mismo significado que “contrarrevolucionario”.

Y Soljenitsin, que se reconoce a sí mismo como un patriota Ruso, promoverá en todos sus escritos, y también en 1990 a la caída de la URSS, la reivindicación de “patriotismo” ruso, algo que hará de él un mito, y que Putin –reinterpretando partes de los textos de Soljenitsin, pero claramente basado en ellos – considerará su manual de acción en el siglo XXI en su consolidación del poder en la Rusia post-Soviética (y post Boris Yeltsin).

 

1974: SOLJENITSIN Y EL COMUNISMO:   SIN PATROCINIO DEL ESTADO Y SE APAGARÁ…

Es también muy revelador cónmo actúa la Rusia post Soviética después de la cáida del sistema comunista, donde el desastre económico arrastró al desastre social, después de haber asesinado o conseguido que emigraran todas las personas que tenían formación para gestionar empresas y administraciones, que cayeron desde 1917 en manos de incautos, incultos y dogmáticos que intentaban aplicar un sistema fracasado que solamente se sostuvo a través de la violencia y la mentira

 

Estos son los textos de Soljenitsin publicados 1974, en los que propone cómo acabar con el comunismo en la URSS, con un gran grado de sorna, que sorprende al haber sido víctima de la propia violencia dl sistema, pero con la inteligencia de no proponer perseguir a los funcionarios soviéticos.

Al revés, Soljenitsin propone que simplemente abandonen la ideología fracasada manteniéndose en su puesto.

Por otra parte Soljenitsin propone que se permita a aquellos países que siguen queriendo probar la ideología fracasada del comunismo que la prueben, que ya aprenderán a base de fracasos, pero que se debe alejar el comunismo de Rusia….

Escribe con gran brillantez Soljenitsin:

 

 “¡Desechad la ideología vencida!

Dejadla en manos de vuestros adversarios;

que arraigue allá donde se está propagando,

 que se aleje de nuestro país como un nubarrón, como una epidemia; que otros se preocupen de ella y militen en sus filas , pero no nosotros.”

 

“ Liberándonos de ella [de la ideología del Marxismo –Leninismo], nos libraremos igualmente de la necesidad de llenar nuestra vida de mentiras.

 

“¡Despojadnos de esta vestidura indecente, sobre la que hay tanta sangre que ya no puede respirar el cuerpo vivo de la nación!”

 

“ No os propongo en absoluto recurrir a otros extremos, tales como perseguir o prohibir el marxismo, ni siquiera argumentar contra él (pronto nadie lo discutirá ya por pereza).”

La virtud de Soljenitsin es que no buscaba prohibiciones no violencias, ni persecuciones con los antiguos funcionarios comunistas, al revés….:

 “ y , para lograrlo, basta privar al marxismo del poderoso apoyo del Estado.

¡Que exista por sí mismo, que se mantenga en pie solo!

¡Que cuantos lo deseen continúen defendiéndolo, esforzándose por implantarlo y asegurando la propaganda!

¡ Pero que lo hagan fuera de las horas de trabajo, en sus ratos de ocio, y sin que el Estado les retribuya por ello!

Y es evidente la sorna de Soljenitsin con lo que sería la actividad de los anteriormente comunistas sin promoción oficial del Estado:

“Su actividad secundaria no podrá menos de alegrarles: los días laborables, durante toda la jornada, realizarán un trabajo “productivo” para el país, “producirán valores reales (sea cual fuere el trabajo elegido, será de todas formas mucho más productivo que sus ocupaciones actuales que si no  están afectadas por signo negativo tienden seguramente a cero [producción].)”

“por las tardes en sus días de asueto y durante las vacaciones, podrán consagrar su tiempo libre a la propaganda en favor de su amadísima doctrina, gozando de a verdad desinteresadamente.”

Fue el tono jocoso de Soljenitsin el que seguramente acabó convenciendo a los dirigentes de Rusia a finales de los años 90 del siglo XX,  entre los que se encontraba Vladimir Putin, para acabar con el predominio político de la ideología comunista:

“¡Qué maravillosa ocasión, no digo de verificar, pero sí de demostrar la sinceridad de todos los agitadores que, durante decenios, han intentado convencernos.”

 

Y es que las líneas que preceden a estos comentarios son indicadoras del hastío que la mayoría de la población que vivió en la URSS tenía con la ineficiencia y la violencia del sistema.

 

Soljenitsin no reivindicaba venganza alguna, sino dejarla apagarse a través de la falta de apoyo público, permitiendo a los mismos funcionarios que la habían defendido seguir en la estructura del Estado exsoviético.

 

En cierto modo algunos ven una contradicción en un que agente de KGB  como Vladimir Putin –que en la época soviética defendió el sistema comunista- siguiera los postulados de Soljenitsin en cómo se ha de producir el abandono del comunismo en Rusia –en la Gran Rusia con todas las repúblicas soviéticas- en la era tras la caída de la URSS  , es decir el abandono del marxismo leninismo que promoverá Putin desde su llegada la poder en 1999 hasta nuestros días.

Sin embargo no debe extrañar a nadie que Putin sea un antiguo defensor del sistema soviético y luego una vez caído el sistema defienda otros valores, otro sistema económico y el patriotismo ruso anteriormente denostado.

Las transiciones son hechas fundamentalmente por personas procedentes del sistema anterior: Por ejemplo en España fue Adolfo Suárez durante el franquismo ocupó entre otros cargos de relevancia el de director de RTVE y Jefe del Movimiento Nacional –es decir el partido Único anterior….

 

Putin dejará apagarse lentamente el sistema comunista, quedando siempre algunos nostálgicos, pero es evidente la “descomunistización” de Rusia desde 1999 en que llegó al poder siguiendo los postulados de Soljenitsin…

 

En discursos reproducidos bajo estas líneas se permitirá  Putin criticar desde 2016 sin tapujos -25 años después de la caída del sistema en que él colaboró- y criticó tanto al sistema soviético en lo económico y social como al propio Vladimir Ilich Ulianov “Lenin” en repetidas ocasiones, por su gestión  del tema territorial y lo ficticio de las fronteras entre republicas…

Las críticas de Putin a la URSS y a Lenin tanto por motivos económicos, como por motivos políticos, entre los que se encuentra su gestión de las “Repúblicas” que componían la U.R.S.S. , creadas sobre un tablero “artificial” muchas de ellas como la propia Ucrania se plasmarán de forma repetida desde su llegada la poder , y especialmente en la evolución nacionalista de Vladirmir Putin desde que en 2014 anexiona Ucrania, y ya en 2016 serán claras y repetidas, tal y como podremos observar en el último apartado de este ensayo.

 

Pero no será Putin solamente un seguidor de la visión nacionalista rusa de Soljenitsin. A continuación figura la visión que Soljenitsin tenía en 1974 de la democracia occidental, y cómo no debía ser aplicada en las repúblicas soviéticas tras la caída del sistema comunista, algo que Putin adaptará sin matices en su llegada al poder desde 1999 hasta 2022, instalando un pseudo turnismo caciquil controlado en las elecciones de la federación Rusa.

 

1974 SOLJENITSIN CONTRA EL “DESENFRENO DEMOCRÁTICO”.

 

Una de las ideas más criticada por los detractores de Alexandr Soljenitsin es su postura frente a los sistemas democráticos occidentales, criticando la debilidad que puede producir en situaciones de gobiernos en minoría y de pactos. Esta crítica, en la que incluía una ávida defensa del gobierno Zarista previo alos bolcheviques, le valió en ciertos sectores la etiqueta de “reaccionario”, incluso tras la caída de la URSS.

Realmente no es una postura muy original la de Soljenitsin en su crítica del sistema democrático de sufragio universal individual.

 

Presenta su visión reminiscencias del pensamiento y críticas de Jean Jacques Rousseau, y también de personajes múltiples del siglo XX, que tras ver el desempeño que de la “democracia” representativa de sufragio censitario o universal

Después de observar los defectos, las posibilidades de “secuestro” de la voluntad popular, o incluso la equivocada voluntad de la mayoría en tantos temas, muchos gobernantes y pensadores, se pasaron al concepto de la “democracia controlada” desde finales del siglo XIX, entre ellos el exministro de la IIª república española Salvador de Madariaga, que sin embargo pasaría a la historia como un gran “demócrata” después de haber tenido momentos de gran desasosiego con el desempeño de los gobernantes de los años 1930 en España, que arrastraron al país a una guerra civil..

 

¿Y cuáles son esas posturas de Soljenitsin sobre la democracia?

Estas son literalmente - extraídas de sus textos- las visiones políticas de Soljenitsin, de democracia más bien “orgánica” que ¨liberal”:

 

1. Soljenitsin  contra el “desenfreno democrático”.

 

“ Pero también podemos decir, con cierta dosis de verdad, que no nos contamos entre los admiradores del tumultuoso “desenfreno democrático”,

- que hace que los políticos y casi todo el país pierdan un año de cada cuatro en llevar a cabo una campaña electoral y en complacer a las masas (y a menudo también a los Gobiernos extranjeros, que han especulado sobre las elecciones);

- que permite a un tribunal, desdeñoso de la independencia que les concedida y preocupado únicamente de halagar las bajas pasiones de la sociedad, declarar inocente a un hombre que durante una guerra agotadora ha publicado documentos del Ministerio de la Guerra, documentos que ha robado.”

 

2. Soljenitsin Contra los “partidos bisagra”.

 

Pero incluso en una democracia más estable, no es infrecuente que un país se adentre por caminos fatales, bajo el efecto de un conflicto emocional , de una ilusión o de la superioridad numérica alcanzada fortuitamente por un pequeño partido situado éntrelos dos grandes grupos políticos.

Y esta mínima diferencia de votos que no expresa en modo alguno la voluntad de la mayoría (e incluso esta voluntad de la mayoría no se halla a cubierto de posibles errores…) será la que decida las grandes líneas de la política del país, cuando no de la política mundial.”

Y también se permite Soljenitsin criticar la debilidad de los gobiernos democráticos contra el terrorismo, momento en que  de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, pues es 1974 y el Reino no puede controlar los asesinatos del grupo terrorista IRA con los medios “legales” democráticos occidentales…

“Y entre las más respetables democracias, existen algunas que han demostrado su propia impotencia ante un grupo de terroristas morbosos.”   

 

3. Buscar un Equilibrio entre “ Libertad y Orden”

“Ahora bien:  la libertad, por supuesto, es moralmente lícita, pero sólo hasta cierto punto; es decir mientras no degenere en libertinaje y en autocomplacencia.”

“No, el orden no es en sí mismo inmoral. Es indispensable en regímenes estables y apacibles; pero también hasta cierto punto: siempre que no se convierta en tiranía y arbitrariedad·”

 

4. Rusia es un país  “sin Tradición democrática” en su Historia.

 

 “En Rusia, por falta de costumbre, la democracia ha existido solamente durante 8 meses: de febrero a Octubre de 1917[república gobernada por Kerenski tras caída del Zar].

 Alguno exiliados (constitucionales-demócratas y socialdemócratas) se envanecen proclamando que han sido fuerzas extranjeras las que han consumado la pérdida de su democracia. De hecho, esa democracia fue su vergüenza,. ¡En qué términos ambiciosos la habían anunciado, la habían prometido!”

 

El fracaso de la experiencia republicana de democracia occidental de la Rusia postzarista del año 1917, antes de que el gobierno de Kerenski fuera derrocado por los totalitarios de Lenin, justifica el no volver a aplicar un sistema similar en Rusia en la época post Soviética, en la visión de Soljenitsin:

 

“Pero hicieron de ella un caos, una caricatura. Demostraron que ni ellos mismos estaban preparados para tal experiencia. Y Rusia todavía menos.

Durante estos últimos 50 años [escrito en 1974], además la aptitud de Rusia para el sistema pluralista no ha hecho más que disminuir. Si se introdujera bruscamente la democracia en nuestro país, asistiríamos a una triste repetición de lo ocurrido en 1917 [con la democracia desordenada de Kerenski].”

 

5.Soljenitsin defiende el” régimen autoritario tradicional ruso”.

 

Por lo tanto Soljenitsin cae en el defensa de un régimen híbrido de libertades personales, pero con limitación de ciertas libertades en aras del interés general, o interés “nacional”, que es lo que luego se palicará como sistema político en la Rusia de Putin…

 “La cuestión es determinar qué clase de régimen autoritario nos aguarda en lo sucesivo. No es la autoridad en sí la que resulta insoportable, sino la mentira ideológica, que se nos impone cotidianamente.

Lo que resulta insoportable no es tanto la autoridad como la arbitrariedad e ilegalidad;

- la ilegalidad generalizada, que permite que en cada distrito, en cada región y en cada una de las ramas de la actividad nacional, no haya más que un amo, y ordena que todo se cumpla según esta única voluntad y, a menudo con incompetencia y crueldad.

¿Un régimen autoritario significa, necesariamente, que las leyes sean inútiles, se conviertan en letra muerta y no reflejen nada de las ideas y voluntad de la población?

¿Un régimen autoritario significa, necesariamente que los poderes legislativo, ejecutivo y judicial estén privados de toda independencia y dejen por lo mismo de ser poderes?

 

¿Un régimen autoritario implica obligatoriamente que todo se subordine a las órdenes que da por teléfono el único y verdadero poder, que se ha entronizado a sí mismo?

Es por tanto lo que propone Soljenitsin en 1974 una transición basada en las instituciones existentes la que promueve Soljenitsin, manteniendo la estructura única sin soviética, sin desmembrar el Imperio….

“Partiendo de un punto de vista estrictamente realista, no os propongo cambiar el actual mecanismo gubernativo del país, sino reagrupar en un sistema soviético  (es decir en un sistema fundado sobre los “soviets”) todos aquellos dispositivos que, en términos generales, consideréis eficaces y útiles a su administración.”

 

6. Pasar de sistema Soviético Marxista a Meritocracia sin ideología

 

 “A aquellos de vuestros compañeros [del partido Comunista] que sepan trabajar, dadles la posibilidad de subir también los peldaños del Poder, aunque auqnue para ello no ostenten el carnet del Partido.”

 

Los postulados de Soljenitsin, su visión para cavar y diluir progresivamente el sistema comunista –marxista-leninista- serán los que aplique Vladimir Putin en los 23 años de gobierno que lleva en el poder -desde 1999 hasta la actualidad- permitiéndose desde 2016 criticar sin tapujos y en todos los ámbitos al anteriormente “santificado” Lenin –en palabras de los que visitaron la URSS en los años 1920-  y a sus sucesores, y al modo de vida soviético.

Y no será la única de las visiones de Soljenitsin que Vladimir Putin seguirá las inspiraciones teórico-ideológicas de Alexandr Soljenitsin.

La visión de Soljenitsin sobre el tema territorial soviético y las escindidas repúblicas de la URSS –muchas de ellas “ficticias”- servirá de guía para las anexiones de Crimea y –en cierto modo- para el intento de anexión de Ucrania de 2022 (aunque no se le pueda atribuir a Soljenitsin ningún proselitismo en el uso de la fuerza ni de la violencia).

Compartir en:

Crónica económica te recomienda