CAPITULO II ¿POR QUÉ HA INVADIDO PUTIN UCRANIA?

¿QUÉ HIZO EL SISTEMA COMUNISTA CON LOS EXTENSOS TERRITORIOS ZARISTAS?: LA ALTERACIÓN DE DELIMITACIONES Y “REGALOS” TERRITORIALES A UCRANIA DENTRO DE LA URSS.

10 de mayo de 2022

Es imposible comprender la actual situación de Rusia, de Ucrania y de las repúblicas exsoviéticas sin una mínima comprensión del comunismo en su vertiente tanto de la ideología marxista –creada por Karl Marx- como en la aplicación práctica de esa ideología inhumana –“violenta y mentirosa”- que se llamó el marxismo-leninismo.

Compartir en:

El marxismo-leninismo era la aplicación “práctica”  de los escritos de Karl Marx y de su socio Engels, modificado desde que en 1917 se produce el golpe de Estado de Lenin a la República Rusa de Kérenski (Lenin no depuso al Zar, sino a la República gobernada por el socialista Kerenski. Lenin “solamente” mandó asesinar al Zar depuesto anteriormente por otros no comunistas – al Zar de la familia Romanov y a su familia, todos los niños pequeños incluidos- meses después).

Una vez los bolcheviques de Lenin en el gobierno se producen “adendas” a la teoría marxista. Son adendas realizadas por Lenin, Stalin, Kruschev y todos aquellos que gobernaron al antiguo imperio Zarista bajo el nombre de República Social Federativa de los Soviets luego conocida como Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas desde 1922 , en que las repúblicas de Rusia, Ucrania, Bielorusia y Transcaucasia  aprobaron el tratado fundacional de ese estado “plurirepublicano”.

 

Ese modo de estructurar la U.R.S.S. -en Repúblicas que se unían “voluntariamente” en un Tratado fundacional- tenía un elemento original, que pretendía resaltar la supuesta “libertad” que existía en esos territorios frente a los estados-nación capitalistas occidentales: era la adición en sus líneas del derecho de “autodeterminación” de los “pueblos” – disgregador elemento , ambiguo según quien use el término y tan manido en España por los enemigos de la historia de España en el siglo XX y XX-  y que en la URSS iba acabar disgregando finalmente la estructura de Gobierno  en la fase final del comunismo en 1990 y 1991.

 

En ese proceso de fin de la URSS desde la caída del muro de Berlín en 1989, y luego disgregador del territorio soviético, se crearon repúblicas independientes en lo que había sido concebido como un territorio dónde la Revolución Comunista jamás dejaría de gobernar, y dónde esas repúblicas en realidad habían sido concebidas como regiones del Imperio Soviético, y no cómo los Países independientes que acabarían siendo en 1991.

 Pero no fue así. La U.R.S.S. no duró,  y la Revolución Comunista acabó, y sus secuelas de mal gobierno continúan generando problemas 30 años después de su desaparición. Y muchas repúblicas independientes surgieron de las cenizas de la U.R.S.S. muchas de esas repúblicas exsoviéticas se crearon como países independientes sin realmente pretenderlo en un inicio ni sus gobernantes regionales ni sus residentes.

 

Siglo IX  y 1654- 1917. UCRANIA COMO TIERRA DE FRONTERA DE DIFERENTES IMPERIOS.

 

Antes de abordar los cambios producidos durante la época soviética (1917-1991) es interesante comprender lo que significa Ucrania en la historia Rusa

Kiev –actual capital de Ucrania- es una ciudad históricamente relevante para los eslavos desde el siglo IX –una especie de “Covadonga a la Rusa”- dónde surge el imperio de los zares, sin embargo al ser Ucrania siempre una “tierra de frontera” con otros imperios europeos centrales, la indefinida frontera de esa tierra llamada “Ucrania”, acabará en mezcla con otras muchas influencias territoriales, culturales y geográficas diferentes de las rusas –o evolucionadas por su mezcla de influencias de las culturas limítrofes.

Cuando se produce la revolución Rusa, la mayor parte de la actual Ucrania es una parte del Imperio del zar de Rusia, y en la historia –desde 1654 en que vuelve a ser tierra vasalla del Zar- su territorio crece siempre bajo la protección del Zar de Rusia o de los gobernantes de Moscú.

Ucrania, a pesar de ser una tierra limítrofe entre imperios,  fue siempre considerada espiritual y territorialmente una parte relevante de la fundación y del imperio de los zares rusos.

 

En la historia, las guerras entre rusos, polacos, austrohúngaros, prusianos, turcos y hasta los suecos en la zona hoy llamada Ucrania fueron modificando –ampliando o reduciendo- los territorios del zar y la delimitación llamada Ucrania, conformándose una especie de “melting pot” o mezcla cultural, con mayoría eslava, pero con otras presencias culturales.

 

Sin embargo fue a partir de 1654, cuando en la época moderna se establece un vasallaje del territorio llamado Ucrania al Zar Ruso, desde dónde Rusia establecerá una expansión que permitirá la compra o conquista de múltiples territorios a Polonia, Imperio Otomano o Imperio Austro Húngaro. 

Resumiendo de modo simplificado ocurrido en el Imperio Zarista -entre 1917 desde el inicio del golpe de Estado bolchevique contra el gobierno del republicano Kerensky,  y la caída de la URSS en 1991- podemos encontrar varios momentos relevantes con la alteración de “fronteras” o “líneas de delimitación” entre Ucrania y Rusia:

 

 

 

1917-1954: LA ALTERACIÓN DE DELIMITACIONES Y “REGALOS” DE RUSIA A UCRANIA DENTRO DE LA URSS

-1922- CREACIÓN DE LA REPÚBLICA DE UCRANIA EN 1922, COMO PARTE DE LO QUE SERÍA LA UNIÓN DE REPÚBLICAS SOCIALISTAS SOVIÉTICAS (U.R.S.S) , BAJO AUSPICIO DE LENIN.

Cuando se constituye la República Soviética de Ucrania (1922), que – es importante entenderlo- era gobernada por los designios de Moscú, y no fue concebida para acabar siendo estado independiente, sino parte de esa unión supuestamente “libre” de repúblicas que fue la URSS …

Era la URSS nominalmente por lo menos– basándose en el modelo de los Estados Unidos de América- una unión “libre” de territorios por la voluntad de sus habitantes…. Un supuesto ejercicio de democracia. En este aspecto el marketing y la propaganda – los dos elementos principales que guiaron la acción de la URSS mientras existió y que no coincidían con la realidad de los hechos- acabaron siendo funestas para la unidad del antiguo imperio Zarista cuando el violento experimento cayó entre 1989  y 1991.

 

En 1922 fue relevante la modificación de delimitación entre Rusia y Ucrania promovida por los bolcheviques, que ampliaron significativamente el territorio de Ucrania.  Fue en esta época de Lenin, cuando se atribuyeron en 1922 a la República Ucrania las zonas del Este y del sur de lo que hoy en 2022 es parte de la independiente  Ucrania.

 

Esas zonas -marcadas en colores azulados en el mapa sobre estas líneas- eran históricamente y culturalmente plenamente rusas tras haber sido conquistadas al Imperio Otomano, y su atribución por Lenin en 1922 a la república soviética de Ucrania se hizo a sabiendas de que su afinidad cultural -menos mestizada que el resto de Ucrania- era totalmente rusa, además de ser estratégicamente esencial para Rusia por permitir el control del acceso al Mar Negro.

 

Resuenan especialmente en nuestros días el territorio Donbass –Donetz y Lugansk  y la línea de Costa del mar de Azov –la hoy asediada y destruida ciudad de Mariupol incluida- así como la zona sur de la Costa del mar negro, llegando hasta la ciudad de Odesa – ciudad fundada en 1794 por un español procedente del reino de las Dos Sicilias llamado José de Ribas (1749-1800) al servicio de la zarina Catalina la Grande de Rusia…

 

Estos territorios del Este y Sur de la actual Ucrania –que son el objetivo principal de anexión de la Rusia de Putin en 2022 en la invasión en curso- se corresponde en lo principal con las demarcaciones provinciales Ucranianas de:

 

Kharkov, Luhansk, Donetsk, Dnepropetrovsk, Zaporizhiam KHerson, Mykolaiv y Odesa, esta última zona ya fronteriza con Rumanía y Moldavia.

 

- DESDE 1939 Y LUEGO 1945 : AMPLIACIÓN SOVIÉTICA DE UCRANIA HACIA EL OESTE.

 Desde el principio de la Segunda Guerra Mundial en 1939 primero y luego al final de la guerra en 1945, los acuerdos de los Aliados vencedores de la Contienda, la expansión de Ucrania se haría hacia el Oeste, ampliando Ucrania con antiguos territorios del Imperio Austro-Húngaro y de Polonia, así como de Rumania y antiguo Imperio Otomano.

 De hecho en 1939 la ciudad de Leópolis (llamada Lviv en Ucraniano), territorio disputado entre Polonia el Imperio Austro-Húngaro en el pasado,  pasó a formar parte de  Ucrania, siendo el Oeste una zona mucho más mestizada en lo lingüístico y cultural que el territorio Este de Ucrania siempre más cercano a Rusia en lo cultural.

Esta expansión ucraniana hacia territorios centrales de Europa desde la segunda Guerra Mundial ahondaría en lo que algunos autores denominan “las dos almas de Ucrania”:

Es decir Ucrania tiene un alma Rusa al Este, y una segunda alma al Oeste más cercana a las culturas de sus vecinos occidentales: Austro Húngara, Germánica, Rumana….

 

- EN 1954: EL “REGALO DE CRIMEA” A UCRANIA POR  NIKITA KRUSCHEV.

Kruschev, gobernante de la URSS desde 1953 a 1964, nacido en Rusia, en la zona de Kursk, pero con familia originaria del Donbass –región que Lenin había cedido a Ucrania en los primeros años del gobierno comunista del antiguo Imperio Ruso- quedando la península de Crimea entre 1922 y 1954 adscrita a Rusia , pero sin enlace terrestre con Rusia.

  1. Calamur describía en un artículo de 2014, tras la “reanexión” hecha por Putin de la península de Crimea:

En 1954, el líder soviético Nikita Khrushchev le hizo un regalo a Ucrania: Crimea. En ese momento, parecía algo rutinario, pero seis décadas después, ese regalo está teniendo consecuencias para ambos países. La transferencia mereció sólo un párrafo en Pravda, el periódico oficial soviético, el 27 de febrero de 1954. La historia era una oración larga y llena de detalles. Esto es lo que contenía:  "Decreto del Presidium del Soviet Supremo de la URSS que transfiere la provincia de Crimea de la república de Rusia a la república de Ucrania, teniendo en cuenta el carácter integral de la economía, la proximidad territorial y los estrechos vínculos económicos entre la provincia de Crimea y la república de Ucrania, y aprueba la presentación conjunta del Presidium del Soviet Supremo de la república de rusia y el presidium del soviet supremo de la república de Ucrania sobre la transferencia de la provincia de Crimea de la república de Rusia a la República de Ucrania".

 

Y con eso, una región que había sido parte de Rusia durante siglos fue "regalada" a Ucrania.

"Regalada" porque la transferencia de Kruschev  marcaba el 300 aniversario de la fusión de Ucrania con el imperio ruso. Y probablemente [el líder soviético Kruschev] no pensó que la Unión Soviética desaparecería menos de 40 años después.”

Y así concluye el artículo K. Calamur, con su sorpresa por cómo los dictadores de la URSS jugaban con las delimitaciones de repúblicas sobre un mapa, sin preguntar a nada ni a nadie, todo un ejemplo de “democracia” a la soviética… algo que solo los reyes occidentales del medievo se podían permitir: regalar reinos, ducados y condados según las apeteciera, muchos de los cuales luego se independizaban de sus reinos…

 

- ¿POR QUÉ JUGARON LOS SOVIETICOS CON EL MAPA Y LAS DELIMITACIONES DE LAS REPÚBLICAS COMO SI FUERA UN JUEGO, Y LOS HABITANTES NO IMPORTARAN?

Dado que en pura teoría marxista leninista  “las patrias debían ser abolidas” – según la famosa frase de Lenin, las patrias –incluida la Rusa eran enemigos de los soviéticos.:

“Nosotros[los bolcheviques marxistas y comunistas] somos antipatriotas.”

Daba por tanto igual que los territorios rusófonos cayeran dentro de las delimitaciones de una república u otra que no fuera Rusia, puesto que las naciones desaparecerían para siempre con la aplicación del marxismo –leninismo  comunista …. [fue otro acierto más de los visionarios comunistas cómo se puede seguir comprobando…].

En un discurso en 2016, que reproducimos más adelante en estas líneas, Vladimir Putin consideraría esta cesión de Lenin a Ucrania “una bomba de relojería”…. Que explotaría en 2022, poco más de 100 años después de producirse este primer regalo

 

Y es cierto que los gobiernos de la URSS, como pensaban –infantilmente- que “iban a acabar con las naciones”, jugaron a regalar a demarcaciones territoriales y regiones de república en república sin pensar en quienes las habitaban….

 

Todos los problemas que la URSS creó reaparecerían años después, y siguen reapareciendo.….

 

Pero ¿Por qué no se planteó antes el problema de las regiones y penínsulas regaladas y transferidas por un plumazo de Moscú  tras la caída de la URSS en los albores del siglo XXI, en 1990 y 1991,  y reaparece ahora 30 años después?

 

La explicación yace en el desorden con qué se hizo el final de la estructura política de la URSS, y sin olvidar que muchas “repúblicas” soviéticas que lo habían sido nada más nominalmente hasta entonces, cayeron en manos de gobernantes locales que se vieron regalar una presidencia de una república independiente, y muchos pensaron que era pertinente aplicar el viejo dicho:

“más vale ser cabeza de ratón que cola de león…”

Y así se mantuvieron independientes todas las antiguas repúblicas soviéticas, por pequeñas que fueran, aunque muchas de ellas se encontraran con una independencia y un estado no deseado cuando se produjo en 1991.

 

1990-1991: ¿CÓMO SE DESHIZO LA URSS?. EL DESORDEN.

El modo en que desaparece la URSS como estructura política y jurídica es relevante también para explicar el porqué de la fragmentación de todo el eximperio zarista –dando igual que fueran zonas culturalmente más cercanas cómo Bielorrusia, Ucrania y Rusia, que más lejanas como las zonas del Cáucaso de influencia plenamente musulmana ….

En 1990, es en primer  lugar la República Rusa –con Boris Yeltsin de presidente-  quien proclama la independencia de Rusia de la URSS, una  Unión Soviética entonces gobernada por Mijail Gorbachov.

 

La independencia de Rusia de 1990 de la Unión Soviética se produce ateniéndose a las delimitaciones de la República de Rusia que habían realizado los dictadores soviéticos durante el periodo de la URSS (en ese momento no se reivindicaron territorios fuera de las fronteras oficiales establecidas por los bolchevique de Lenin Stalin y también Kruschev) – es decir era una Rusia la de 1990 sin el Donbass, sin Odesa, y sin Crimea,  cedidos a Ucrania, ni tampoco los territorios de ninguna de  las otras “repúblicas” que componían la URSS, -Kazajstan, Georgia, Armenia, Azerbaiyan etc…- .

 

Es por tanto Rusia quien proclama su independencia de la URSS en 1990 ….. algo insólito pero así fue… y las autoridades de Rusia promueven su declaración de independencia sin hacer ninguna reivindicación territorial a las otras repúblicas, abriendo el camino  a que otras repúblicas hicieran uso de su “derecho a la autodeterminación” presente en la constitución soviética, cuyo articulado era una farsa publicitaria y propagandística para extranjeros crédulos, pero acabó siendo utilizado por los políticos rusos y ucranianos –todos provenientes del sistema soviético- paradójicamente hastiados de la ineficiencia del comunismo para desgajar a la carrera y sin planificación el antiguo imperio Ruso que había gestionado la U.R.S.S.

 

En 1991 se produciría a su vez la independencia de Ucrania de la URSS – de una Unión Soviética a la que ya no pertenecía Rusia que fue la primera en independizarse de la URSS y abrió el camino a las independencias de las otras repúblicas como Ucrania….

 

Así describe Wikipedia la independencia de Ucrania, que se libera a su vez de la URSS – no de Rusia- algo muy relevante jurídicamente, pues el sistema soviético en sus leyes no daba preeminencia a ninguna república –en teoría- de las que constituían  la URSS sobre otras, aunque en puridad fueran los funcionarios rusos herederos del Imperio del Zar ruso quienes mandaron mientras existió (o dictadores Georgianos como Stalin expandiendo el dominio ruso) :

El 16 de julio de 1990, el nuevo parlamento firmó la Declaración de Soberanía Estatal de Ucrania. La declaración estableció los principios de la libre determinación de la nación ucraniana, su democracia, la independencia política y económica, y la primacía de la ley ucraniana sobre la ley soviética en el territorio ucraniano. Dicha declaración se produjo un mes después de una declaración similar aprobada por el Parlamento de la RSFS de Rusia. Esto comenzó un periodo de enfrentamiento entre el Sóviet Supremo de la Unión Soviética y las nuevas autoridades republicanas. En agosto de 1991, una facción conservadora de los líderes comunistas de la Unión Soviética y del KGB intentaron dar un golpe de estado para eliminar a Mijaíl Gorbachov e impedir la firma del Nuevo Tratado de la Unión que debería reemplazar a la Unión Soviética por una nueva entidad que se llamaría Unión de Estados Soberanos.

Después de que el intento fracasara, el 24 de agosto de 1991, el parlamento ucraniano aprobó la Declaración de Independencia de Ucrania, en la cual se establece el país como un estado independiente y democrático El 1 de diciembre de 1991, tuvieron lugar un referendo y las primeras elecciones presidenciales. Ese día, más del 90 % de los ucranianos expresaron su apoyo a la Declaración de Independencia y eligieron al presidente del parlamento, Leonid Kravchuk, como el primer presidente del país.

Y de este modo quedaba constituida la República de Ucrania como nuevo Estado independiente en 1991, con regiones muy diversas, con diferentes lenguas, con unos habitantes que al Oeste y partes del Norte eran fundamentalmente nacionalistas Ucranianos que buscaban imponer la mestizada lengua Ucraniana a todo el territorio, y al Este y al Sur tenían una historia Rusa muy presente, y a la lengua rusa como lengua de comunicación principal.

Los primeros años de la Rusia independiente desde 1990 a 1999-en época de Boris Yeltsin- no supusieron un problema para las ansias nacionalistas de los gobernantes Ucranianos, que verían tranquilizadas las aguas al no exigir Rusia una modificación de fronteras en ese decenio.

 

1997: LA RUSIA DE YELTSIN RECONOCE LAS FRONTERAS DE UCRANIA.

 

Uno de los motivos por los que Alexandr Soljenitsin no apreciaba ni a Mijail Gorbachov ni a Boris Yeltsin, es porque -como rusos de nacimiento- en la visión de Soljenitsin habían sido incapaces de hacer transición ordenada en el momento en que por fin terminaba la opresión soviética.

 

Para Soljenitsin, la forma de proceder de Yeltsin desde 1990 aseguraba la fragmentación de la “Gran Rusia” en diferentes Estados separados que no se justificaban ni histórica ni culturalmente, especialmente Bielorusia y Ucrania…

 

En 1997 se produciría un hecho que contrariaba la visión que de esa ·”Gran Rusia” compuesta –por lo menos- por Rusia, Bielorrusia y Ucrania tenía Soljenitsin:

 “El 31 de mayo de 1997, los presidentes de Rusia y Ucrania, Borís Yeltsin y Leonid Kuchma, respectivamente, rubricaron en Kiev el Tratado de Amistad, Cooperación y Asociación entre la Federación de Rusia y Ucrania en el que, entre otras cosas, se declaraba que ambos países «basan sus relaciones en los principios del respeto mutuo, la igualdad soberana, la integridad territorial, la inviolabilidad de las fronteras, la solución pacífica de las controversias, la no utilización de la fuerza ni la amenaza de la utilización de la fuerza».

 

El Tratado de Amistad, Cooperación y Asociación–ya se ve que los Tratados y Declaraciones de Paz y amistad tienen el mismo valor que un papel mojado en ciertos casos….- sería incumplido por las dos partes, Rusia y Ucrania en diferente medida.

Fue incumplido el Tratado tanto por los gobiernos pro-occidentales de Ucrania cuando desalojaron a los gobernantes pro-rusos, promoviendo un alejamiento de Rusia y acercándose a la Unión Europea y a la OTAN progresivamente, buscando la “desrusificación” de todas las partes de Ucrania  e incluso eliminando la enseñanza de la lengua mayoritaria de los Ucranianos en las escuelas, que es el idioma RUSO (esto puede sonarnos a los españoles en alguna de nuestras regiones).

 

Como también fue incumplido el tratado de 1997 por la Rusia de Putin desde 1999. Al observar las elecciones democráticas mostraban una división geográfica enorme en las voluntades según las regiones de Ucrania, –y los golpes de fuerza antidemocráticos  como las revoluciones Naranja y el llamado “Maidán”-  impedían el control ruso de la Ucrania independiente y dificultaban cada vez más la ansiada anexión total de Ucrania por Rusia….

 

Estas circunstancias han acabado determinando que Rusia no respete ni la integridad territorial de Ucrania en Crimea- reanexionada a Rusia en 2014- ni en el Donbass –con la guerra de baja intensidad del Donetsk y Lugansk- que desde 2008 a 2022 había causado más 900 muertos entre nacionalistas ucranianos y separatistas prorusos-.

 

 En la actualidad, desde Febrero de 2022, Rusia busca anexionar militarmente hasta dónde su estrategia y fuerza militares le permitan (que parece son menores de lo que esperaban).

 

Hubiera querido Rusia anexionar  todo el Este  de Ucrania hasta Kiev y toda la parte sur hasta Odesa además del Donbass (Donetz y Lugansk) que son todos los territorios ucranianos de presencia importante de rusófonos, o de huella histórica Rusa.

 

Terminaba por tanto el régimen de terror soviético (1917-1991), mantenido en el interior por las armas, la Cheka, el Gulag, NKVD , KGB etc… y por la represión perpetua de sus propios habitantes – una URSS forjada a base de “violencia y mentira” en palabras de Soljenitsin-   y temido en el exterior por la espada de Damocles de la bomba atómica, y el antiguo imperio Zarista se fragmentaba en 15 Repúblicas independientes, y en muchos casos enemigas.

 

 

La premura con que se hizo todo el proceso de desintegración del poder soviético:

- en el año 1989 –desde la caída del muro de Berlín en Alemania Oriental, que mostraba la debilidad de Mijail Gorbachov para imponer su poder .

- en 1990  con la independencia de la República de Rusia de la U.R.S.S

- y en 1991. con la Independencia de la República de Ucrania de la U.R.S.S, qu guardaría dentro de sus fronteras  todos los territorios “regalados” por las autoridades soviéticas a la anterior república Sovi´ñetica de Ucrania

 

Todo ello iba a suponer que con el paso de los años los problemas y decisiones arbitrarias soviéticas acabaran reapareciendo, llegando a provocar la guerra de 2022 con la invasión rusa de Ucrania.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda