DESCARBONIZACION: California cinco años por delante de la UE

18 de junio de 2022

El ex director general adjunto de Energía de la Comisión Europea y asesor sénior de Energía en Baker Mckenzie en Bruselas, Borchardt, y el director adjunto de California Energy Commission y responsable de la División de Transporte y Combustibles, Rasool, participaron en la 10ª edición del ciclo de conferencias Energy Prospectives, organizada por Fundación Naturgy y el IESE Business School,

Compartir en:

Hannon Rasool explicó que los objetivos del Estado de California en materia energética son alcanzar la neutralidad en carbono en 2045 y una electricidad 100% renovable para ese mismo año, así como dejar de vender vehículos de combustión a partir de 2035. “California está muy orgullosa de lo conseguido hasta ahora: tenemos la planta geotérmica más grande del mundo, la mayor fotovoltaica y el sistema de almacenamiento en batería más grande también”, añadió a modo de ejemplo, y explicó que “la intensidad energética de California es la mitad que en el resto de Estados Unidos”. Rasool destacó que los logros alcanzados “los hemos respaldado con inversiones y legislaciones”, así como la importancia de promover mecanismos de financiación “para ayudar a las inversiones privadas”.

En el ámbito del transporte, que es el responsable de la mitad de los gases de efecto invernadero de California, el objetivo es tender a las emisiones cero, para lo que explicó que en los próximos cinco años hay prevista una inversión de 10.000 millones de dólares, buen parte de los cuales se destinará a infraestructura. “Uno de cada seis vehículos que se venden actualmente son de emisiones 0”, explicó, y se mostró optimista en cuanto a superar algunos de los objetivos que se ha marcado el Estado, como el de disponer de 5 millones de vehículos eléctricos en 2030.

 

Rasool también se refirió a la necesidad de aprovechar las nuevas oportunidades que ofrece el hidrógeno verde, y defendió los beneficios de la energía limpia no solo desde el punto de vista de la lucha contra el cambio climático, sino también en la mejora de la salud local, el acceso a la energía en igualdad de condiciones y la creación de nuevos puestos de trabajo. “La transición energética no solamente se basa en las regulaciones, tenemos crear una economía alrededor que se preocupe de la generación de empleo”, dijo.

No hay regulación concreta para alcanzar los 35 bcm de biometano en 2030

La visión europea de la jornada corrió a cargo del ex alto cargo europeo Klaus-Dieter Borchardt. El experto alemán afirmó que “no existen soluciones mágicas” para que la UE afronte la transición energética, pero es esencial que los tres objetivos generales de sostenibilidad, suministro y competitividad se persigan conjuntamente, no por separado, lo que requiere adaptaciones en la política energética europea actual”.

 

El principal reto que puso encima de la mesa fue la capacidad de cumplir con los objetivos a 2030. “El establecimiento de objetivos es una cosa, su cumplimiento es otra; los objetivos de renovables, hidrógeno, biometano y eficiencia energética son difíciles de alcanzar: falta infraestructura, planificación y permisos”, dijo, para añadir que “el marco regulador llega demasiado tarde”. En cualquier caso, Borchardt se mostró convencido de que el objetivo de emisiones nulas netas para 2050 no está en peligro. “La desaceleración de la descarbonización mediante el uso de gas natural y el uso continuado de centrales de carbón durante más tiempo del previsto inicialmente se compensará con la aceleración del paso de la energía fósil a la energía renovable y cero o baja en carbono entre 2028 y 2035”.

En su repaso a las medidas previstas en el RepowerEU, subrayó la necesidad de impulsar el biometano para alcanzar el objetivo de 35 bcm en 2050. “Hay que desarrollarlo, encontrar su camino hacia el mercado mayorista y que sea accesible, pero ¿cómo? Se debe regular la acción”, explicó, para lo cual demandó más concreción en los planes de Comisión.

 

El experto alemán se refirió también a las interconexiones de gas y electricidad de la Península Ibérica con Europa. Según el experto, “mayores interconexiones podrían mantener precios más controlados; llevamos años hablando de esto y no hemos avanzado”.

Entre las medidas que considera que se deberían implementar para impulsar el desarrollo de las energías renovables, Borchardt abogó por acelerar y facilitar la autorización de los proyectos y cartografiar las áreas de desarrollo de renovables, para que los Estados miembros puedan contribuir de forma efectiva a los objetivos de la UE. Y en relación al hidrógeno, el ex alto cargo de la UE sostuvo que “un enfoque de la descarbonización sólo a través de la electrificación no es práctico”.

 

En la apertura de la jornada, el presidente de Fundación Naturgy, Villaseca, recordó que la crisis derivada por la guerra de Ucrania ha acelerado las tensiones en los mercados energéticos, pero que paralelamente existen “cuestiones de fondo que requieren de importantes decisiones y la transición energética es una de ellas”. Por su parte, el director general del IESE, José Luis Suárez, afirmó que “nadie tiene la sensación de que está trazado el camino para culminar con la transición energética, pero la humanidad ha salido de situaciones muy difíciles y lo hará también en este caso”.

La 10ª edición del ciclo de conferencias Energy Prospectives confrontó dos formas de hacer frente a la transición energética, desde la óptica europea y desde la americana, concretamente California, uno de los estados del país más avanzados en el desarrollo de las energías renovables. Energy Prospectives es un ciclo de conversaciones de alto nivel que reúne a figuras reconocidas a nivel nacional e internacional por su experiencia, visión y conocimiento del sector energético y a empresarios, reguladores, directivos y académicos. Esta iniciativa forma parte de las actividades que Fundación Naturgy realiza sobre temáticas relacionadas con la energía y el medio ambiente, desde el debate serio y riguroso, con el objetivo fundamental de promover el uso racional de los recursos energéticos y fomentar un desarrollo sostenible

Compartir en:

Crónica económica te recomienda