La Tercera Intifada

12 de octubre de 2015

Entre las discusiones internacionales de primer orden empieza a imponerse la creciente agresión mutua de palestinos e israelíes que, en los últimos ocho o diez días, hace preguntarse a muchos: ¿Estamos ante la Tercera Intifada?.

Compartir en:

La palabra Intifada significa—en árabe-- “sacudida violenta” y se aplica al movimiento popular en Palestina contra las fuerzas de ocupación israelíes,  que los palestinos justifican en estos puntos:
• Fin a la condición social a que están sometidos
• Tasa de desempleo
• Restricción de  movimientos
• Represión sistemática
• Negativa a reconocer el derecho de autodeterminación
• Oposición a la construcción de estructuras estatales
 
Familiarmente se llamaba “revuelta de las piedras”, por ser este el armamento con que los palestinos atacaron a los israelíes  como símbolo de desobediencia civil.
La 1ª Intifada se produjo por la muerte de 4 trabajadores palestinos, en el  campo de refugiados de Yabalia, que fueron embestidos por  un camión el 8 de diciembre de 1987. Dos días después se organizaron manifestaciones –siempre con piedras--, que se extendieron a Gaza y a Cisjordania.
 
Al principio la OLP -Organización Civil de Palestina-- se mantuvo al margen, pero luego surgió el Mando Nacional Unificado (MNU) que dió a conocer que la revuelta, que había de durar hasta 1993, había utilizado un 5% de armamento de fuego y explosivos. La estadística afirma que, durante la rebelión, murieron 1489 palestinos y 185 israelíes.
La 2ª Intifada surgió de manera espontánea, no por un hecho concreto, sino por el conjunto de represiones que se han señalado al principio. Duró de septiembre de 2000 al 2005, se utilizaron algo más que piedras y, en este tiempo, murieron 4.000 palestinos y 1.000 israelíes.
En el momento actual, en que se baraja la posibilidad de una 3ª Intifada, ya no se podrá hablar de piedras, pues ahora parece haberse generalizado la utilización de cuchillos y la iniciativa de los palestinos. Los mayores ataques han sido el de una mujer de 31 años, a la que detuvo en seco un guarda israelí de fronteras,y que pretendía hacer estallar un sistema de bombas de gas, y el de un pequeño misil, desactivado a tiempo.
 
El periodista árabe Ramzy Baroud, califica así la situación: “Es el despertar de toda una sociedad, unida por un intento concienciado de retomar todas las prioridades como un paso adelante en el camino de la liberación, tanto en el sentido mental como real. Sólo el pueblo palestino puede decidir cuándo está listo para una intifada porque esencialmente le pertenece, sólo a él”.
No parece estar muy acuerdo con esta teoría el doctor Hillel Frisch, quien afirmaba en LA RAZON: “Se trata –la actual-- de una oleada de violencia que no se prolongará en el tiempo a diferencia de las dos Intifadas, por dos aspectos clave:
• el primero, porque ahora existe una cooperación en materia de seguridad entre Israel y la Autoridad Palestina, que tienen un enemigo común –Hamas-- a diferencia de la segunda Intifada en la que Arafat apoyaba el terrorismo
• el segundo, no hay comandos populares o líderes al frente de la violencia, por lo que carecen de organización”.
                        
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda