Noticia: Myanmar vota

09 de noviembre de 2015

Creí que "las primeras elecciones libres en 25 años" tendrían un final acorde con el entusiasmo que han despertado en Myanmar las celebradas el pasado Domingo. Faltaba el desenlace, el resultado que, de antemano, se preveía complicado cuando ya se advertía que tardaría en saberse y que acudían a las urnas por lo menos 90 grupos de aspirantes diferentes.

Compartir en:

Pero no es un país fácil. Sólo para enterarse de que país estamos hablando hay que acudir a tres nombres: Myanmar, que es punto de partida – partido en dos, Mon y Pyu-- en el siglo 1;  Birmania, al finalizar el siglo XIX, dominada por los Ingleses; y Unión de Myanmar que es el casi desconocido, pero oficial, de la actualidad.
Sus habitantes son Birmanos, Chinos, Shah y se habla Birmano—el oficial-- y muchas lenguas indígenas. Entre las Religiones se practica el Budismo, Cristianismo, Islamismo e Hinduismo. En el siglo XIII lo dominaron los Mongoles y, entre los XVI y XVII, los Portugueses, Holandeses e Ingleses. El moderno Estado de Myanmar fue fundado por Alaungpaya en el siglo XVIII y se enredó en las Guerras de Assam hasta convertirse, bajo dominación británica, en provincia de la India, en 1885.
Durante la Segunda Guerra Mundial fue ocupado por Japón y, tres años después de terminado el Conflicto --1948-- se convirtió en independiente. El dominio militar se estableció en un Golpe, en 1980 y sólo ahora podría vislumbrarse un atisbo de libertad democrática.
Los resultados parecen alentadores: han votado un 80%, de una población de 53.320.206 habitantes –que viven sobre 653.508 kilómetros cuadrados-- y el mayor desajuste parece haberse producido por la prohibición que el Gobierno impuso a los musulmanes de la minoría Rohiyá.
En los datos conocidos parece ser que la Liga Nacional para la Democracia (LND) habría conseguido el 70% de la votación. Pero ahí no termina todo.  La Liga está dirigida por una mujer, Aung San Suu Kyi, que fue galardonada por el Premio Nacional de la Paz de 1991, que no pudo recibir hasta pasado más de un año, en Estocolmo, porque el Gobierno birmano se lo prohibía. Suu Kyi ganó las Elecciones de 1990, pero de nada le sirvió.

Ahora ha cambiado el panorama. Es verdad que no puede hacerse cargo del Gobierno –la Ley militar se lo prohibe, primero por la prima del 25% que tiene el Ejército en el Parlamento,y segundo por ser  viuda de un extranjero (inglés).
Pero Suu Kyi lo tiene claro. Si la LND confirma su victoria se hará cargo del Gobierno y “estará por encima del Presidente”.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda