COSTE ECONÓMICO PARA ESPAÑA DE UNA INVASIÓN RUSA A UCRANIA

14 de febrero de 2022

No es fácil determinar el impacto económico que un conflicto militar entre Rusia y Ucrania tendría para España, pero desde luego positivo no va a ser, ya que un efecto inmediato del mismo supondría un fuerte aumento en el precio de los carburantes, siendo España un país especialmente dependiente de terceros.

Compartir en:

Con Ucrania las cifras no son especialmente importantes. Según datos del ICEX, el valor de las importaciones realizadas por España con origen en Ucrania asciende a 1280 millones de euros. Las partidas más importantes son cereales (383,4 millones), grasas y aceites vegetales (371,13 millones), productos de fundición de acero (99,86 millones), otros productos sin elaborar (95,68 millones) y productos de fundición de hierro (72,31 millones).
Las exportaciones ascienden a 630 millones de euros, destacando las partidas de automóviles (87,72 millones), combustibles y lubricantes (48,13), confección femenina (29,85 millones), pescados congelados (29,17 millones) y productos químicos (24,88 millones).
Unas treinta empresas españolas mantienen relaciones con Ucrania y este país ocupa el puesto 53 de nuestros destinos comerciales, y el puesto 38 de nuestros proveedores. En el sentido contrario, España ha sido el 17º suministrador de Ucrania y el 12º comprador.

En el caso de Rusia, ya es diferente. España es el 35º cliente y el 19º suministrador, mientras que Rusia fue el 26º cliente de España y el 24º suministrador. Nuestras exportaciones ascendieron a 1.870 millones de euros y nuestras importaciones fueron de 2.570 millones de euros, mayoritariamente petróleo y gas, alcanzando un 80%… y precisamente ahí es dónde puede generarse el mayor de los problemas.
España exporta a Rusia maquinaria y aparatos mecánicos (17,1% del total de exportaciones); prendas de vestir no de punto (11,2%); vehículos automóviles (9,1%) y prendas de vestir de punto (5,5%).
Como decíamos al principio, un conflicto armado iba a disparar el precio del petróleo, y la enorme dependencia energética de España hará que esta subida encarezca el precio de los productos, con el impacto inmediato sobre la inflación.

Además, España tendrá que respetar un difícil equilibrio geopolítico si no quiere que los problemas de suministro energético empeoren. La subida del precio de la energía ha sido el factor que más ha empujado al alza a la inflación.
Un conflicto armado provocaría una reducción de la oferta, con una demanda que no deja de aumentar, con la consiguiente subida de los precios en los próximos meses.
Para España puede ser una dificultad tremenda, ya que el 73% de los recursos energéticos que se consumen proceden del exterior.
En el caso del gas natural es verdad que apenas un 5% del que consumimos procede de Rusia, a diferencia de la mayoría de países europeos, pero España depende del gas argelino. Argelia es un país enfrentado con Marruecos y España lo tiene muy complicado para mantener un equilibrio con los dos.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda