Bankia vende una cartera de crédito con garantía hotelera de 383 M€

04 de junio de 2015

Bankia ha firmado la venta de una cartera de créditos con garantía hotelera de 383 M€, en el marco de una operación denominada Proyecto Castle. La transacción tiene un impacto positivo de 19 millones de euros en términos de capital CET 1 BIS III phase in

Compartir en:

La transacción, que comprende un total de 91 operaciones vinculadas a 45 activos, libera recursos para la concesión de nuevo crédito, eleva la liquidez del banco y contribuye a mejorar la calidad de activos, ya que algo más de la mitad de los créditos son dudosos.
Además, tiene un impacto positivo en el capital (CET 1 BIS III phase in) de Bankia de 19 M€. En términos fully loaded, el impacto es de 21 millones.
Con el fin de maximizar el precio obtenido por las carteras, la venta ha seguido un proceso competitivo entre inversores institucionales y entidades financieras de primer orden. Bankia ha contado con el asesoramiento financiero de N+1 y el legal de Ramón y Cajal.

La entidad sigue avanzando en el Plan Estratégico 2012-2015, que incluye el compromiso de desinvertir todos aquellos activos considerados no estratégicos.
Bankia suma 926 millones en plusvalías con la venta de sus inversiones en firmas cotizadas Entre estas participaciones figuran las que tenía en Iberdrola, Mapfre, Deoleo o NH Hoteles, entre otras, después de cerrar la venta de su 24,953% de Realia a Inmobiliaria Carso (Carlos Slim).
Además, las operaciones cerradas han generado a la entidad unos ingresos de 4.879 millones, según datos del propio banco

Una vez que ha salido del accionariado de Realia, Bankia ya sólo conserva participaciones industriales menores, como en el grupo de concesiones de infraestructuras Globalvía, del que controla el 50% y FCC otro tanto, si bien está previsto que estos dos socios cierren la venta de esta empresa al fondo soberano de Malasia a lo largo de este año.
La venta de participadas de Bankia se enmarca en la estrategia acordada por la entidad con Bruselas como condición para liberar ayudas concedidas a BFA-Bankia por un importe de 17.959 millones de euros.

Este acuerdo establecía que Bankia debía centrar su negocio en la actividad bancaria más tradicional, y vender así aquellos activos considerados no estratégicos, como las participaciones industriales. Estas desinversiones permiten además al banco presidido por Goirigolzarri centrar sus recursos en la concesión de crédito.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda