Y con el año nuevo, una recta exclusiva 

13 de febrero de 2021

Este vienes  llego el  Año Nuevo Chino 2021 o Año Nuevo Lunar. Según el tradicional horóscopo chino, esa noche millones de chinos dijeron adiós al año de la Rata para adentrarse en el Año del Buey de Metal y  una de las tradiciones más arraigadas de esta festividad es una cena familiar en la que, entre otros platos, se degustan los típicos dumplings. 

Compartir en:

Y como es habitual, las celebraciones para dar la bienvenida al nuevo año en China y otros países asiáticos como Hong Kong, Taiwán, Corea del Sur o Singapur tienen una duración de unos 15 días, periodo en el que se suelen producir grandes migraciones de población que vuelve a casa para reunirse con familiares y amigos.
Durante estas dos semanas se llevan a cabo múltiples tradiciones: se limpia y ordena la casa minuciosamente para evitar la mala suerte acumulada, se regala a los familiares un sobre rojo con una pequeña cantidad de dinero como símbolo de prosperidad y buena suerte, se rinde culto a los ancestros y a los familiares fallecidos, se celebran danzas populares con dragones y tigres y se lanzan al aire farolillos o lámpara chinas de los deseos.

Reunirse con distintas generaciones de familiares y amigos para comer o cenar es una de las tradiciones más arraigadas de esta festividad y, como casi todo en el país asiático, está dotado de un gran simbolismo.
De este modo, en las mesas festivas no puede faltar el pescado, de distintas variedades en función de cada provincia, que simboliza la abundancia; el nian gao, o pastel de masa de arroz; los rollitos primavera, que se llaman así por ser típicos de estas fiestas; y por último los dumplings o empanadillas de masa hervida que, según la tradición, traerán más prosperidad al comensal que más dumplings pueda comer durante la cena.
Por eso, y para que este Año del Buey de Metal sea un excelente y próspero año, aquí esta la receta de  las conocidas empanadillas chinas.

Dumplings de Parmigiano Reggiano, verduras asiático mediterráneas y salsa de jengibre 
Ingredientes
Para la masa 
- 200 g de harina 
- 120 ml de agua fría 
- Una pizca de sal 
Para el relleno 
- 200 g de guisantes 
- 100 g de Parmigiano Reggiano 
- 5 hojas de col china 
- 2 chalotas 
- 1 zanahoria 
- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra 
- Cebollino 
- Jengibre fresco 
- Sal 
Para la salsa 
- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra 
- 1 cucharada de semillas de sésamo 
- 1,5 cucharadas de salsa de soja 
- 1 cucharadita de azúcar 
- Hojas de albahaca fresca 
Preparación 
Poner la harina con una pizca de sal en un bol, verter el agua en el centro y amasar hasta conseguir una masa lisa y homogénea. dejar reposar en la nevera envuelta en film transparente durante al menos una hora.
Mientras tanto, preparar el relleno escaldando la col china en agua hirviendo con sal durante tres minutos. Escurrir, dejar enfriar y cortar en tiras finas. Sofreír una chalota picada con una cucharada de aceite, añadir los guisantes y cocinar durante unos 10 minutos. Añadir la col y terminar la cocción. Las verduras se ablandarán.
En otra sartén se fríe suavemente la otra chalota en aceite de oliva y se añaden las zanahorias, picadas finamente con un robot o procesador, y se cocinan hasta que estén tiernas. Triturar el relleno de guisantes y col con la batidora hasta que esté cremoso, y luego añadir las zanahorias, las chalotas y, por último, el cebollino picado, el Parmigiano Reggiano rallado y un puñado generoso de jengibre fresco rallado.
Extender la masa y con un cortapastas hacer unos círculos de 6-7 cm de diámetro. Con un rodillo, o con una máquina de pasta, estirarlos (la masa debe ser casi transparente). Poner una cucharadita de relleno en cada círculo y doblar en forma de media luna, presionar y pellizcar los extremos para sellarlos y hacer los pliegues típicos de los dumplings chinos.
Forrar el fondo de una vaporera de bambú con hojas de col, colocar los dumplings encima y cocinarlos al vapor. Las empanadillas estarán cocidas cuando se vuelven muy transparentes. Mientras se terminan, prepare la salsa mezclando en una batidora las hojas de albahaca fresca, el aceite de oliva, el azúcar, la salsa de soja y las semillas de sésamo. Servir caliente con la salsa.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda