Y si lo que quieres es tu propia hamburguesa  

29 de mayo de 2021

Como con casi todo, una de las claves de este popular plato es el pan. En efecto, una hamburguesa no sería una hamburguesa sin su pan. Por ello, os animamos a meter las manos en la masa. ¡No os arrepentiréis!

Compartir en:

Seguro que, desde el primer momento, os encantará. 
Ingredientes:
•    500grs de harina de trigo
•    40 grs de azúcar
•    10 grs de sal
•    1 sobre de preparado de masa madre
•    325 grs de agua
•    30 grs de mantequilla
Elaboración:
Paso 1:
En primer lugar, echamos todos los ingredientes en un bol grande. Añadimos la harina, el azúcar, la sal y todo el contenido del sobre de preparado de masa madre. Movemos con una cuchara de madera y vertemos poco a poco el agua tibia. Mezclamos de nuevo, añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y volvemos a mezclar hasta que los ingredientes queden bien integrados.
Paso 2:
Amasamos sobre una superficie lisa hasta conseguir una masa fina y homogénea. Para facilitar el trabajo, podemos ir espolvoreando un poco de harina de vez en cuando.
Paso 3:
Le damos forma de bola a nuestra masa y la dejamos reposar dentro de un bol tapada con un trapo de cocina hasta que doble su volumen.

Paso 4:
Una vez haya finalizado este tiempo de reposo, cortamos la masa en cuatro partes y formamos una barra con cada una. Seguidamente, dejamos reposar las barras otros 5’ minutos tapadas con un paño de cocina.
Paso 5:
Cortamos cada barrita en piezas de unos 50 grs y hacemos bolitas con ellas. Las tapamos con un trapo y las dejamos reposar otros 5’ minutos.
Paso 6:
Tras este pequeño reposo, volvemos a bolear cada pieza y las aplastamos ligeramente dejando piezas redondas y planas.
Como alternativa, también se pueden hacer barritas para “Hot Dogs”/”Perritos calientes”, pues la masa es igual.
Seguidamente, volvemos a dejar reposar hasta doblar su volumen.
Paso 7:
Encendemos el horno a 200ºC y, mientras se va calentando, humedecemos todas las piezas con agua. Lo ideal es hacerlo con un pulverizador. Por último, le echamos un poco de sésamo en la superficie y horneamos a 200ºC hasta que adquieran un color dorado-tostado.
Una vez se hayan enfriado, estos deliciosos panes estarán listos para que montes una hamburguesa a tu gusto.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda