Una curiosa equivocación que a muchos sorprende

¿Engañaron a Vega Sicilia cuando compró Oremus?

13 de junio de 2015

Dicen que el Tokaji Aszú es el vino dulce más noble del mundo. Y lo dicen tanto Reyes como personajes antimonárquicos. Así, Luis XIV de Francia lo llamaba: "Vino de reyes; rey de los vinos". Y Voltaire afirmaba: "Este vino dulce vigoriza cada fibra de mi cerebro, y produce en lo más profundo de mi alma un destello encantador de inteligencia y buen humor".

Compartir en:

Pero también cuentan que en Hungría, en 1993, la Compañía estatal Borkombinát se desmoronó: en la época comunista  esquilmaron lo que de bueno había en las Bodegas, y en especial, en la Bodega Oremus. Se explica que cuando Pablo Álvarez la compró al gobierno húngaro, hubiese en ella de todo, grandes vinos y también morralla. Gracias a Dios, se salvó parte de alguna vieja reserva (como la mítica de 1972); y sobre todo, disponían de vides viejas de gran calidad. No he conseguido confirmar que fue así, pero tiene muchos visos de veracidad. Lo que está claro es que el nuevo equipo ha trabajado mucho y bien. Pablo contrató a András Baksó, directivo del antiguo Borkombinát. En 1999 no compraron uva, por lo que es la primera añada en que podemos determinar el carácter de su terroir. Por ese motivo, me parece que tiene especial interés este:

Tokaji Aszú Oremus 6 puttonyos 1999. DO Tokaj-Hegyalja (Hungría).

1. Sobre la peculiar terminología: Tokay, Aszú y Puttonyos.
 “Tokay Aszú” es uno de los vinos dulces más valorados del mundo. Consta que lo elaboraban ya en 1630. Sólo pueden hacerlo en años de cosechas excelentes, cuando la naturaleza provee las condiciones climáticas favorables para el desarrollo de la "podredumbre noble" (Botrytis Cinérea).
“Tokay” es el gran viñedo.
“Aszú” son las uvas botrytizadas.
“Puttonyos” eran cestas o capachos de 25 kg, de uvas botrytizadas, que se añadían a los barriles, de 136 l, que contenían el vino base. La concentración de azúcar en este vino se define por el número de Puttonyos, que varían de 3 a 6 Puttonyos. Hay una categoría superior llamada Aszú-Eszencia. Aunque ha cambiado el modo de vinificar, se ha conservado la terminología tradicional para expresar los gramos de azúcar del vino. En gr/l es:
3 Puttonyos - 60
4 Puttonyos - 90
5 Puttonyos - 120
6 Puttonyos - 150
Aszú Eszencia – 180.

2. Precata.
- Uvas. Furmint, Hárslevelü y Muskalkoly (Moscatel de Grano Menudo).
- Alcohol. 11º.
- Botella. De 50 cl.
- Crianza. Tres años en barrica y dos en botella antes de ser comercializado.

3. Cata.
- Color. Actualmente (junio de 2015), es amarillo dorado y ámbarino, con reflejos topacio. Cuando salió al mercado, hacia 2005/2006, era mucho más clarito que los demás Tokaji Aszú de 6 Puttonyos.
- Nariz. Fragante y muy intenso. Es muy complejo: manda la crema de caramelo. Pero es curioso; su olor me transporta a Cuba: Piña tropical, dulce de guayaba,... Je, y a la Navidad: masa de mazapán. Frutal: además de las frutas tropicales, aparece el níspero, brevas, y algo de limón verde y naranja. Flores, de miel y azahar. Notas herbáceas. Champiñones y arcilla. Notas sutiles de pastelería y mantequilla,...  ¡Es un pozo sin fondo!
- Boca. A pesar de los 12-13 años que lleva en botella, tiene dos puntas evidentes: dulzor (¡150 gr/l!) y acidez. La acidez puede al dulzor. Es más, abre las papilas de una manera asombrosa. Esa acidez lo hace fresco, y hace que sea tan longevo, y... que se pueda beber: sin ella el vino sería puro jarabe concentrado. Pero esas dos puntas provocan una cierta tensión o desequilibrio, que hace que no sea un vino grande: bueno sí, pero no grande.
Además, aparecen notas de orejones, miel, membrillo, jazmines, especias exóticas, limón. Muy largo.
- En conjunto. Esas dos puntas –dulzor y acidez- hacen que el vino no me entusiasme. Es un buen vino, pero no es mi tipo. En vinos de Botrytis Cinérea, prefiero los Sauternes, los Monbazillac y los Alsacianos. Además, pienso que le falta la vivacidad que tienen nuestros moscateles del sur.


4. Precio. Es fácil de encontrar. Esta misma añada, 1999, la tienen actualmente (junio de 2015) en Enoteca Barolo, a 59,21 € (IVA incluído); en la Bodega Siguero a 66 €. También lo tienen en L’Excelence, en Lavinia, en Bodegas Santa Cecilia,... Por cierto, ahí, en Santa Cecilia, tienen aún varias botellas del Tokaji Oremus Eszencia 1999. La botella es de 37,5 cl. Tiene 13º de alcohol. La única pega es que cuesta... 249,85 €. Con una sola de estas botellas, Voltaire podría escribir una nueva Encyclopédie.

5. Calificación. 8,8/10.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda