bbva

Cuatro mandos policiales, imputados en el caso Villarejo 

23 de febrero de 2021

El magistrado Manuel García Castellón ha imputado a cuatro altos mandos de la Policía Nacional -entre ellos un inspector y dos oficiales- por consultar sin autorización judicial datos policiales de varios ciudadanos búlgaros

Compartir en:

Los investigadores sospechan que este acceso a las bases de datos se produjo a petición del comisario jubilado en el marco de sus trabajos para BBVA. Uno de los ciudadanos consultados, E.I Petrov, habría sido sido compañero de celda de Luis Pineda, y estaba en el foco de la entidad con el fin de vincular al presidente de Ausbanc con "delincuentes peligrosos.

De este modo el instructor da un nuevo impulso a la pieza novena de la causa e implica en la misma a estos cuatro mandos policiales por los delitos de revelación de secretos y cohecho. De acuerdo con su auto, al que ha tenido acceso La Información, se trata de una diligencia solicitada por Anticorrupción tras constatar que entre los días 1 y 28 de noviembre de 2016 los agentes -destinados entonces en la Comisaría General de Información- buscaron información en diferentes ficheros internos de una serie de ciudadanos de origen búlgaro. Las fechas coinciden con el tiempo en que Pineda estuvo en prisión provisional en la cárcel de Estremera. 

En aquel entonces el también abogado coincidió con un ciudadano de origen búlgaro y, según ha denunciado en numerosas ocasiones, desde la cúpula de la entidad investigaron a Petrov para vincularle a él y advertir de su cercanía con clanes mafiosos. Al respecto, el magistrado explica que se ha podido constatar el acceso ilegal a bases de datos restringidas en parte gracias al material incautado al comisario tras su detención en noviembre de 2017. Así lo recogió la Unidad de Asuntos Internos (UAI) en un informe de 2019 en el que se hicieron eco de la carpeta que el comisario guardaba con el nombre de 'Búlgaros'. La misma reflejaba que se habían efectuado consultas desde el fichero de Adexttra de un total de ocho personas extranjeras. Esta aplicación permite consultar datos de filiación, domicilios, pasaportes o tarjetas de viaje, entre tipo de información.  

El auto explica que las imputaciones a estos altos cargos de la Policía se producen en tanto se ha podido acreditar que la información que atesoraba Villarejo salió de las bases de datos. De hecho, la Policía Judicial ha podido constatar que las consultas se efectuaron con las claves de los mandos imputados, entre los que se encuentran un inspector, un subinspector y dos oficiales. Con todo, también les atribuyen la búsqueda de datos de otros dos ciudadanos de Europa del Este en 2015 y que Villarejo guardó en la carpeta 'Neigbour'. Igualmente se han detectado consultas de varios ciudadanos españoles, entre los que se encuentran José Antonio Bartolomé Nicolás, propietario de la sociedad Olaf y Rubí y Luis Rodríguez Durón. Este último habría sido objeto de investigación de Villarejo en su encargo a Mutua Madrileña.

En su auto, el magistrado recuerda que desde que se abriera esta pieza separada en noviembre de 2018 los investigadores también han identificado a otros funcionarios policiales por sus búsquedas sin autorización judicial de datos confidenciales para trasladárselos a Villarejo. De hecho, explica que los trabajos que encargó BBVA -y por los que pagó un total de 10,28 millones de euros- implicaron una "reiterada injerencia en los derechos fundamentales" teniendo en cuenta que el comisario jubilado habría espiado comunicaciones privadas y accedido a datos bancarios de sus 'víctimas' en el marco de los trabajos que gestionó desde el Grupo Cenyt. Por todo ello, el magistrado concluye que la diligencia solicitada  por Anticorrupción se reputa "útil, necesaria y pertinente".
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda