Desestimada la reclamación de Naturgy contra Colombia

14 de marzo de 2021

El Tribunal de Arbitraje Internacional ha desestimado las reclamaciones de Naturgy contra el Gobierno de Colombia por la intervención en 2016 por el país sudamericano de Electricaribe, por la que la energética española pedía una indemnización de unos 1.600 millones de dólares (unos 1.340 millones de euros).

Compartir en:



«Hoy el Tribunal Arbitral internacional decidió a favor de Colombia y desestimó en su totalidad las reclamaciones de Gas Natural. Gracias a esta decisión Colombia no tendrá que pagar ni un solo peso», informó el Ejecutivo del país sudamericano. No obstante, el tribunal ha desestimado también la reclamación de Colombia, que en su contestación a la demanda formuló una reconvención por aproximadamente 500 millones de dólares (unos 335 millones de euros).
Naturgy está revisando los detalles del laudo dictado por el Tribunal de la Comisión de las Naciones Unidas para el Desarrollo Mercantil Internacional. Además, trabajan para poder recuperar parte de la indemnización por otras vías, como, por ejemplo, a través de la reclamación iniciada en 2019 contra un grupo de entidades aseguradoras al amparo del seguro de riesgo político en Colombia que tenía suscrito, y que le permitía poder recuperar hasta 500 millones de dólares (unos 335 millones de euros) en caso de expropiación.

En marzo de 2017, Naturgy inició un procedimiento arbitral ante el Tribunal de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional y el 15 de junio de 2018 formalizó la demanda en que elevaba esa reclamación a aproximadamente esos 1.600 millones de dólares.

Esta decisión supone un golpe en las aspiraciones de la energética de recuperar parte de su indemnización en Colombia, aunque no tiene impacto contable para la compañía, ya que en el valor en libros ya estaba todo descontado.En este sentido, Naturgy había venido rebajando en los últimos años la valoración de su participación en Electricaribe en sus cuentas de los últimos ejercicios ante la dificultad para realizar una valoración del valor razonable consecuencia de la situación específica del activo.

Electricaribe, fue adquirida por Unión Fenosa en el año 2000 y, posteriormente, se integró en Gas Natural cuando la gasista adquirió Fenosa en 2009. En 2016, el Gobierno de Colombia decidió intervenir Electricaribe, que contaba con más de 2,5 millones de usuarios, debido a los problemas financieros que arrastraba la eléctrica y que impedían la adecuada prestación del servicio. No obstante, la compañía alegaba que parte de sus problemas eran causados por fraudes en el consumo de electricidad e impago de numerosos usuarios. La entonces Gas Natural Fenosa cifró en 1.259 millones de euros la deuda que acumula por impagos de clientes de electricidad en Colombia.

Tras la intervención de Electricaribe, el grupo fue plegando posiciones en Colombia, hasta completar su salida del país a mediados de 2018 con la participación que le restaba en su filial de distribución y comercialización de gas al fondo de inversión canadiense Brookfield.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda