Una sentencia trastoca  la política laboral de Ryanair en España

23 de marzo de 2021

La Audiencia Nacional ha emitido una sentencia en la que declara que los contratos de trabajo de más de 400 tripulantes de cabina con las agencias de contratación Crewlink y Workforce para prestar servicios a Ryanair constituyen una "cesión ilegal" de trabajadores en la que el verdadero empresario es la aerolínea irlandesa.

Compartir en:

Los sindicatos USO y Sitcpla demandaron a la compañía argumentando que en los diferentes contratos de trabajo existía un régimen disciplinario idéntico, un régimen de ruta, protocolo de prestación de servicios y guía para los trabajadores que son establecidos por Ryanair iguales para todos los trabajadores, fueran estos contratados por Ryanair, Crewlink o Workforce. La Audiencia reconoce ahora el derecho de los trabajadores ilegalmente cedidos a optar por la condición de trabajadores en Ryanair, según informa USO en un comunicado.
Los más de 400 tripulantes afectados por esta sentencia ahora podrán reclamar su derecho a ser reconocidos como trabajadores de Ryanair y a tener unas condiciones laborales equivalentes a aquellos contratados directamente por la aerolínea irlandesa.

Según USO, la diferencia salarial entre los tripulantes de agencia y los contratados por la propia 'low cost' ronda entre el 40% y el 60%.

"Tras esta sentencia, Ryanair no podrá continuar con su modelo de negocio ilegal en España. Un negocio que, desde 2004, cuando Ryanair inició el uso de 'agencias' para contratar al personal de cabina, se ha basado en atentar contra los derechos de los trabajadores ya que la legislación obliga a retribuir de igual manera a trabajadores contratados por la propia empresa y a aquellos contratados por empresas de trabajo temporal", señala el sindicato. "Gracias a este ilegal modelo, Ryanair ha competido durante años en el mercado laboral abaratando costes laborales de manera considerable y abusiva, en comparación a aquellos competidores que aplicaban las mismas condiciones a sus trabajadores".

Lidia Arasanz, de USO-Ryanair, valora esta nueva sentencia "con la que se vuelve a evidenciar que el modelo "exitoso" de Ryanair es fraudulento y basado en el abuso, como han calificado ya diversas sentencias y resoluciones de Inspección. La justicia española le ha enviado un rotundo mensaje a Ryanair: no todo vale".
Por su parte, Manuel Lodeiro, del sindicato de tripulantes Sitcpla, confía "en la resolución favorable de aquellos conflictos que aún se encuentran a la espera de su valoración por los tribunales, cuya resolución es clave para crear una base legal robusta, que sirva para normalizar, al fin, las relaciones laborales en el seno de Ryanair".

Compartir en:

Crónica económica te recomienda