Rato defiende su inocencia 

24 de marzo de 2021

El exvicepresidente Rato defiende su inocencia y se siente "completamente indefenso" después de que la Fiscalía Anticorrupción le acuse "de hechos y delitos expresamente descartados" por el juez en la investigación sobre el origen de su patrimonio.

Compartir en:

En sus  declaraciones Rato reprocha al Ministerio Público por recoger en su escrito de acusación una serie de delitos "que no han sido objeto de la instrucción", la cual "ha contado con 12 millones de documentos requisados, 6 años de duración y 16 informes de la Oficina Antifraude (ONIF) dependiente del Ministerio de Hacienda. Rato reacciona así a la nota de prensa publicada este martes por la Fiscalía Anticorrupción, que solicita entre cuatro y seis años de prisión por cada uno de los once delitos contra la Hacienda Pública, seis años por blanqueo, cuatro por insolvencia punible, otros cuatro por corrupción en los negocios, y, finalmente, tres por el delito de falsedad documental. Asimismo, pide las correspondientes penas de multa y accesorias y la indemnización a la Administración tributaria por las cantidades defraudadas en cada uno de los ejercicios fiscales indicados.

"Resulta increíble que una institución pública de la Justicia española utilice estos modos para atacar y dañar la imagen y el honor de una persona", señala Rato, que lamenta que la Fiscalía "divulgara sus argumentos" antes de dar a conocer el escrito de acusación.
En su opinión, "divulgar notas de prensa en lugar de la totalidad de los escritos no protege ningún bien público ni derechos, sino todo lo contrario". Para el ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), ello demuestra que "se ha llevado a cabo una investigación prospectiva, paralela y secreta, denominada Operación Tajuña, a espaldas de la defensa, durante años" por parte de la fiscal, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, la inteligencia financiera del Sepblac "y al menos un miembro de la ONIF".

De hecho, el escrito de la Fiscalía va "contra el propio criterio" del magistrado, "único director del proceso, que ya ha decidido qué hechos habrían quedado indiciariamente acreditados".
A su modo de ver, "no debería ser el momento para plantear una nueva causa, ante la endeblez de la realizada, amparándose en la impunidad del papel institucional que nuestro ordenamiento jurídico otorga a los fiscales". "Ante la omnipotencia e impunidad constante de determinadas instituciones de nuestro sistema de Justicia, no puedo sino sentirme completamente indefenso", concluye Rato.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda