ESMA sanciona a Moody 

30 de marzo de 2021

La Autoridad Europea de Valores y Mercados ha sancionado con 3,703 millones de euros a cinco entidades del Grupo Moody´s, con sede en Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido, por incumplir el Reglamento de Agencias de Calificación Crediticia (CRAR) en materia de independencia y prevención de conflictos de interés de los accionistas.

Compartir en:






Las cinco entidades apercibidas han sido Moody's Investors Service (Moody's UK), Moody's France, Moody's Deutschland, Moody's Italia y Moody's Investors Service España (Moody's España).
Las infracciones se refieren concretamente a la emisión de calificaciones crediticias sin respetar la prohibición de emitir nuevas calificaciones sobre entidades en las que un accionista de una agencia de calificación crediticia (CRA) sobrepase el umbral de propiedad del 10% y/o es miembro del consejo de la entidad calificada, así como por no revelar los conflictos de intereses relacionados con el umbral de propiedad del 5%.
En un comunicado, ESMA indica que "se concluyó que todas las infracciones se debieron a negligencia por parte de Moody's".
Respecto a Moody's UK, la multa asciende a 2,735 millones de euros debido a la emisión de nuevas calificaciones que habrían violado la prohibición relacionada con el umbral de propiedad del 10%, así como por la falta de divulgación adecuada sobre conflictos de intereses de los accionistas y por falta de políticas y procedimientos adecuados.
Por su parte, la sanción para Moody's France es de 280.000; euros y de 340.000 en el caso de Moody's Germany, mientras que Moody's Italy y Moody's España han sido multadas con 174.000 euros cada una. En el caso de estas últimas cuatro, la ESMA señala la falta de información adecuada con respecto a conflictos de intereses de los accionistas.
En este sentido, la autoridad aclara que "es crucial, para garantizar calificaciones independientes de buena calidad y para proteger a los inversores, que las CRA identifiquen cuidadosamente y, posteriormente, eliminen o gestionen y revelen los conflictos de intereses para evitar la interferencia de accionistas en el proceso de calificación".
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda