El juez vuelve a negar el tercer grado a Sánchez, Rull y Turull 

14 de abril de 2021

El magistrado del juzgado de vigilancia nº5 de Barcelona ha desestimado los recursos interpuesto por los presos del ´procés´ condenados por el Tribunal Supremo, Sànchez,  Turull y  Rull, contra el auto del pasado 9 de marzo con el que retiraba el tercer grado a los reos internado en Lledoners.

Compartir en:

En las nuevas resoluciones ante los tres recursos de reforma, el magistrado se remite en buena parte al auto en que decidió estimar el recurso del fiscal contra la resolución de la Secretaría de Mesures Penals de la Generalitat, que fue quien acordó la progresión el tercer grado de los internos justo antes de la campaña electoral de los pasados comicios catalanes. El juez incide en que los reos no tienen “conciencia de la comisión delictiva”, una “categoría sustancialmente diversa” al arrepentimiento
El juez estimaba en su auto del 9 de marzo que "la progresión acordada en la resolución impugnada se tiene que entender como precipitada”, y que "no se vislumbra en ellos un mínimo de asunción de responsabilidad penal en el sentido de haber roto normas básicas de convivencia”. Ahora incide en estos argumentos añadiendo que, si bien es cierto que no se establecen en la normativa penitenciaria plazos mínimos para la progresión de grado, “esto no significa que con ello pueda desconocerse, ni obviarse, la extensión de la pena impuesta, establecida, según la gravedad del delito, por el tribunal sentenciador”.

En este sentido, las resoluciones actuales se reitera que “no podía acordarse la progresión a un régimen abierto cuando todavía se aprecian déficits nucleares en el interno como es la falta de asunción delictiva”. Pero el magistrado advierte de que “no se trata de castigar la ideología de ninguno de los condenados”, sino por un hecho descrito en el Código penal como delito. Y que “debe rechazarse que dicha asunción delictiva se equipare a arrepentimiento” porque debe entenderse como la “conciencia de la comisión delictiva”, una “categoría sustancialmente diversa”, advierte.

En cuanto a las alegaciones sobre las circunstancias personales de los presos, el magistrado advierte que “no se pueden sobrevalorar” teniendo en cuenta, y que “esta línea de tratamiento se ha seguido y se está siguiendo” en otros expedientes penitenciarios “de personas de relevancia pública”.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda