El TSJPV sale en defensa de los magistrados 

17 de septiembre de 2021

La Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha reaccionado para defender a los magistrados vascos tras las últimas críticas vertidas por el lehendakari Urkullu, el vicelehendakari Erkoreka y dirigentes del PNV como Atutxa contra el juez Luis Garrido. 

Compartir en:

La cúpula judicial en Euskadi admite las críticas pero reaccionar contra los "ataques personales" y advierte del peligro de que se "deslegitime" el papel de las juezas y jueces vascos. Garrido, presidente de la Sala Contencioso Administrativo del TSJPV, se encuentra señalado públicamente por el PNV desde que en el mes de febrero formó parte del tribunal que anuló el cierre de los locales de hostelería en los municipios con más contagios ordenado por el lehendakari Urkullu que había sido solicitado por las asociaciones de hostelería de Bizkaia y de Gipuzkoa. La Permanente de la Sala de Gobierno del TSJPV (compuesta por 8 magistrados) ha emitido hoy un inusual comunicado público tras la polémica política suscitada por el auto del TSJPV que dio la razón a la La Liga sobre el aforo en los estadios vascos. En apenas una frase, el texto consensuado por la cúpula judicial critica los "ataques personales" a magistrados por sus autos y sentencias y llama la atención por la "deslegitimación" a las que están siendo sometidas. 

El acuerdo se ha adoptado bajo la presidencia de Iñaki Subijana, presente el pasado miércoles en el acto celebrado en San Sebastián y organizado por la UPV en el que Urkullu cargó contra el juez Garrido, sin citarle expresamente. En ese acto solemne y ante una amplia representación institucional y universitaria, Urkullu señaló al juez Garrido por "menospreciar a la ciencia" y abonó la descalificación al recordar un comentario realizado por el magistrado cuando participaba en una tertulia radiofónica. Garrido, que aclaró el contexto de sus declaraciones y se disculpó por el comentario, ha formado parte como presidente de la Sala de lo Contencioso Administrativo, de decisiones judiciales que han molestado al Gobierno vasco y, directamente, al lehendakari Urkullu. El auto en el que se dio la razón a la Liga de Fútbol y ordenó ampliar hasta el 60% el aforo de los estadios vascos ha sido el último choque y Garrido, que se ha negado a realizar valoraciones públicas, ha vuelto a quedar señalado. Cualificados dirigentes como la presidenta del PNV en Bizkaia Itxaso Atutxa han denunciado el presunto intento de "elementos" del poder judicial de ejercer de "contrapoder" frente a las decisiones adoptadas por el Gobierno vasco a propuesta del comité de especialistas que dirige Jonan Fernández.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda