Los jefes de seguridad de Repsol y CaixaBank implicados

20 de septiembre de 2021

El juez de la Audiencia Nacional García Castellón ha propuesto juzgar a los jefes de Seguridad de Repsol y CaixaBank, Araujo y Fernández Rancaño, por presuntamente encargar al comisario jubilado Villarejo espiar al expresidente de Sacyr del Rivero con el fin de frustrar el pacto sindicado que éste había firmado con Pemex para intentar hacerse con el control de la petrolera española. 

Compartir en:

Asimismo, también procede contra el subdirector de Servicios de Apoyo de la Dirección de Seguridad Corporativa de la petrolera Rafael Girona. El magistrado les atribuye un delito de cohecho activo.Así lo ha acordado en un auto por el que pone fin a la instrucción de la pieza 21 del 'caso Tándem'. En él también propone enviar a juicio a Villarejo y  a su socio, Rafael Redondo, por un delito de cohecho pasivo y descubrimiento y revelación de secretos; y al ex jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía Nacional Enrique García Castaño por el último de estos delitos. Del mismo modo, el juez instructor ha decretado el archivo para otros cuatro exdirectivos de Repsol y Caixa puesto que una vez practicadas todas las diligencias pertinentes concluye que no existen elementos suficientes para atribuirles la comisión de los delitos investigados.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 ha tomado esta decisión después de que a finales del pasado mes de julio acordara desimputar ambas empresas del Ibex 35 como personas jurídicas, así como al presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el máximo responsable de La Fundación La Caixa, Isidro Fainé. Unos archivos que han sido recurridos directamente en apelación ante la Sala de lo Penal por parte de la Fiscalía Anticorrupción y por la defensa de Del Rivero, personado en la causa como perjudicado, y que aún están pendiente de resolverse.

La instrucción de esta línea de investigación, que se inició en noviembre de 2018, se ha centrado en lo que el agente encubierto denominó 'proyecto Wine'. El instructor explica en su resolución que en el año 2011 el Grupo Cenyt , el entramado empresarial de Villarejo, elaboró una serie de informes sobre Luis del Rivero, su mujer, el jefe de Seguridad de Sacyr y el antiguo director financiero de Repsol tras acceder a información y a llamadas telefónicas realizadas por el expresidente de Sacyr y su entorno. El auto apunta que se trata de datos de carácter reservado a los que no se puede acceder por fuentes abiertas ni registros públicos. Es más, señala que ha indicios de que el tráfico de llamadas y comunicaciones fue facilitado por el comisario Enrique García castaño.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda