El TC tumba también parte del segundo estado de alarma

28 de octubre de 2021

El Tribunal Constitucional ha dado su última estocada al Gobierno de Pedro Sánchez antes de la renovación de un tercio del órgano y ha declarado inconstitucional parte del segundo estado de alarma que arrancó el 25 de octubre de 2020 y que se alargó durante seis meses.

Compartir en:

Según fuentes jurídicas, la mayoría del pleno ha votado a favor de la ponencia de sentencia que estima parte del recurso presentado por Vox contra el segundo estado de alarma. Por seis votos a cuatro emitidos estos últimos por Juan Antonio Xiol, María Luisa Balaguer, Cándido Conde-Pumpido y el presidente Juan José González Rivas. Los cuatros emitirán votos particulares.
Los puntos conflictivos han sido la falta de control parlamentario al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Y la segunda, la cogobernanza permitida para que las comunidades autónomas pudieran decretar los toques de queda y demás limitaciones para frenar la pandemia.

Se trata del último pleno antes de que los nuevos magistrados ocupen su asiento. Esto supondrá que cambia la presidencia del órgano constitucional, actualmente bajo el mando de Juan José González Rivas. Con la renovación, el tribunal se mantendrá con una mayoría de siete magistrados propuestos por el PP, frente a cinco del PSOE.

Respecto de la sentencia sobre el segundo estado de alarma, había la duda de si podría salir adelante con un cambio de tribunal a la vista. Fuentes del tribunal que defiende la carta magna explican que en caso de que se produjera la renovación antes de que se presenten los votos particulares, éstos pueden ser entregados a posteriori, para que se notifique la sentencia.
La ponencia apoyaba parte del argumento de Vox en su recurso contra el estado de alarma que arrancó en octubre de 2020. El partido de Santiago Abascal recurrió ante el tribunal de garantías el acuerdo del Gobierno de Pedro Sánchez al vulnerar derechos como el de libertad, reunión o manifestación.
El ponente admite las dudas de inconstitucionalidad por la decisión del jefe del Ejecutivo que comparecer sólo cada dos meses ante el pleno del Congreso de los Diputados, lo que supondría un incumplimiento del deber de fiscalización al Ejecutivo mientras está decretado el estado de alarma.

La previsión que había sobre este pleno es que hubiera una votación reñida por la diferencia de criterio entre magistrados. En el anterior estado de alarma, la sentencia salió adelante por seis votos a favor frente a cinco. El presidente del tribunal, González Rivas, incluso se opuso a declarar inconstitucional el encierro domiciliario. El debate entonces fue si se tuvo que aplicar el estado de excepción para limitar derechos fundamentales. La mayoría apoyó que el estado de alarma era insuficiente y se tuvo que aprobar el de excepción para llevar a cabo restricciones de derechos como el de la libre circulación.
Fuentes del órgano reconocen que en esta nueva votación ha habido de nuevo diferencias de opiniones. Aquellos que han defendido la decisión del Gobierno apoyan que la propia ley del estado de alarma establece expresamente que será el Congreso de los Diputados el que determine la duración de la prórroga. En el caso del segundo estado de alarma, las cortes aprobaron mayoritariamente los seis meses de duración.

Además, estas mismas fuentes advierten que los países de nuestro entorno que sufrieron la pandemia, como Francia o Italia, hicieron lo mismo, aprobando estados de emergencia de varios meses. Los defensores de este segundo estado de alarma también sostienen que la cogobernanza que ahora se pone en duda era necesaria porque en el momento actual las competencias sobre Sanidad están transferidas a las comunidades autónomas.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda