CASO ORCEL: Rebajada la condena del Santander

16 de enero de 2022

La suma que la entidad tendrá que pagar al banquero italiano se rebaja hasta los 51 millones de euros. En diciembre, el magistrado fijó la indemnización por su fichaje fallido como consejero delegado de la entidad en 68 millones de euros

Compartir en:

Así lo ha decidido el Juzgado de Primera Instancia número 46 de Madrid, en la que se detalla que los 6 millones que se descuentan se deben al bonus que Orcel ya habría percibido, a lo que le resta la ecualización fiscal. Además, se rebaja de 35 millones a 18,6 millones de euros la indemnización por asunción de incentivos a largo plazo ('buy out').
Hace poco más de un mes, el 9 de diciembre, el juzgado de Primera Instancia número 46 de Madrid daba la razón al banquero italiano al considerar que "el contrato fue resuelto de manera unilateral e injustificada por parte de Banco Santander".

"Puede entenderse que la decisión en contra por parte del banco, tomada en fecha 15 de enero de 2019, le produjera una considerable frustración, desasosiego, incertidumbre y un cierto descrédito en el ámbito bancario, por lo que claramente se considera que la situación creada por Banco Santander produjo un evidente daño moral al Sr. Orcel, y que, atendidas las referidas circunstancias y el nivel de retribución que venía percibiendo en la entidad UBS y que esperaba recibir en Banco Santander, la cantidad reclamada en concepto de daño moral no se considera excesiva", señala la sentencia del Juez Javier Sánchez Beltrán.

Entonces, la suma total de la indemnización salía de los 10 millones en concepto de daños morales y reputacionales, 5,8 millones en concepto de dos anualidades del salario, 17 millones en concepto de bonus de incorporación y 35 millones por asunción de incentivos a largo plazo. Otra novedad que recoge el auto es la relativa a la forma de pago de la indemnización de 51,4 millones. De ellos, 32,8 millones se pagarán en efectivo, mientras que 18,6 millones relativos a los incentivos a largo plazo serán abonados en forma de acciones y en diferido. En este sentido, hay que tener en cuenta que la cifra podría además verse reducida, ya que los 18,6 millones que se abonan en acciones están sujetos a los objetivos de medición del plan de retribución variable del banco

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda