La fiscalía archiva el caso del ave de la Meca

12 de mayo de 2022

La Fiscalía Anticorrupción ha archivado la investigación sobre el supuesto pago de comisiones para la construcción de la línea de alta velocidad entre Media y La Meca al no haber podido probar el delito de cohecho internacional en el cobro que recibió el rey Juan Carlos I de 64,8 millones de euros.

Compartir en:

Las pesquisas comenzaron en 2018, cuando en los registros de propiedades del ex comisario José Manuel Villarejo se encontraron grabaciones de Corinna Larsen, la que fuera amante de Juan Carlos I, y el expresidente de Telefónica, Juan Villalonga, entre 2015 y 2016, en las que se apuntaba a algunos negocios opacos del monarca.
La Audiencia Nacional abrió entonces la pieza Carol, que investigó el suceso, aunque fue archivada mes y medio después debido a que no dio verosimilitud a las acusaciones de Larsen, ya que entonces habían roto, y Juan Carlos I seguía en el cargo, por lo que estaba blindado por la Constitución. Sin embargo, Anticorrupción mantuvo abiertas las investigaciones por un posible caso de cohecho internacional.

En febrero de 2020, el Ministerio Público trasladó a Suiza una comisión rogatoria, donde el fiscal Yvez Bertossa investigaba por blanqueo agravado a los testaferros de Juan Carlos, Arturo Fasana y Dante Canónica, además de la propia Larsen. Anticorrupción ponía en el foco la donación de 64,8 millones de euros de Arabia Saudí al rey, que se dio en 2008, tres años antes de que adjudicara el contrato de la línea de alta velocidad al consorcio español.
Después de cuatro años de diligencias, la Fiscalía admite que "no se ha podido determinar la posible comisión del ilícito penal para cuya determinación fueron incoadas".
A este movimiento se le suma uno anterior, y es que la Fiscalía del Tribunal Supremo ya descartó que Juan Carlos I cobrara los 64,8 millones de euros como contraprestación a la adjudicación del proyecto de la línea de alta velocidad.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda