Puigdemont recusa a los nuevos magistrados del TC

04 de diciembre de 2021

El expresidente de la Generalitat Puigdemont y los exconsejeros Ponsatí, Puig y Comín han planteado la recusación de los recientemente nombrados magistrados del Constitucional Concepción Espejel y Enrique Arnaldo por carecer de la "imprescindible imparcialidad" para resolver sus recursos.

Compartir en:

Los cuatro dirigentes independentistas, huidos tras la declaración de independencia de Cataluña en octubre de 2017, han recurrido en amparo al TC varias decisiones de la Junta Electoral Central y del Supremo consecuencia de su procesamiento en la causa del "procés". Ante esa circunstancia, pretenden que estos dos nuevos magistrados se abstengan del debate y resolución de los recursos, o, en su defecto, sean apartados por varios motivos, fundamentalmente sus vínculos con el PP, que fue el partido que propuso su nombramiento y cuyo Gobierno impulso "la persecución política" de los recurrentes.

El escrito, detalla a lo largo de sus 86 folios las numerosas causas de recusación en las que, a su entender, incurren ambos magistrados.
En el caso de Enrique Arnaldo, además de su proximidad al PP, los motivos esgrimidos para pedir que se aparte de la resolución de todos los recursos radican en su presunta animadversión hacia los recusantes o en su toma de posición previa sobre los asuntos que son objeto de recurso de amparo en librosy artículos periodísticos en los que se refería al llamado procés.

También por su "pública" relación de amistad "íntima" con los magistrados del Supremo que juzgaron el procés Marchena y del Moral, así como la que le unía con el fallecido fiscal general del Estado Maza, autor de la querella por rebelión contra los instigadores del referéndum del 1-O. Entre esas amistades que según los recurrentes comprometen su imparcialidad, el escrito menciona también la de Manuel Delgado Iribarren García Campero, letrado de la Junta Electoral Central. Otras de las causas esgrimidas es la "estrecha relación" con el Partido Popular, tanto en el caso de Arnaldo como en el de Espejel, ya que el nombramiento de ambos ha sido promovido desde ese partido, y según el escrito, "ha sido recibido con auténtico estupor por la comunidad jurídica".

Y es que, según recuerda, "fue el Gobierno del Partido Popular el que puso en marcha la persecución política contra los recusantes, lo que priva de cualquier apariencia de imparcialidad, cuando menos, objetiva" a ambos magistrados. De Espejel señala que ya fue apartada del tribunal del caso Gürtel por supuesta afinidad con el PP y cree también que está contaminada para conocer de esos recursos por haber ejercido anteriormente como presidenta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.
Esa circunstancia, añade, le llevó a presidir el juicio al mayor de los Mossos Trapero, quien resultó absuelto con el voto particular en contra de Espejel, que consideró que debía haber sido condenado por sedición.

"A la vista de las consideraciones de la Excma. Sra. Espejel Jorquera en su voto particular, no parece que dicha magistrada tenga apariencia alguna de imparcialidad", observa el representante jurídico de los recurrentes, el abogado Gonzalo Boye. Otro impedimento para conocer de esos recursos en el caso de Especjal es, a su juicio, su pertenencia a Asociación Profesional de la Magistratura y su estrecha vinculación con el Partido Popular
"Dicha asociación, de dudosa reputación, en la que se integra como asociada la Excma. Sra. Espejel Jorquera, se ha caracterizado, en los últimos años, por una beligerancia desmedida contra los recusantes", expone el escrito.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda