Iberdrola : Villarejo fue quien espió a Galán

09 de enero de 2022

Los servicios jurídicos de Iberdrola han presentado un recurso de Reforma ante el Juzgado Central de Instrucción número 6 en el que reiteran al juez que debe investigar quién ordenó al comisario Villarejo espiar a su defendido, Galán, y a Folgado, ya fallecido, en la comida que mantuvieron hace años en la localidad zamorana de Barcial del Barco y que se recoge en los papeles de Villarejo.

Compartir en:

La denuncia presentada por la eléctrica se basa en un oficio de la Unidad de Asuntos Internos (UAI) de la Dirección General de la Policía, en el que se recogen una serie de anotaciones de las agendas incautadas a Villarejo. En las notas que el expolicía tomó sobre Galán durante aquel encuentro aparecen descripciones físicas que facilitan una identificación ("estaba comiendo con 2 sujetos: uno con bigote y pelo canoso"), detalles sobre el contenido de la conversación o hipótesis sobre la misma.
El rechazo de la denuncia presentada por Iberdrola se apoya en que estos apuntes en la agenda de Villarejo son simplemente una anotación efectuada por un investigado, que "si no se corrobora por ningún otro dato, no puede servir, por sí sola, como fundamento para una nueva declaración". Sin embargo, según el representante judicial de la compañía eléctrica, las anotaciones no manifiestan un "mero intento de acceso ilícito a conversaciones privadas", sino que se trata de "la propia consumación de la conducta".

Asimismo, en el recurso se señala que ha existido una quiebra del principio de igualdad en la aplicación de la Ley, puesto que "con Sánchez Galán no ha existido la misma praxis que se ha observado en otros supuestos", como es el caso de Florentino Pérez. Y es que al presidente de ACS se le permitió personarse como acusación particular en la pieza sobre el espionaje de Iberdrola a sus competidores, a pesar de apelar solamente a "informaciones periodísticas reveladoras de su condición de perjudicado".
En el recurso, el abogado de Sánchez Galán también ha vuelto a solicitar el sobreseimiento de la causa Tándem, ya que los hechos investigados estarían prescritos.

'Proyecto Gipsy'

En el informe de José Manuel Villarejo del conocido como proyecto Gypsy consta que el excomisario fue contratado con el objetivo de investigar al ex director de servicios generales de Iberdrola, José María Álvarez Vázquez, y al proveedor de la misma, Francisco Julián Gutiérrez Santiago. Incluso se amplió la investigación a la familia y relaciones cercanas del exdirectivo. Villarejo no pudo determinar contactos de Álvarez o personas próximas a este con el dueño de ACS, más allá de "aficiones futboleras".

Eso sí, el excomisario acusó a Florentino Pérez de estar "obsesivamente buscando datos que afecten al presidente de Iberdrola de manera directa" y apuntó que una "persona de confianza" contactó con el responsable de Seodis, encargada de la valija de documentos confidenciales de Iberdrola, entre los que se encontraban los de Sánchez Galán.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda