Abengoa pierde el laudo

17 de noviembre de 2021

Abengoa, ha perdido su laudo sobre renovables por 1.180 millones contra España. Este es el veredicto del Instituto de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Estocolmo, uno de los organismos arbitrales clave en resolver las disputas de las renovables en España a raíz del cambio de legislación de 2013.

Compartir en:

El Gobierno de Mariano Rajoy, con una situación ciertamente complicada desde el punto de vista presupuestario, decidió sustituir el sistema de primas a las energías verdes por otro de una rentabilidad mínima garantizada del 7,398%. En junio de 2013, Abengoa presentó la solicitud de arbitraje por seis plantas termosolares. La empresa recabó entonces los servicios del bufete Cuatrecasas para pelear por el caso. La Abogacía del Estado, entretanto, representó a España. Abengoa no aceptó la retribución garantizada mejorada en 2019 a cambio de no reclamar y prefirió seguir adelante con el arbitraje.
Otras empresas también acordaron ir a organismos especializados para discernir quién tiene la razón: si el inversor o el país. Los veredictos, que en todo caso son recurribles, han sido para todos los gustos a lo largo de este tiempo.

Precisamente, el pasado marzo, el Instituto de Arbitraje de la Cámara de Estocolmo –el mismo que se pronunciará sobre el caso de Abengoa– rechazó que el fondo Freif, que fue comprado por BlackRock en 2017, tenga que ser indemnizado con 124 millones de euros por el recorte a las renovables en España. El organismo ha condenado, además, al fondo a pagar 2,7 millones de euros por las costas judiciales. En cambio, en septiembre del año pasado se conoció que España perdió parcialmente otro de los laudos del medio millar de arbitrajes presentados por inversores afectados por el recorte de las renovables. Fue por una reclamación presentada por la portuguesa Cavalum SGPS ante el Ciadi (organismo arbitral del Banco Mundial) contra España.

El número de reclamaciones contra España ascendió en un principio a 50 por unos 10.000 millones de euros. Las dos primeras decisiones sobre estas disputas fueron favorables a España, pero después se produjo un aluvión de resoluciones contrarias a sus intereses. La buena noticia, para el país, es que las expectativas de indemnización de los reclamantes se reducen de manera notable, en torno a un 60%, una vez que se ponen a pactar el importe. Abengoa señala en un documento enviado a la CNMV que las reclamaciones por el cambio regulatorio suman 907,8 millones de euros, aunque la cuantía se dispara hasta los 1.188 millones por los impuestos pagados de más, así como por otros daños.
El signo del arbitraje se conocerá, según el actual calendario, el día de la junta en que se debe consolidar la paz en el seno del consejo de Abengoa para mantener la paz social. El pasado 1 de octubre se pactó que AbengoaShares entrara en el consejo, para que pueda continuar el expediente presentado por Abenewco 1 ante la SEPI y vinculado a la oferta presentada por el fondo estadounidense Terramar.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda