El juez mantiene la imputación de Galán y archiva a la excúpula de Iberdrola

11 de marzo de 2022

Afirma que no hay pruebas que acrediten que Sánchez Galán ordenó contratar a Villarejo, pero sí hay indicios de que la iniciativa partió de él y de que fue informado con detalle del desarrollo de los encargos.

Compartir en:

Sánchez Galán seguirá imputado por el 'caso Villarejo'. El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha rechazado la petición del presidente de Iberdrola de quedar fuera de la investigación abierta por la contratación del comisario jubilado José Manuel Villarejo, mientras que sí ha aceptado el archivo con respecto a los exdirectivos Fernando Becker, Rafael Orbegozo y Francisco Martínez Córcoles, que formaban parte de la cúpula de la eléctrica en el momento de los encargos al agente encubierto, al considerar que no existen indicios de su participación en los hechos.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 afirma en su resolución que no hay ningún documento, escrito, sonoro o de imagen, que acredite directamente que Sánchez Galán ordenó contratar a Villarejo, ni que tampoco evidencie de forma inequívoca que supiera que éste tenía la condición de comisario en activo en la época que fue contratado. No obstante, señala que "hay indicios" que hacen sospechar que la iniciativa partió del presidente de Iberdrola y que "fue informado con detalle de los resultados de las gestiones del grupo Cenyt, alguno de los cuales conllevaba información difícilmente obtenible de no haber mediado la intervención de funcionarios públicos".

Sánchez Galán fue imputado el pasado mes de junio por el delito continuado de cohecho activo, contra la intimidad y falsedad en documento mercantil junto el que fuera su jefe de Gabinete Rafael Obergozo; el 'número dos', Francisco Martínez Córcoles, y el expresidente de Iberdrola España Fernando Becker. El juez instructor basó las imputaciones en la declaración del exjefe de Seguridad, Antonio Asenjo -uno de los principales imputados en esta causa-, que admitió que los conceptos de las facturas para pagar los servicios de Villarejo eran falsos; y en el informe que elaboró el ex 'controller' de la eléctrica, José Antonio del Olmo, en el que denunció que la cúpula directiva conocía las irregularidades de dichos abonos.

Tras tomar declaración a todos ellos a mediados de enero, el juez García Castellón ha resuelto nuevos recursos contra las imputaciones y considera que no existen pruebas que sustenten que los encargos a Cenyt partieran de Becker, Orbegozo y Córcoles, por lo que ha acordado su desimputación de la pieza 17 del conocido como 'caso Villarejo'. No obstante, mantiene su criterio con respecto a Sánchez Galán, cuyo archivo de las actuaciones ya ha sido rechazado anteriormente e insiste en que no se puede concluir que los hechos que se investigan están prescritos.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda