Enfrentamiento Siemens / GE

09 de septiembre de 2022

Siemens Gamesa impide que GE avance en el sector de eólica marina en Estados Unidos, Una sentencia de William Young, un juez federal de Boston, impide a la multinacional norteamericana la fabricación y venta en este país del aerogenerador Haliade-X, el de mayor capacidad del mercado porque puede alcanzar una potencia unitaria de 13 MW a 14 MW.

Compartir en:

El magistrado Young dicta que GE ha utilizado para la construcción de la turbina una patente de SG sin su permiso y sin el pago de royalties, por lo que le condena a abonar hasta 30.000 dólares (la misma cantidad en euros, por la equivalencia actual entre ambas divisas) por cada MW que generen estos equipos.
Con una salvedad, GE podrá suministrar en Estados Unidos las turbinas del modelo Haliade-X que ya tenía contratadas para dos proyectos muy avanzados, aunque pagando la citada compensación a la filial de Siemens Energy. El juez entiende que no puede bloquear estos contratos por su impacto en la creación de empleo y en la reducción de emisiones contaminantes.

Uno de ellos es el complejo renovable Vineyard Windm que Iberdrola y su socio CIP construyen frente a las costas del Estado de Massachsetts. Tendrá una potencia de 800 MW, lo que supondrá una compensación de 24 millones de euros para Siemens Gamesa. Equipado con 62 turbinas del modelo de GE, el grupo que preside Ignacio Galán invertirá 2.500 millones en su edificación, que dará trabajo a 3.600 personas. Su entrada en actividad, a 15 millas al sur de la conocida localidad Martha's Vineyard, está prevista para el próximo año. Cubrirá la demanda de electricidad de 400.000 hogares y evitará el vertido de más de 1,6 millones de toneladas de dióxido de carbono al año (equivalente a las emisiones de 325.000 vehículos).

GE también tiene encargos para la turbina Haliade-X por parte de Orsted en dos parques de eólica marina de la multinacional noruega en la costa del Atlántico. Uno de ellos, el Ocean Wind, ya cuenta con los aerogeneradores, ubicados a 15 millas de la costa de Nueva Jersey. Cuando esté operativo podrá generar 1.100 MW (33 millones de indemnización para SG). En total, la compañía con sede en Zamudio (Bizkaia) recibirá 57 millones de euros de GE por estos conceptos.

Pero el impacto para la multinacional norteamericana va más allá en un mercado que está en plena ebullición por los recursos eólicos de las dos costas de Estados Unidos, que de momento solo cuenta con un complejo marino en actividad, el de Block Island con tan solo 30 MW de generación, frente a la costa de Rhode Island. Algunos analistas estiman que la sentencia puede afectar a GE en proyectos futuros valorados en 16.300 millones. Su única salida es que tenga la capacidad tecnológica de introducir novedades en el equipamiento del Haliade-X sin recurrir a las patentes de SG. En su cartera de pedidos, GE tiene encargos en firme para 11.000 MW a cuenta de esta turbina.

Desde GE han manifestado que están "explorando" otras versiones de la turbina sin patentes de SG. La multinacional estadounidense estudia la presentación de una apelación a la citada sentencia, que no tiene aplicación fuera de Estados Unidos. Porque "estamos considerando todas las alternativas legales para garantizar que podemos seguir contribuyendo al desarrollo de la eólica marina" en el país donde la multinacional tiene su sede y centro de gestión. GE se congratula de que "podemos seguir adelante con los proyectos de Ocean Wind y de Vineyard 1 con el diseño actual" del aerogenerador. En resumen, "confiamos en las alternativas técnicas y legales a nuestra disposición".

Por su parte, en SG se han mostrado "satisfechos" por la sentencia del Tribunal del Distrito de Massachusetts. Acatan la decisión de que la turbina puede utilizarse en esos dos complejos renovables en Estados Unidos, con las correspondientes indemnizaciones, y añaden que "seguiremos protegiendo nuestra propiedad intelectual" en el ámbito del off shore y otros.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda