La Fiscalía 'salva' al rey emerito sin tener toda la documentación suiza

14 de octubre de 2021

La Fiscalía tiene previsto archivar las tres diligencias de investigación que tiene abiertas al rey emérito Juan Carlos I. La decisión está tomada sin haber analizado a fondo la información sobre posibles movimientos delictivos en el exterior, que aún está pendiente de conocer de las rogatorias remitidas a Suiza y otros países.

Compartir en:

Según fuentes de El Periódico de España, en las próximas semanas se dictará un decreto de archivo que pondrá fin a las pesquisas y que cerrará la puerta a que este asunto llegue a la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo. Una información que no ha sido desmentida por la Fiscalía General del Estado. En los documentos de reclamación de información a otros países se hablaba de cuatro delitos: blanqueo de capitales, contra la Hacienda pública, cohecho y tráfico de influencias. No obstante, para justificar el futuro archivo de los delitos atribuidos al exmonarca, se alega que habían ocurrido antes de su abdicación en 2014, cuando el emérito era penalmente irresponsable; que otros habían prescrito y que existe una falta de peso probatorio a la que se suman dos regularizaciones fiscales por cerca de 5 millones de euros que impiden atribuirle la comisión de delitos fiscales.
El fiscal del cantón de Ginebra Yves Bertossa viajaba a España el pasado julio para intercambiar información acerca de las investigaciones abiertas sobre los presuntos escándalos económicos del emérito.

El País aseguraba que el fiscal se encontró en Madrid con el teniente fiscal del Tribunal Supremo, Juan Ignacio Campos. Este último es quien dirige las diligencias de investigación abiertas contra el padre de Felipe VI en nuestro país. En la reunión, celebrada en la sede de la Fiscalía General del Estado y organizada a petición del suizo, también estuvo presente el jefe de la Fiscalía Anticorrupción, Alejandro Luzón, y otros fiscales implicados en los casos abiertos. Todos pusieron sobre la mesa los datos recabados en torno a las investigaciones.

El pasado 14 de mayo, Yves Bertossa envió toda la información sobre esta y el resto de cuentas opacas a la Fiscalía del Tribunal Supremo, tal y como explicó El Confidencial. Hay que recordar que, desde agosto del año pasado, el marido de doña Sofía está exiliado en Abu Dabi, donde viviría a todo lujo y donde con frecuencia recibe las visitas de sus dos hijas.

Pese a la decisión de la Fiscalía de archivar las investigaciones en las próximas semanas, desde Moncloa no consideran adecuado su regreso: "Necesita mantener la más alta consideración y ejemplaridad y el problema reputacional (...) El pasado no tiene ya arreglo si queremos proteger a la Corona y lo que hay que cuidar es el presente".

Hay que recordar que para archivar las investigaciones, la Fiscalía ha tenido en cuenta, en parte, la inviolabilidad de la que gozaba cuando era Jefe de Estado. Así las cosas, el padre de Felipe VI no puede ser juzgado por los presuntos delitos, aunque se probara que había infringido la ley. Eso implica que muchos españoles seguirán reprochándole haber abusado de sus privilegios para manejar una gran fortuna en cuentas opacas y en paraísos fiscales.

Por otro lado, en Moncloa dicen no desear que los escándalos de don Juan Carlos afecten a la figura de su hijo, aunque la realidad y elk comportamiento de Sanchez sea otro muy distinto.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda